Observador Urbano

Reverso y la lucha contra la desinformación

Reverso es un proyecto colaborativo que surgió en Argentina en mayo de 2019, con el objetivo de luchar contra la desinformación durante el proceso electoral de este año, a través de un sistema de verificación en el cual:

“El equipo revisará permanentemente y seleccionará artículos, audios, imágenes y videos de las redes sociales que monitoreará, como Facebook, Instagram y Twitter; de mensajería privada, como WhatsApp; y plataformas de crowdchecking, como Chequeo Colectivo, y video, como YouTube”.

El equipo está compuesto por:

Chequeado (Argentina), un medio digital no partidario y sin fines de lucro, cuyo objetivo es revalorizar la verdad y promover el derecho de las personas de contar con información fidedigna. Cabe destacar, que este medio se encuentra en línea desde octubre de 2010, siendo el primer sitio en América Latina que se dedica a la verificación del discurso, y ubicándose entre las principales organizaciones de fast – checking a nivel mundial.

AFP Factual (Colombia y México) la cual surge en las oficinas de AFP (Agence France Press) en los países mencionados, con el propósito de «monitorizar y verificar la información, como consecuencia de la proliferación de falsas noticias en todos los soportes».

First Draft (Londres) una entidad sin fines de lucro, cuya misión es mejorar las habilidades y estándares en la cobertura y difusión de la información que surge en línea, la que actualmente brinda – en virtud del proceso electoral de Argentina – apoyo en la materia, enfocándose en la reversión de la desinformación.

Y por último, Pop – Up Newsroom (Estados Unidos) cuya misión es aportar su conocimiento en el desarrollo de workflow (creación de flujo de trabajo automatizado) vinculado a la producción y difusión en conjunto por parte de un gran número de redacciones y educadores, en aras de impulsar la innovación el sector.

Su funcionamiento consiste en una redacción descentralizada en todo el país la cual está conformada por los medios aliados productores (BBC Mundo, El Cronista, El Litoral, La Gaceta, La Voz del Interior, Página 12, entre muchos otros) y, una mesa central que funciona en la redacción de Chequeado, en la Ciudad de Buenos Aires.

 

La importancia de combatir contra la desinformación

 

Con el hashtag #InformaciónContraLaDesinformación, Reverso lucha contra estas campañas engañosas, pero ¿qué es exactamente la desinformación?

En este sentido, la autora española Alicia Olmo y Romero, quién es actualmente embajadora en Misión Especial para las Amenazas Híbridas y la Ciberseguridad, define la desinformación como la difusión intencionada de información no rigurosa que busca minar la confianza pública, distorsionar los hechos, transmitir una determinada forma de percibir la realidad y explotar vulnerabilidades con el objetivo de desestabilizar.

De esta manera se obtienen ventajas políticas y en muchos casos se vulneran los valores democráticos, cambiando en definitiva la realidad a favor de intereses particulares, o, de ciertos sectores minoritarios.

El factor clave en este concepto es la intención. Es decir, que no es una acción proveniente del error, sino que es parte de una estrategia que busca desprestigiar o generar un cambio fáctico a través de la mentira.

Este fenómeno no es nuevo, pero esta en auge. Los soviéticos utilizaban campañas de desinformación durante la guerra fría, y podría decirse que fueron pioneros en su implementación a través del servicios de inteligencia KGB, sobre todo para desprestigiar a Estados Unidos y los países capitalistas -quienes también lo utilizaron posteriormente-. La novedad reside principalmente en internet y las redes sociales, espacios, que permiten la producción y difusión de contenido de manera instantánea.

En este sentido, la verificación juega un papel clave en el contexto actual. La aparición de la web 2.0, modificó el rol del usuario posicionándolo, no solo como un espectador, sino también como productor de contenido. Así, las noticias son muchas veces sacadas de contexto o editadas para demostrar un punto, o una ideología que conviene y que no refleja la realidad.

La viralización es un proceso muy simple en las redes sociales, asimismo, para poder elegir con libertad es necesaria la verdad y la búsqueda de fuentes confiables que nos permitan decir en pos de los hechos reales, cuidando de esta manera la democracia y la construcción de una república más justa.

El método de verificación

De acuerdo a Reverso, el primer paso consiste en la selección del material teniendo como eje los criterios de: circulación o viralización de contenido en redes sociales y otros medios; relevancia del tema aludido; y/o por la gravedad de las consecuencias que podría acarrear la desinformación en la población.

Los siguientes pasos para poder dar con la verdad o no de la información seleccionada son:

  • Ponderar su relevancia.
  • Consultar, cuando es identificable, a la fuente original.
  • Consultar, si son identificables, a los involucrados/afectados en la desinformación.
  • Consultar a fuentes oficiales.
  • Consultar a fuentes alternativas.
  • Dar contexto y explicar el alcance y recorrido del contenido.
  • Confirmar o desmentir.

Los posibles resultados de la verificación se agrupan en 4 categorías: falso, engañoso, verdadero y, no se puede probar. De este modo:

“Cuando la información verificada sea falsa, Reverso lo aclarará en el título, para que la comunidad sepa desde un primer momento cuál es el dato correcto, y se explicará lo central del tema en el primer párrafo. En el caso de las fotos y videos falsos o sacados de contexto, éstos sólo se reproducirán claramente señalados de esa manera (con una marca de agua) y nunca se enlazará a los sitios que originan el contenido desinformante para no contribuir a su difusión”.

Las publicaciones de Reverso comenzaron el 11 de junio y su finalización será el 11 de diciembre, es decir luego de que asuma el candidato elegido.

Una de las preguntas que le pueden surgir al lector es acerca del financiamiento de este proyecto. De acuerdo a su sitio oficial, tanto las capacitaciones que se brindaron a nivel país y, el equipo de periodistas que trabaja en la redacción central, cuentan con el apoyo económico y tecnológico de Facebook Journalism Project, Google News Initiative, Luminate y WhatsApp.

Por María Agustina Martinez y Nahir Valeria Nallar

Fuentes:  https://reversoar.com/https://chequeado.comhttps://factual.afp.com/https://firstdraftnews.org/https://popup.news/

Imagen destacada: La Nación