Observador Urbano

The Boys: la irreverencia y el marketing al servicio del (súper) poder

¿Se imaginan un mundo en el que los superhéroes existan?  ¡El solo pensarlo a mí me emociona! Tener la posibilidad de convivir con mis héroes de los cómics, aquellos paladines de lo justo y de la verdad. Ver en lo cotidiano esos símbolos de esperanza que representan la bondad y lo que es correcto. ¡GUAU! Realmente estoy frenético por esa imagen en mi mente…

Pero un momento. ¿Y si esos héroes no son lo que creíamos? En los cómics vemos su lado luminoso, pero tal vez sean tan susceptibles a los excesos, a la vanidad y a las equivocaciones como nosotros. Tal vez no sean esos seres impolutos que creíamos, y si a eso le agregamos que están manejados por una compañía que controla todos sus movimientos, ¿Igual creeríamos en ellos?

Con esa simple premisa “The Boys” se anima a sumergirnos en un mundo realmente poco agradable para los amantes de los superhéroes. Basada en los cómics de Garth Ennis y Darrick Robertson, la serie de Amazon Prime Video está siendo desarrollada por Eric Kripke – creador de la serie Supernatural -.

En 1 temporada y media (la 2da comenzó a publicarse en septiembre del 2020) “The Boys” nos interpela a nuestro lado filosófico más profundo, a redescubrir nuestra humanidad, desafiar los límites de la ética y lo moral y trabajar la empatía como pocas series.

Más allá de la distracción de los esteroides, la violencia explícita, el sexo, el lenguaje explícito y los superpoderes; la serie arremete contra el mercado. Una compañía farmacéutica es la que maneja a los “supers”. Desde su agenda en los medios, qué publicar y qué no en redes sociales, la relación con su familia, la interacción con la gente y hasta qué empresas pueden sponsorear o no a los héroes.

Todo lo que hagan estará enmarcado en si los índices de popularidad suben o bajan, o si las acciones de la compañía se mantienen o se desploman. Además, los “supers”, están acostumbrados a que sus acciones no tengan consecuencias, todos los daños colaterales de sus acciones son absorbidos por un cuerpo de abogados que se encargan de todo.

El combo explosivo entre ser superestrellas, no hacerse responsable de sus acciones, las cuentas bancarias en ascenso y ser los seres más poderosos del planeta generan personalidades ególatras, desinteresadas, narcisistas completamente alejadas de la realidad.

Podría seguir avanzando en la trama, no todos los superhéroes son malos y hasta encontramos una explicación del origen de sus poderes; pero no es eso lo más importante, ¡y no les voy a arruinar este viaje!

“The Boys” no solo nos plantea el lado B de los superhéroes explotados y controlados por el mercado y la ansiedad de que genera la aprobación social de las redes, sino la responsabilidad de la sociedad ante estos hechos: ¿A quién le cedemos nuestro poder? ¿Podemos hacer algo para evitar estos abusos?

La serie éxito de Amazon Primer Video vuelve a poner sobre la mesa la pregunta más icónica de la historia de los cómics, que tuvo lugar en la década del ’80 con el genial Alan Moore y “Watchmen”… ¿Quién vigila a los vigilantes?

Por Agustín Fernández                                                                                                           04/10/2020

Ficha Técnica (Filmafinitty)

Título original: The Boys (TV Series) – Año: 2019 – Duración: 60´ – País: Estados Unidos

Dirección: Evan Goldberg, Seth Rogen, Eric Kripke (Creadores),

Guión: Eric Kripke, Anne Cofell Saunders, Ellie Monahan, Evan Goldberg, Phil Hay, Matt Manfredi, Garth Ennis, Seth Rogen, Craig Rosenberg, Rebecca Sonnenshine, Geoff Aull, George Mastras

Cómic: Garth Ennis, Darick Robertson

Música: Christopher Lennertz – Fotografía:Jeremy Benning, Dylan Macleod, Evans Brown, Jeff Cutter, Dan Stoloff

Reparto: Karl Urban, Jack Quaid, Antony Starr, Erin Moriarty, Elisabeth Shue, Las Alonso, Tomer Kapon…

Productora: distribuida por Amazon Studios. Productor: Evan Goldberg, Seth Rogen. Amazon Studios, Original Film, Point Grey Pictures, Sony Pictures Television

Imagen destacada:www.plubimetro.com

Imagen en nota: www.fayerwayer.com