Observador Urbano

¿Por qué perdemos la fe?

A lo largo de todos estos últimos años, se ve en Salta capital un descenso de la participación de jóvenes en manifestaciones religiosas. Me refiero a misas de todos los domingos, asistencia a procesiones, al via crucis, entre otros. Si bien la provincia se caracteriza por su pueblo fiel al catolicismo, pero no es el caso de los jóvenes.

Nadie obliga a nadie a creer en una religión, sin embargo, a veces puede estar impuesto por instituciones, familia, amigos u otra influencia social. Pero, cuando uno crece, opta y define de dónde proviene su fe, o bien en quién o qué creer.

Tras la lectura de una entrevista realizada por un medio a un jesuita estadounidense, el Padre Robert Spitzer, se puede afirmar cuales son  “Las cuatro cosas que mantienen alejados de Dios a los millennials, haciendo alusión a todas aquellas personas nacidas entre los años 80 y 90:

  1. La visión que tienen de la relación entre ciencia y fe. Explica Spitzer que “el silogismo básico es que ciencia y fe son contradictorios, la ciencia es verdadera, luego la fe debe de ser falsa. Esto, por supuesto, no es cierto, pero ha sido ampliamente propagado” (entre un 20-25% de los jóvenes, afirma, cree en este mito cultural).
  2. Lo que llama “argumento muleta”: la religión sería una creación humana para soportar el sufrimiento y la muerte, Dios sería una muleta que nos hemos inventado los hombres, un Dios bueno y benevolente que nos da consuelo ante nuestro sufrimiento. Comenta Spitzer: “Esto es completamente infundado. Nadie ha inventado a un Dios benevolente…”
  3. El tema del sufrimiento: argumenta el Padre Spitzer que les hemos transmitido a los jóvenes que “el amor y el sufrimiento son opuestos”, por lo que si hay sufrimiento en el mundo es que Dios no nos ama, es alguien cruel y en quien no vale la pena creer. Señala también que este tema de la reconciliación entre el amor y el sufrimiento ya fue abordado brillantemente por C.S. Lewis, pero necesitamos una reinterpretación actual de esta cuestión.
  4. Lo que llama la “duda sobre Jesús”: los jóvenes escuchan que Jesús era sobre todo un líder político, o un gran revolucionario, y sobre todo, que en ningún caso resucitó de entre los muertos

Si bien es una discusión en la que nunca se va a llegar a una verdad absoluta, es bueno tener en cuenta estos puntos de análisis, que, de alguna forma, buscan una respuesta a este hecho de la “poca fe o creencia” en un contexto como Salta capital. Y particularmente, entre los jóvenes.

Vos ¿qué crees que hace que la gente “pierda su fe”?

Por Yiyi Ayala

Imagen destacada: Pixabay.com