Observador Urbano

Ted Lasso es la mejor sorpresa de Apple TV+

Una de las mejores apuestas de Apple TV+ está construida sobre la historia de Ted Lasso (Jason Sudeikis), un personaje creado para NBC Sports en 2013 como una especie de broma útil para promocionar al público estadounidense (alejado del futbol), las transmisiones de la liga de inglesa futbol (la Premier League) que iban a ir por aquella señal. Estas apariciones lo convirtieron en un personaje tan popular que ahora protagoniza su propia serie original en la plataforma de streaming de Apple.

Ahora bien, la serie trata de futbol y no tanto, ya que utiliza a este deporte como una excusa para divertir y reflexionar sobre la gloria y el ocaso que dan los flashes de los grandes eventos deportivos a sus protagonistas, siempre todo obviamente, con un condimento de buen humor inglés. Allí, en la trama, Ted Lasso es un entrenador de fútbol americano, campeón de una liga menor con un combinado de Kansas (EE.UU.), que acaba de ser contratado para dirigir el AFC Richmond, un equipo (ficticio) de la Premier League y que arriba a Londres, consciente de que todo el mundo piensa que él no está calificado para entrenar al conjunto inglés de futbol.

Como remedio para combatir esta deficiencia, Ted Lasso tratará de ayudar a sus jugadores «a ser las mejores versiones de sí mismos dentro y fuera del campo», independientemente de su inexperiencia con pelota de futbol. Para ello contará con su mano derecha, el coach Beard (Brendan Hunt), y juntos serán oportunamente saboteados por Rebecca (Hannah Waddingham), la propietaria del Richmond, y por su asistente Higgins (Jeremy Swift), cuya única razón para contratar a Ted es que el equipo descienda para así destruir a su millonario ex marido (dueño del AFC hasta su divorcio), quien la engañaba constantemente con jóvenes modelos.

A esa historia, deben sumarse las internas del vestuario entre los jugadores expertos y la estrella joven del equipo (que por supuesto cuenta con un grupo de aduladores dentro del vestuario), también a Nathan (Nick Mohammed), el utilero que es víctima del bullying de los jugadores pero es a la vez y en su interior, un entrenador con ideas frescas. También la historia de Keeley (Juno Temple), condimentará con su carácter de «botinera» capaz de generar diversos momentos de humor y reflexión. Y claro, si hablamos de un equipo de futbol, también hay espacio para la prensa y, obviamente, los hinchas.

Ted Lasso es en definitiva una serie para verla si uno es amante de la pelota, pero de no serlo, también generará una entrañable afinidad, ya que su humor pulido y su trama entretenida, trascienden el ámbito futbolero y permiten encariñarse con sus protagonistas muy rápidamente.

Por Bruno Iriarte                                                                                                  05/09/2020