Observador Urbano

Panorama del COVID-19 en Bolivia

A la fecha en que se redacta el presente artículo, Bolivia, a cargo de la presidente Interina Jeanine Áñez, registra un total de casos por Covid-19 de 21.499, 697 muertes y, 4320 personas recuperadas, de acuerdo a los datos proporcionados en la página del Ministerio de Salud de dicho país.

Bolivia, un país con un poco más de 11 millones de habitantes se encuentra atravesando por momentos críticos a nivel sanitario, ya que en los últimos días se ha expuesto la situación por la que atraviesan sus ciudadanos y, que refieren a las muertes producidas en las calles de los departamentos de Beni, La Paz y Cochabamba. Por su parte, el departamento de Santa Cruz también presenta serias dificultades en la atención en sus hospitales, siendo el más poblado, con un poco más de 2 millones de habitantes.

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) expresó su consternación al respecto, y también instó a las máximas autoridades bolivianas a adoptar medidas adecuadas para atender al pueblo indígena “Yuqui” que se encuentra localizado en el departamento de Cochabamba, ya que ha registrado 16 casos positivos para Coronavirus, cuyos habitantes ronda los 300 integrantes, representando esta cifra el 5,3% de la población de esta etnia:

Las medidas de confinamiento estricto para hacer frente a la pandemia, no han sido suficientes en virtud de que gran parte de los bolivianos – cerca del 70% –  se dedican a la actividad informal:

“Desde el 1 de junio, trabajar está permitido, así que las calles se llenan de transeúntes durante la mañana y hasta el toque de queda de las cinco de la tarde. Esta flexibilización ha acelerado el ritmo de los contagios, aunque en menor medida en las ciudades de altura, como La Paz, Oruro y Potosí, que las que se ubican en sitios más llanos”. Factor, este último que está siendo estudiado por los científicos.

Asimismo, bajo esta crisis por pandemia quedó en evidencia la falta de los equipos de bioseguridad en los hospitales, situación que generó resistencia por parte de médicos y personal de la salud a brindar atención a pacientes con Covid-19:

“Equipos han ido llegando a los hospitales, pero a pesar de esto, en Santa Cruz, que es la región más golpeada por la pandemia, fallecieron 10 médicos. Allí mismo, los médicos del hospital San Juan de Dios se acaban de declarar en huelga de hambre para exigir una mayor atención a sus requerimientos. También otros sindicatos de trabajadores del sector de la salud han anunciado que protestarán con las mismas demandas”.

Otra de las situaciones que pone en primer plano al sistema de salud boliviano, son las próximas elecciones a celebrarse en este país, ya que, del lado de la oposición al presente gobierno interino, aducen que al celebrarse en la fecha acordada – 6 de septiembre del 2020 – permitirá al ganador dotar al país de un líder elegido democráticamente, que cumplirá mejor con las obligaciones y demandas que una situación de pandemia implica y por, sobre todo, para con la salud de sus ciudadanos.

Sin embargo, la principal diferencia entre las máximas autoridades – presidente interina Jeanine Añez y, la presidente de la Asamblea Legislativa, Eva Copa – radica en que la primera considera que la situación de sanidad del país podría verse perjudicada, exigiéndole a Eva Copa que presente un informe epidemiológico para dar cuenta de que en caso que las elecciones se celebren en el mes de septiembre, ésta sería inocua para la población.

Por María Agustina Martínez                                                                                                       21/06/2020

Fuentes: www.elpais.com – www.minsalud.gob.bo

Imagen destacada: www.efe.com

Imagen en nota: www.minsalud.gob.bo