Observador Urbano

Proyecto digital para que ninguna víctima del Coronavirus quede en el olvido

El periodista e ingeniero español Manu Garrido, ha puesto en marcha una iniciativa para que se compartan las historias de las miles personas, que han perdido la vida por la COVID-19.

En España, uno de los países más afectados por esta crisis, se han dado testimonios sobre situaciones dramáticas y muy dolorosas, acerca de miles de personas que han muerto en soledad, alejados de parientes y amigos. La mayoría, ancianos. Situaciones casi inéditas, pero al mismo tiempo, consecuencia lógica del aislamiento al que han estado sometidos, muchas de las víctimas, para evitar los contagios. Los agentes sanitarios han jugado, eso sí, un rol clave en el acompañamiento final de muchos de los fallecidos. Sus historias se harán presentes seguramente.

Los contagiados, hasta la última actualización, llegan a los 92.900 y los muertos, 9053. Cifras muy altas y que explican la enorme dimensión de la crisis, particularmente, en este país.

La propuesta de Garrido, apunta a recordar el aspecto humano, de la situación. Su proyecto Memorial 2020, es una iniciativa digital, para poner un rostro y un nombre, a las muchas víctimas que ha dejado el Coronavirus en España. Se podrán narrar las historias y vivencias que sean vivido, desde el inicio de la fulminante expansión del virus.

En declaraciones al sito Hipertextual indicó: «Nace como una respuesta al trágico incremento en la cifra de muertos por coronavirus en España, que ha provocado cierta deshumanización de los fallecidos. Solo se pone nombre a algunos famosos y casos muy particulares. Pero todo el mundo tiene una historia que merece seguir viva, e internet es, hoy por hoy, una forma sencilla de hacerlo realidad».
Para enviar la historia, se utiliza un formulario, que será revisado y después se incluirá en el punto del mapa donde la persona ha fallecido. La página de internet de «Memorial 2020», es una herramienta que pretende, ayudar a pasar el duelo en unos momentos en los que mucha gente no puede despedirse de sus seres queridos. Se trata de subir unas palabras, una foto o cualquier elemento que ayude a mantener el recuerdo. Una forma de ayudar a los familiares a sobrellevar una situación de extremo dolor. Además, el compartir las historias, supone un acompañamiento entre todos aquellos que sufren este padecimiento.

Experiencias similares tuvieron lugar, por ejemplo en el terremoto de 2017 en México, que dejó 369 muerts. Los siguientes días después del temblor, la participación ciudadana en internet aumentó para poder ofrecer información verificada en medio del caos. Y, además, se creó un mapa para indicar en qué lugares fallecieron las personas en la Ciudad de México, la zona más afectados por el seísmo.

Otra forma en la que la tecnología informática puede ser utilizada para un causa beneficiosa. Esta Memoria Digital, nos parece un propuesta que puede replicarse a nivel mundial, porque no sólo nos ayuda a recordar a las víctimas, sino también a comprender, las dimensiones reales de esta crisis.

Por Fernando González

Fuente: www.hipertextual.com

Imagen destacada: www.pixabay.com

Autor

Fernando Gonzalez

Profesor de Filosofia. Apasionado por la tecnología y los cómics. Informar, escuchar, dialogar.