Observador Urbano

Uruguay: la nueva normalidad y el retorno de las clases

Uruguay, es el país latinoamericano que mejor desempeño ha tenido en lo que al manejo de la pandemia por Covid-19 respecta, permitiéndose así, retornar a lo que podría denominarse como la “nueva normalidad”.

De acuerdo al Ministerio de Salud Pública (MSP) uruguayo, desde que fue declarada la emergencia sanitaria el día 13 de marzo, en el país se han realizado, a la fecha que se redacta el presente artículo, 113.537 tests, registrado 1.264 casos positivos y, 35 muertes en todo el territorio. Cabe destacar, que el país oriental traspasa los 3 millones de habitantes.

Ahora bien, ¿cuál ha sido la estrategia que aplicó y continúa aplicando Uruguay?

Primeramente, se destaca el rol que tuvo la clase política de este país, en manos del recientemente electo presidente Luis Lacalle Pou, quienes inmediatamente pudieron consensuar una actuación para dar una respuesta integral a los desafíos que planteaba la pandemia.

El mismo día en que Uruguay registró su primer caso de Covid-19 decretó la “Emergencia Sanitaria” en donde se determinó el cierre de las fronteras, la suspensión de los vuelos, la asistencia a clases, los servicios religiosos y los eventos de carácter masivo.

Respecto a las medidas económicas para hacer frente a la pandemia, el sector político, en general, acompañó las medidas propuestas desde el oficialismo, en donde se pudo acordar la creación, entre otras medidas, del “Fondo Coronavirus” para poder dar continuación a las erogaciones del Estado, con ayuda destinada principalmente a las personas que se han visto mayormente afectadas.

El mencionado fondo, se financió principalmente de las arcas públicas, destacándose que parte de esa financiación provino de los ingresos de los funcionarios públicos, entendiendo el presidente Lacalle Pou, que el esfuerzo es de todos. El descuento sobre los ingresos se determinó en un 20% –incluye al mismo presidente, ministros, legisladores, directores de entes autónomos, entre otros–.

En segundo lugar, la estrategia se centró en el establecimiento de una cuarentena de carácter no obligatoria sino, voluntaria, apelando así a la responsabilidad de los ciudadanos.

En tercer lugar, Uruguay posee un sistema de salud universal –Sistema Nacional Integrado de Salud–, el cual garantiza el acceso al mismo a toda su población.

El retorno a clases

El retorno a las aulas, se ha producido de manera escalonada y progresiva –retorno de carácter no obligatorio–. En el mes de abril, se produjo el retorno de más de 500 escuelas rurales.

Luego, el primero de junio, se concretó el segundo paso, en donde se produjo el retorno de aquellos centros educativos rurales que faltaban como ser los del departamento de Canelones, más los liceos y Universidad del Trabajo del Uruguay (UTU).

Para fines del mes de junio, ya se había producido gran parte del regreso de los alumnos a las escuelas públicas y privadas, aunque con ciertas excepciones en aquellos lugares que han sido nuevamente focos de contagio.

“La reapertura de las escuelas pudo reanudarse antes que en el resto de los países vecinos. Uruguay reinició las clases presenciales en escuelas y liceos 1 de junio en casi todo el país. El 15 de junio ya habían abierto los sextos años de liceos, las escuelas aprender y de tiempo completo, así como los jardines de infantes”.

Todo este proceso de retorno a las aulas continúa bajo control estricto, a través de un protocolo establecido por la Administración Nacional de Salud Pública (ANEP).

Finalmente, el día 29 de julio se anunció la reapertura de los museos y teatros a partir del lunes 3 de agosto.

Por María Agustina Martínez                                                                                   02/08/2020

Fuente: www.gub.uy – www.bbc.com

Imagen destacada: www.gettyimages.com