Observador Urbano

Paraguay: la presidencia de Mario Abdo Benítez

En agosto del año 2018 asumió como presidente de la República del Paraguay “Marito” Abdo Benítez de 47 años de edad, hijo de Mario Abdo Benítez quien en su momento se desempeñó como secretario privado del ex presidente Alfredo Stroessner – gobierno militar que retuvo el poder político por más de 35 años -, con lo cual desde su infancia tuvo vínculos con los procesos políticos de su país.

Sin embargo, su carrera política se desarrollaría muchos años después, ya que su formación universitaria en la Teikyo Post University de Connecticut, en Marketing, lo llevaría a convertirse en un gran empresario de la construcción, en concreto, el tendido y reforma de carreteras y calzadas viales.

Perteneciente al partido político Asociación Nacional Republicana – Partido Colorado (ANR – PC), en las elecciones presidenciales del 22 de abril de 2018 obtuvo por un margen estrecho, la Presidencia de Paraguay.

“El séptimo mandatario de la ANR desde la restauración democrática en 1989 enraíza absolutamente con la tradición, pasada y reciente, de una formación conservadora que, salvo el quinquenio 2008-2013, ha llevado las riendas de la nación suramericana en los últimos 71 años”.

Partidario de ideas liberales pro mercado y conservadoras en el aspecto moral, demostró cierta distancia de lo que fue la era del gobierno militar de Stroessner, alabada por él durante años, la cual, reconoce, está manchada por masivas violaciones de los Derechos Humanos.

Propuestas de gobierno

En el ámbito de la Salud, el gobierno estableció como prioridad la Atención Primaria orientada a la comunidad mediante el fortalecimiento de las unidades de salud familiar en términos de infraestructura física, equipamiento y talento humano. Asimismo, las acciones vinculadas al aprovisionamiento de agua, caminos, sanidad, educación, productividad económica, vivienda adecuada y alimentación en las comunidades más vulnerables.

En materia agropecuaria, el plan tiene una raíz continuista ya que el objetivo del gobierno es promover y liderar un desarrollo agropecuario y forestal sostenible, dinámico y eficaz a través del diseño de una política de comercialización que beneficie al pequeño productor. Todo ello, mediante el otorgamiento de créditos blandos a mediano y largo plazo, en aras de lograr una relación más equilibrada entre productores e intermediarios.

Por otro lado, el medio ambiente también ocupa un lugar preponderante en la agenda gubernamental, ya que, consideran, que la energía es el elemento esencial de la calidad de vida de la población y base de su desarrollo sostenible. Como ejemplo de ello: la Represa de Itaipú Binacional, la mayor generadora de energía hidroeléctrica del mundo.

En el ámbito educativo, tienen por objeto lograr un sistema educativo con fuerte participación de componentes de innovación tecnológica, reorientando el trabajo pedagógico aplicado a la actualidad en el aula.

Por otro lado, en materia económica, el gobierno se propuso preservar y consolidar la estabilidad macroeconómica mediante un manejo responsable de las finanzas públicas y la política monetaria, con un banco central autónomo e independiente para el funcionamiento adecuado de la economía, con inflación baja, estable y predecible.

Y, por último, el impulso del gobierno para la creación del Ministerio de Energía, Minas e Hidrocarburos, mediante el cual se fomentará la utilización de energías renovables, principalmente otras centrales hidroeléctricas en ríos internos, también generación eléctrica de origen eólico y solar. Del mismo modo, se dispuso la renegociación del Anexo C del Tratado de Itaipú, cuyo eje será: “la libre disponibilidad de la energía; la libre venta a terceros países y el precio justo de la misma”.

De este modo, se espera que la promesa, realizada por el presidente Abdo Benítez, de un Paraguay más incluyente, y donde se reconcilien la política, las instituciones, y la gestión de gobierno con el pueblo, pueda cumplirse a través del logro de los objetivos gubernamentales arriba señalados.

Por Agustina Martínez

Fuentes:

Imagen destacada: La Nación.