Observador Urbano

Venezuela: lo que se espera para las elecciones parlamentarias de este domingo

Este domingo 6 de diciembre tendrá lugar la celebración de las elecciones parlamentarias en Venezuela, en donde actualmente la Asamblea Nacional (AN) se encuentra compuesta por mayoría opositora al régimen de Nicolás Maduro, encabezada por el Presidente Encargado Juan Guaidó perteneciente a la coalición política Mesa de la Unidad Democrática (MUD).

La celebración de estas elecciones se da en un marco altamente cuestionado tanto por sectores al interior del país, sobre todo de la arena política opositora –que en su gran mayoría decidió no participar–, como también, por gran parte de la Comunidad Internacional.

Entre las condiciones mínimas que exigía la oposición para presentarse a las elecciones referían a un Consejo Nacional Electoral (CNE) designado por la AN, la devolución de los partidos políticos, la presencia de observadores internacionales que garanticen el procedimiento y, el derecho a elegir y ser elegido.

Dichas condiciones no fueron aseguradas. El Tribunal Supremo de Justicia en manos del oficialismo, decidió ejercer facultades de la AN, designando a los rectores de la CNE –autoridades que deben velar por la transparencia en las elecciones–, relegando así las disposiciones de la Ley de Procesos Electorales.

Asimismo, uno de los cambios que ha generado malestar en la política es el aumento del número de diputados propuesto y aplicado por el régimen de Maduro, que pasa de 167 a 277 para el período legislativo 2021-2006, en donde especialistas en la materia argumentan que no existen fundamentos estadísticos demográficos.

Dicha decisión va en contra de lo dispuesto en el artículo 186 de la Constitución Bolivariana de la República de Venezuela que reza:

“La Asamblea Nacional estará integrada por diputados y diputadas elegidos o elegidas en cada entidad federal por votación universal, directa, personalizada y secreta con representación proporcional, según una base poblacional del uno coma uno por ciento de la población total del país”.

Por su parte, la actual presidenta del CNE, fundamenta que tal cambio radica en conseguir mayor proporcionalidad del Parlamento, aumentando así la representación de los partidos políticos minoritarios.

Sin embargo, respecto a los 3 diputados de los pueblos indígenas que contempla el artículo 186 «los pueblos indígenas de la República Bolivariana de Venezuela elegirán tres diputados o diputadas de acuerdo con lo establecido en la ley electoral, respetando sus tradiciones y costumbres», éstos no tendrán derecho al voto directo y secreto, ya que la votación se realizará a mano alzada en asambleas públicas.

Así, frente a lo que ya se avizora como un fraude electoral, la Asamblea Nacional y su presidente Juan Guaidó, han convocado a una Consulta Popular a desarrollarse desde el 7 al 12 de diciembre, para la que se contará con puestos presenciales de votación en 78 países, y en los 335 municipios de Venezuela:

En cuanto a la Comunidad Internacional, la OEA ha resuelto en un informe del mes de octubre titulado La carencia de condiciones democráticas mínimas, para garantizar elecciones libres, justas y transparentes en la república bolivariana de Venezuela:

“Declarar, que el reconocimiento de las elecciones a la Asamblea Nacional de Venezuela dependerá del establecimiento de las condiciones necesarias de libertad, justicia, imparcialidad y transparencia, garantizando la participación de todos los actores políticos y de la ciudadanía, la liberación de los presos políticos, con plazos razonables para su celebración y que cuenten con observación electoral internacional independiente y creíble”.

Por su parte, la Unión Europea se pronunciará sobre el resultado de las elecciones el día lunes, aunque ya ha tomado una postura coincidente con la de la OEA, en el sentido de no reconocer los resultados, como consecuencia de la falta de mecanismos claros y transparentes a garantizar y gozar durante las elecciones.

Integrantes del régimen, han declarado que les resulta indiferente la postura comunicada por gran parte de la comunidad internacional, sin embargo, para un país que se encuentra sumido en una crisis de carácter integral necesariamente debe mantener un vínculo multilateral en aras de sortear sus dificultades más alarmantes como ser aquellas vinculadas a la crisis humanitaria, económica y política.

Por María Agustina Martínez                                                                                   06/12/2020

Fuentes: www.oas.org – www.elpais.com – www.elmundo.es – www.dw.com

Imagen destacada: www.afp.com