Observador Urbano

YouTube se preocupa por las Fake News

El tema de las Fake News, noticias falsas, cobró mayor interés y repercusión a partir de las últimas elecciones en EE.UU. Recordemos que los meses previos, tanto Facebook como YouTube, se llenaron de noticias que daban datos erróneos, exagerados o simplemente inexistentes, pero claro, aparecían con cierto grado de credibilidad, sin que existiera ningún control al respecto.

En general, el más criticado fue Facebook, y de hecho, generó reacciones en diversos estamentos políticos. Ahora bien, podemos decir, que en una campaña política, no siempre se recurre a la verdad y los candidatos apelan a argumentos que tienen que ver más con deseos e ilusiones. Eso lo sabemos todos.

El fenómeno nuevo, es la herramienta que se utiliza para influir en la población, mediante engaños, es decir, una red social, y más ampliamente, todo aquello que compone la realidad online, mails, blogs, buscadores, etc. Lo criticable es, que las empresas dueñas de las redes sociales y otras de estas herramientas comunicacionales, no controlen sus contenidos o peor, permitan que sean manipulados.

Ahora ha sido YouTube la que afirma que realizará cambios en su sistema de recomendaciones para mostrar menos videos que tengan contenidos falsos[1]. Sin embargo, ha pedido no exagerar el problema, ya que dichos contenidos problemáticos, representan menos del uno por ciento de los videos de la plataforma, es decir, muy poco.

Foto: Pexels

De cuáles contenidos estamos hablando

Los videos que representan un problema y son considerados peligrosos, los señala la misma empresa en sus Principios de la Comunidad[2]. Allí se habla de, “desnudos y contenido sexual”, “dañinos y peligrosos”, “acoso y ciber acoso”, “spam, metadatos engañosos y estafas”, entre otros. Sobre ellos se ejerce un control, pero también se aclara en dichos Principios, “las funciones nuevas e interesantes de la comunidad de YouTube implican un cierto nivel de confianza. Millones de usuarios respetan esa confianza, y estamos seguros de que tú también estarás a la altura de las expectativas”. 

Esto implica, que los mismos usuarios deben ser los que controlen los contenidos, en la medida que están explicitados, aquellos, que no deben publicarse. Sin embargo, el problema que se presenta es, que el algoritmo de YouTube no pone límites a la hora de recomendar videos con teorías falsas, apologías del racismo y piratería, entre otras cosas.Así lo ha denunciado recientemente la empresa de comunicaciones BuzFeed[3], especializada en el seguimiento informativo de empresas de tecnología y redes sociales.

A partir de la publicación citada, YouTube se comprometió a realizar ciertos cambios. En primer lugar, modificará el sistema de recomendaciones de tal manera que se propongan menos videos con contenidos vinculados a teorías conspirativas, discursos de odio o con información no confiable. Y por otro lado, afirma, que un equipo personas se dedicará a entrenar el sistema de aprendizaje automático para identificar el contenido que está muy cerca de violar las reglas. La implementación de esta medida se hará de manera gradual y comenzará en Estados Unidos para luego expandirse a todo el mundo.

Pero debe quedar claro, que muchos de los  videos que están muy cercanos a no cumplir con las reglas de la red social, no son eliminados, para no afectar la libertad de expresión de los que utilicen YouTube. Se trata, entonces de mostrarlos menos. A eso se comprometen, específicamente.

Y también, algo que inquieta, es que estas políticas nuevas, serán aplicadas primeramente en EE.UU, y luego, no sabemos bien en qué tiempos, al resto del mundo. Por lo tanto, la gran mayoría seguirá padeciendo la falta de control eficiente y la invasión de recomendaciones de noticias, de dudoso contenido.

Si las denuncias sobre el modo de funcionar del algoritmo de YouTube no tuvieran consistencia, seguramente, la empresa no hubiese reaccionado. La pregunta es, si lo prometido es suficiente. Si los ajustes realizados mejoran la calidad del servicio.

Una vez más se debe afirmar, la importancia de nuestra responsabilidad frente al consumo de las redes sociales y también, de cierto compromiso crítico en la valoración de las mismas. Esto es, lo que se publica debe ser constatado, analizado y cotejado, sobre todo, en cuestiones importantes.

Fernando González – Observador Urbano

Fuente: Hipertextual, https://hipertextual.com/2019/01/youtube-conspiraciones-noticias-falsas

Imagen destacada: Android4all

[1]https://youtube.googleblog.com/2019/01/continuing-our-work-to-improve.html

[2]https://www.youtube.com/yt/about/policies/#community-guidelines

[3]https://www.buzzfeednews.com/article/carolineodonovan/down-youtubes-recommendation-rabbithole