Observador Urbano

Paz en Medio Oriente: los Acuerdos de Abraham

El martes 15 de septiembre, en la Casa Blanca, se firmó un acuerdo histórico entre Israel, Bahrein y los Emiratos Árabes Unidos, para establecer relaciones diplomáticas. Un giro que inauguró una nueva era en la relación de la nación judía con el mundo árabe, y un nuevo capítulo en la búsqueda de paz en Medio Oriente.

En esta ocasión, el anfitrión fue el Presidente de Estados Unidos, Donald Trump, quien recibió en Washington al primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu; el ministro de Relaciones Exteriores de Emiratos Árabes Unidos, Abdalá bin Zayed al Nahyan, y el de Bahrein, Abdel Latif al Zayani, para la ceremonia de la firma de los «Acuerdos de Abraham» (en honor al patriarca de las tres principales religiones monoteístas del mundo). Estos acuerdos tienen el objetivo de normalizar las relaciones entre los estados, e inicia una nueva etapa de cooperación en educación, salud, comercio, y seguridad que incluirá, por ejemplo, el establecimiento de embajadas.

En su cuenta oficial de Twitter exclamó:

“Después de décadas de división y conflicto, marcamos el amanecer de un nuevo Oriente Medio. Felicitaciones al pueblo de Israel, al pueblo de los Emiratos Árabes Unidos y al pueblo del Reino de Bahrein. ¡Dios los bendiga a todos!”

Para los medios de comunicación, el gran ganador de estos acuerdos es Donald Trump, quien se encuentra en medio de su campaña para la reelección y puede celebrar este acto histórico como un «triunfo» de su política exterior. Así mismo, representan un gran impulso para su estrategia de «máxima presión» sobre Irán.

Cabe mencionar que la celebración de estos acuerdos que marcan el primer avance en las relaciones diplomáticas en Medio Oriente desde que Israel estableció vínculos con Jordania, en 1994 y con Egipto, en 1979.

Es importante destacar que estos acuerdos causaron mucha frustración en los palestinos, quienes quedaron afuera de las discusiones.

Tanto Hamás como la Autoridad Palestina que lidera el presidente, Mahmud Abas, con sede en Ramala, Cisjordania, han criticado estos acuerdos suscritos entre Israel y países árabes, que deja a Palestina en una condición de inferioridad.

En los últimos años, Trump forjó una estrecha alianza con Netanyahu, evidenciada cuando trasladó la embajada de Estados Unidos a Jerusalén y avaló los asentamientos de Israel en territorios palestinos, que fueron declarados ilegales por las Naciones Unidas antes de que Trump asumiera la presidencia.

Según informo el ejército israelí, dos cohetes fueron lanzados desde la franja de Gaza hacia Israel durante la ceremonia de firma de los acuerdos en la Casa Blanca. Uno de los proyectiles fue interceptado por el sistema de defensa israelí y el segundo cayó en la ciudad de Ashdod, situada entre Gaza y la ciudad israelí de Tel Aviv.

Hoy en día sabemos que todos los acuerdos de paz llevan atrás otros intereses, generalmente económicos y estos no son la excepción. Los países del Golfo ven grandes oportunidades de comercio en el área armamentista, sumadas a las sospechas y rencores que comparten sobre Irán.

Con estos acuerdos, Israel busca reducir su aislamiento regional y fortalecer la alianza contra Irán, ya que Netanyahu ve a Irán como el enemigo número uno de Israel. Es importante mencionar que la firma se da en un momento clave, en el que Netanyahu enfrenta un juicio por corrupción que podría llevarlo a la cárcel, en medio de una terrible crisis potenciada por la pandemia de coronavirus.

Además, el acuerdo ha sido condenado rotundamente por los líderes iraníes, generando múltiples protestas, ya que las bases aéreas locales de Israel están lejos de Irán y Los Emiratos están al otro lado de las aguas del Golfo.

Sin dudas estamos frente a un momento histórico, tal como lo anunció Trump durante la ceremonia:

«Estamos aquí esta tarde para cambiar el curso de la historia. Después de décadas de división y conflicto, marcamos el amanecer de un nuevo Medio Oriente. Es un día muy importante para el mundo. Es un día muy importante para la paz»

En conclusión, estos acuerdos representan un gran paso en la sociedad internacional, la paz en Medio Oriente permanece como uno de los grandes objetivos de los próximos años, si bien aún está muy lejos de alcanzarse, ya que prevalecen los intereses particulares de cada Estado y ninguno está dispuesto a perder, estas negociaciones nos muestran que es posible que los mismos establezcas acuerdos y compromisos para obtener beneficios mutuos.

Por Sabrina Montalbetti                                                                                                        20/09/2020

Fuentes: www.lanacion.com.ar – www.bbc.com/mundo – www.twitter.com

Imagen destacada: www.lanacion.com.ar

Imágenes en nota: www.bbc.com/mundo

Autor

Sabrina Montalbetti

Licenciada en Relaciones Internacionales. Técnica en Ceremonial y Protocolo. Me apasionan los idiomas y viajar.