Observador Urbano

Tributo a servicios digitales, ¿qué es lo que pagamos?

El primero de febrero de 2019 comenzará a regir en toda la Provincia de Salta un tributo a empresas de servicios online. Para la mayoría de los ciudadanos salteños, desprevenidos o alejados de los temas tributarios, pueden llegar a pensar que es lógico y equitativo que empresas como Netflix y Airbnb, como así también todas aquellas empresas tecnológicas que brindan servicios a través de la red internet, paguen tributos a la provincia de Salta.

Lo más seguro es que Netflix (NFLX en el Nasdaq) y Airbnb no se enterarán de la existencia de este nuevo tributo. O, si se enteran de su existencia, saben que no afectará a sus ingresos y/o ganancias.

Pero ¿cómo una empresa va a pagar un tributo que no sabe que existe o no le va a afectar a sus finanzas? La respuesta es simple y clara: lo pagará cada salteño que pague por estos servicios digitales.

En los párrafos precedentes nos referimos siempre a tributos. Las finanzas públicas nos enseñan que los tributos son pagos que los estados exigen a sus ciudadanos para sostener su funcionamiento.

Una división tradicional divide a los tributos en impuestos, tasas y contribuciones especiales. Los impuestos generalmente se destinan al sostenimiento del estado en su conjunto. Ejemplo el impuesto a las ganancias, el IVA y un largo etcétera a nivel nacional. A nivel provincial tenemos el Impuesto a las Actividades Económicas y el Impuesto de Sellos. A nivel municipal tenemos el Impuesto Automotor y el Impuesto Inmobiliario.

Las tasas generalmente son pagos que se realizan al estado, pero a diferencia de los impuestos, son para la contraprestación de un servicio que realiza (o debería realizar) el estado. En la ciudad de Salta, tenemos la Tasa General de Inmuebles (TGI) que cubre los servicios de alumbrado, barrido y limpieza.

Dentro de las contribuciones especiales, en la última categoría, están los aportes a los sistemas de seguridad social, peajes, etc.

En las constituciones modernas es común que en los sistemas bicamerales los tributos sean establecidos y/o modificados por la cámara que representa al pueblo. En el estado argentino los representantes del pueblo son los diputados nacionales. En el estado (provincia) de Salta los representantes del pueblo son los diputados provinciales y en el estado (municipalidad) de Salta los representantes son los concejales.

Foto: PIxabay

Siguiendo con esta explicación, el tributo que empieza a regir es el Impuesto a las Actividades Económicas, que fue modificado por ley 8100 del 23 de Agosto de 2018, y promulgado por el poder ejecutivo el 21 de Setiembre de 2018, en donde se agrega la gravabilidad de los servicios digitales y se delega a la Dirección de Rentas su forma de cobro.

Para poder hacer efectivo el cobro del Impuesto, la Dirección General de Rentas de la Provincia de Salta estableció mediante resolución general N° 34 del 18 de Diciembre de 2018, la forma en la que se pagará el impuesto, con vigencia a partir del 1º de Febrero de 2019.

Dicha forma es mediante una percepción del 3.6 % que deberán hacer las empresas emisoras de tarjetas de crédito y/o débito por cada pago de servicios digitales que realice una tarjeta (crédito y/o débito) cuyo domicilio de emisión sea la provincia de Salta.

En conclusión, el Impuesto a las Actividades Económicas que grava a los servicios digitales, lo pagaremos todos los salteños al abonar el resumen de cuenta.

Observador Urbano

Imagen destacada: Pixabay