Seguínos

Ciencias

Moderna Therapeutics, empresa que busca una vacuna contra el Coronavirus: esto dice su director

El Diario El País de España, entrevistó al director técnico de Moderna Therapeutics, la empresa biotecnológica de Cambridge que ha logrado en un tiempo récord, la primera posible vacuna contra el virus. Se trata del español, Juan Andrés. Su tarea implica un esfuerzo personal extraordinario, junto, claro está, a su equipo de trabajo. Aquí, sus conceptos…

Pregunta. ¿Cómo se trabaja con esta responsabilidad?

Respuesta. Con muchísima motivación. Estoy viendo muy de cerca el drama que se está viviendo en España. Mis padres y mis cuatro hermanos están en Madrid. Es importante que la gente sepa que hay otra gente que está trabajando muy muy muy duro para poder conseguir la vacuna lo antes posible. Nosotros no nos podemos comprometer ni a fechas ni a cantidades todavía, pero sí nos podemos comprometer a que estamos todos volcados en esto, trabajando 18 horas al día. Paramos solo para dormir. Estamos comprando equipos, anticipándonos al máximo. Y estamos tomando todas las medidas para [evitar la infección de] la gente que tiene que ir a nuestras fábricas.

P. El miedo es que no podamos volver a abrazar a nuestros padres o abuelos hasta que haya una vacuna.

R. Exacto. Yo tengo grandes esperanzas en que en el verano disminuirá la infectividad del virus, pero no sabemos lo que va a pasar. Nuestra motivación para ir lo más rápido posible es poder abrazarlos otra vez.

P. Antes de un año no existirá una vacuna.

R. Yo creo que no. La cuestión con las vacunas, sobre todo en las pandemias, es qué cantidad logras tener disponible. ¿A cuánta gente se va a poder vacunar? Los expertos dicen que hay grupos de riesgo, sobre todo los ancianos y la gente que está en la primera línea de batalla en los hospitales. Posiblemente ellos y la gente dedicada a actividades en contacto social serán los primeros candidatos para recibir la vacuna. Cuando esté lista, habrá que manejar las cantidades disponibles para llevarlas a los sitios donde haga más falta, pero esa no es nuestra labor. Será tarea de los Gobiernos y de las autoridades cuando la vacuna empiece a estar disponible. Y eso va a ocurrir dentro de meses.

P. El informe del Imperial College hablaba de entre 12 y 18 meses.

R. Si son 12 meses o son 18 todavía no lo sabemos. Habrá que ver los acontecimientos. Una de las grandes noticias es que en China se están tomando esto como una cosa personal, porque han sido el foco del mundo. Están exportando mascarillas y ayudando, hay una concienciación social tremenda. Y están entrando también en la guerra para ir a por una vacuna, no solamente para ellos, sino para el mundo. Estamos muchos en esta pelea. Nosotros, en Moderna, hemos sido los primeros en empezar un ensayo clínico. El tiempo dictará si podemos seguir. Estamos trabajando asumiendo que vamos a ser los primeros y queriendo ser los primeros. Y encantados de competir con quien sea, porque eso significa que vamos a tener, entre todos, más posibilidades de tener una vacuna a tiempo.

P. ¿Cabe la posibilidad de que tengamos una vacuna dentro de 18 meses y no funcione porque el virus haya mutado, como el de la gripe?

R. Yo creo que no. Estamos monitorizándolo y no parece que el virus esté mutando a una velocidad rápida. El virus no muta a no ser que encuentre condiciones desfavorables. Y, ahora mismo, lo que está encontrando es condiciones superfavorables. El virus entra en el cuerpo de los humanos para poder replicarse y poder vivir. Y no está encontrando ningún problema. No tiene ninguna necesidad de mutar. Cuando haya más seropositivos [personas que hayan superado la infección y teóricamente hayan desarrollado inmunidad] y logremos vencer al virus es cuando puede mutar. No lo sabemos todavía, la comunidad científica lo verá. Algunos virus mutan cuando sus condiciones para replicarse disminuyen, pero no todos. En este momento, las probabilidades de que mute son muy pocas y eso son muy buenas noticias, porque significa que ir hacia la vacuna es algo muy prometedor, porque el virus no nos va a cambiar a mitad de camino.

P. ¿Cuáles son los siguientes pasos?

R. Hemos entrado en fase 1 [la primera etapa de un ensayo clínico, para ajustar la dosis y descartar posibles efectos secundarios graves], con voluntarios. Obviamente, con las vacunas solo se hacen ensayos con voluntarios sanos, porque es un tratamiento preventivo. Hasta que no tengamos datos no vamos a saber la dosis necesaria y no vamos a poder calcular el tiempo que hará falta. Lo que sí estamos haciendo es adelantarnos lo máximo posible. Normalmente, cuando estás en fase 1 no empiezas a fabricar para la fase 2 de los ensayos. Yo ya estoy fabricando para la fase 2 [la segunda etapa de los ensayos, en la que se evalúa la eficacia de la vacuna con más voluntarios]. Y yo ya estoy preparándome para fabricar en las mayores cantidades que podamos. La siguiente pregunta es: ¿cuántas dosis vamos a poder hacer? Pues no lo sé, porque todavía no sé la dosis. La capacidad será cinco veces mayor o cinco veces menor si esto funciona con dosis de 50 microgramos o si se necesitan 250 microgramos. Esto va a dictar cuándo estará disponible la vacuna. Nosotros estamos haciendo esfuerzos más allá de lo sobrehumano, para estar lo antes posible.

P. ¿Cuándo se conocerán más resultados?

Dentro de entre 8 y 12 semanas sabremos el nivel de actividad en unos cuantos voluntarios. Entonces empezaremos a llegar a cientos de voluntarios y después a miles. A partir de ahí ya tendremos los datos para empezar a vacunar a la gente. Nuestra tecnología es completamente nueva. Tenemos una serie de vacunas [para otras enfermedades] que ya están en fase 2 y su nivel de toxicidad es muy bajo. Por eso las autoridades estadounidenses nos han dejado empezar directamente en humanos.

P. ¿Existe la posibilidad de que fracase la vacuna de Moderna en fase 3 [los futuros ensayos destinados a evaluar la seguridad y la eficacia del tratamiento a gran escala]?

ANUNCIO

R. Siempre hay riesgo, pero cuanto más avanzado estés en tus fases, más probabilidades de éxito. Hasta ahora, todas las candidatas a vacunas que tenemos en marcha están funcionando. Yo soy muy optimista, por dos razones: porque conozco la tecnología que tenemos en la mano y porque vamos a por todas. Cada uno de nuestros científicos, cada uno de nuestros empleados, debe tener la sensación de que vamos a salvar el mundo, porque es la motivación que nos va a hacer seguir adelante. Pero hay que tener modestia. Esta es una de las pocas crisis de la humanidad en las que cada persona tiene una labor. Va a haber millones de héroes. Y no tengo absolutamente ninguna duda de que vamos a vencer, pero tenemos que hacerlo entre todos.

P. La vacuna de la polio, presentada en 1955, no se patentó. ¿De quién será la patente si dentro de unos meses hay una vacuna desarrollada por Moderna?

R. Todavía no nos hemos planteado eso. Nosotros tenemos una plataforma [de medicamentos basados en el ARN mensajero]. No es solo una cuestión de patente, es una cuestión de saber hacer, de tecnología. Pero, de momento, no nos hemos planteado absolutamente nada en ese sentido.

P. Esta sería la primera vacuna basada en el ARN mensajero.

R. Exacto. El ARN mensajero es una molécula de información. El cuerpo humano, básicamente, tiene cuatro cosas: agua, carbohidratos (que es la energía), grasa (que es el almacenamiento de energía) y el resto son proteínas. Todas las proteínas se generan a través de las instrucciones en el ADN, que se traducen a través del ARN mensajero. Si hay algo que nuestro cuerpo sabe hacer bien es ARN mensajero para producir proteínas. El pelo, las paredes de las células, las hormonas… Todo eso son estructuras proteicas y todo está conducido a través del ARN mensajero. Nuestra plataforma se basa en eso. Una vez que las autoridades nos dieron el código de la proteína Spike [la llave con la que el virus abre la puerta de las células humanas], inmediatamente generamos el ARN mensajero [la vacuna de Moderna Therapeutics se basa en inyectar un ARN mensajero que produce la proteína S del virus, pero no el resto del patógeno, para generar una inmunidad sin riesgos]. Lo hicimos en cuestión de días. Del 13 de enero al 7 de febrero hicimos la vacuna para el primer ensayo. Esperamos dos semanas para garantizar la esterilidad y la mandamos al Gobierno. Los Institutos Nacionales de la Salud de EE UU están haciendo ya el primer ensayo clínico y colaboramos con ellos. Estamos yendo muy rápido.

P. Es una tecnología completamente nueva.

R. Somos una compañía pequeña, todavía no tenemos producto en el mercado. Tenemos muchos productos en investigación y, obviamente, la tecnología es de ciencia ficción. Utilizamos el cuerpo humano como biorreactor. Le damos el ARN mensajero y el propio cuerpo produce la proteína. Por eso tenemos la posibilidad de ir más rápido que el resto. Al no ser una gran compañía como Merck, Johnson & Johnson, Novartis o Pfizer, nuestros recursos son limitados, pero colaboramos con los Gobiernos para poder hacer la vacuna en grandes cantidades. Tenemos una fábrica aquí en Massachusetts y, según vayamos sabiendo los resultados, nos pondremos a producir lo máximo que podamos.

P. Ustedes reciben financiación de la Coalición para las Innovaciones en Preparación para Epidemias [la CEPI, fundada por los gobiernos de Noruega e India, la Fundación Bill & Melinda Gates, el Wellcome Trust y el Foro Económico Mundial].

R. Para el primer ensayo hemos recibido una financiación de la CEPI y hemos tenido colaboración con las autoridades estadounidenses. Lo hemos hecho un poco en tripartito. Ese ha sido el primer ensayo, ahora tenemos que seguir. Seguimos en contacto con la CEPI, con el Gobierno estadounidense y con otra serie de autoridades, como la OMS, para seguir colaborando en todo.

P. La CEPI calcula que se necesitan unos 1.800 millones de euros para desarrollar una vacuna contra el nuevo coronavirus [la CEPI financia otras siete iniciativas diferentes para llegar a una vacuna].

R. Esos cálculos son siempre teóricos y basados en el pasado. Eso es el desarrollo, pero luego tienes que producirla. Y producirla requiere una infraestructura que es absolutamente monumental. Estamos hablando de decenas de millones dosis. Obviamente, cuando llegue la vacuna habrá muchos seropositivos ya, pero hay muchas incógnitas. No sabemos si el virus mutará y ocurrirá algo parecido a lo de la gripe, de forma que haya que hacer inmunizaciones todos los años. O si bastará con una inmunización, como con la polio, y se podría erradicar. No se sabe todavía.

P. Con la pandemia de gripe H1N1 del año 2009, los países ricos empezaron a monopolizar las existencias de vacunas. ¿Se va a intentar evitar en esta ocasión?

R. Nosotros ahí no podemos jugar. Lo único que podemos hacer es ponernos en manos de las autoridades y hacer nuestra labor. Estamos en la parte científica y en poder hacer los ensayos clínicos lo antes que podamos. Es una guerra contra el tiempo.

Entrevista de Andrés Ansede – Diario El País – www.elpais.com – https://elpais.com/ciencia/2020-03-20/nuestra-motivacion-para-lograr-una-vacuna-lo-antes-posible-es-poder-abrazar-a-nuestros-padres-otra-vez.html

Imagen destacada: www.pixabay.com

Ciencias

El fundador de BionNTech confirma que la vacuna de Pfizer contra el coronavirus necesitará de una tercera dosis

La vacuna desarrollada por BioNTech y Pfizer, que se administra en dos dosis, necesitará una tercera tras nueve meses, idealmente, hasta los doce meses –como tarde– del segundo pinchazo. Se tendrá que recurrir a una nueva dosis para poder consolidar la protección contra el coronavirus.

Lo ha explicado el doctor Ugur Sahin cofundador de BioNTech durante un encuentro virtual con corresponsales extranjeros acreditados en Alemania. La posibilidad de una tercera vacunación se había adelantado semanas atrás, y finalmente se ha confirmado.

Además, cada año o cada dieciocho meses se necesitará una nueva dosis de refuerzo de la vacuna de Pfizer contra el coronavirus. «La protección se va aminorando poco a poco con el paso del tiempo», dijo durante el encuentro. «Tenemos datos que indican que a los seis meses la protección se reduce de 95% al 91%. A los ocho meses los anticuerpos merman, por eso es necesaria la tercera dosis».

Vacunarse todos los años como se hace para las gripes estacionales

La nueva normalidad será vacunarse contra el coronavirus cada año, como lo hacemos contra la gripe, ya que hay indicios que la respuesta inmune, tanto inducida como natural, se reduce paulatinamente, haciéndonos más vulnerables.

La posibilidad de una tercera dosis de la vacuna contra el coronavirus —y subsecuentes como refuerzo— ya había sido adelantada por el consejero delegado de Pfizer, Albert Bourla, dos semanas atrás durante una entrevista.

ANUNCIO

Pfizer no serán los únicos. Stephane Bancel, director ejecutivo y socio mayoritario de Moderna adelantó a CNBC que ya están trabajando en tener dosis de refuerzo en otoño de 2021 para su vacuna contra el coronavirus. Esta se prepararía para ofrecer una mayor grado de inmunidad contra nuevas cepas del coronavirus. Sobre todo la variante sudafricana.

Se ha indicado también, en relación a la vacuna de Pfizer contra el coronavirus, basadas en ARNm, que serán mucho más fáciles de modificar y actualizar para actuar mejor contra nuevas variantes del virus. A diferencia de las de vector viral, como la de AstraZeneca.

Otra de las desventajas de esta última es que el tiempo entre la primera y segunda dosis es mayor y que no puede ser vacunado en repetidas ocasiones, puesto que podría desarrollar inmunidad contra el vector de adenovirus, que es como tal el vehículo de administración de la dosis.

Por Observador Urbano 29/04/21

Fuente: www.hipertextual.com

Imágenes destacada y en nota: www.pixabay.com

Ver más

Ciencias

La Nasa logra culminar con éxito, el aterrizaje en Marte del rover Persevarance

Este jueves 18 de febrero, y luego de siete meses de viaje, el vehículo enviado por la NASA, alcanzó la superficie de Marte hacia las 20:55 GMT. Un logro histórico y muy anhelado.

En su aproximación a Marte, el Perseverance superó los llamados “siete minutos de terror”, el período de ingreso y descenso en la atmósfera marciana en que la temperatura y el riesgo son extremos. Minutos después de la llegada, la ingeniera Diana Trujillo, confirmó que el Perseverance, podía comenzar a realizar las operaciones previstas.

La nave ingresó a la atmósfera del “planeta rojo” a una velocidad de 19.500 km por hora. En siete minutos esa velocidad fue reducida a cero. Todo el descenso fue automatizado y dado que hay un retraso de más de 11 minutos en las comunicaciones con la Tierra, el Perseverance no mantuvo comunicación con nuestro planeta durante este tiempo.

Se trata de la tercera misión que ha llegado a Marte este mes de febrero de 2021. Un hito histórico para la humanidad, que ha conseguido llegar en menos de diez días con una misión de Emiratos Árabes, una de China y una de Estados Unidos. La, Hope de Emiratos Árabes fue la primera y le siguió Tianwen-1 de China. Asi, febrero del 2021 se convierte en un mes histórico para la carrera espacial, que tiene como objetivo principal, el conocimiento y exploración del planeta Marte.

Primera imagen enviada por el rover Perseverance tras tocas suelo marciano. Image Credit: NASA/JPL-Caltech

 Lo que viene

En sentido estricto, la misión del Persevernace acaba de empezar. Una vez en la superficie marciana se realizarán una serie de investigaciones. El rover está equipado con un total de siete instrumentos científicos a bordo que le permitirán recopilar y analizar muestras de regolito marciano y otros elementos del lugar.

Se buscará evidencias de vida pasada en Marte y las muestras que se consigan serán regresadas a la Tierra en una futura misión. También se pondrán a prueba tecnologías pioneras, claves para una futura presencia humana en el planeta rojo.

ANUNCIO

Además del rover en sí, tenemos ahora en la superficie de Marte un helicóptero llamado Ingenuity. Se trata del primer drone/helicóptero en llegar a Marte y su misión será la de explorar desde las alturas aquellas zonas donde el rover no puede llegar

El “Cráter Jezero” donde ha llegado Perseverance se espera que contenga restos de agua helada en su interior y, en consecuencia, posibles restos de vida del pasado. Parte de la misión de Perseverance consiste en analizar este lugar en busca de indicios de vida.

La misión y objetivos de la NASA implican otros viajes, como señalamos, en los cuales se recogerá el material que seleccione el rover Perserveranace. Estamos hablando, de situaciones complejas que requieren mucho tiempo. Estamos en los inicios y la idea es continuar.

Ahora viene un trabajo silencioso que seguramente no será apreciado “tan mediáticamente” como el aterrizaje del jueves, lo cual es previsible. La ciencia y la tecnología se desarrollan así. Esperamos, y con mucha expectativa, los mejores resultados.

Por Observador Urbano                                                                                                  19/02/2021

Fuentes: www.lanasa.net – www.xataka.com – www.bbc.com/mundo

Imagen destacada: www.elconfidencial.com

Imagen en nota: www.lanasa.net

Ver más

Ciencias

Expertos de la OMS en China: el virus del Covid no se inició en el Mercado de Wuhan

El equipo de expertos enviados por la OMS, a la ciudad China de Wuhan para investigar los orígenes de la pandemia, no ha podido determinar con exactitud cuándo y dónde comenzó a transmitirse el SARS-CoV-2 entre humanos.

Concluyen sí, que el virus circulaba por la ciudad antes de que se identificase el primer brote de la pandemia, a finales de diciembre del año 2019, en un mercado de la localidad. Los primeros casos que ha podido identificar el equipo son sin embargo de principios de diciembre. “No encontramos pruebas de grandes brotes antes de diciembre, en Wuhan o en cualquier otro lugar”, ha indicado Peter Ben Embarek, el jefe del equipo de la agencia.

La OMS defiende como hipótesis “más probable” que el coronavirus proceda de un animal intermedio que transmitió la enfermedad a los humanos desde los murciélagos. “Todo el trabajo que se ha hecho para identificar su origen continúa señalando a una reserva de este virus o de un virus similar en poblaciones de murciélagos”, añadió Embarek.

Otras hipótesis manejadas por el equipo son, la transmisión directa desde un murciélago o la contaminación de un alimento congelado. Se descarta, por otra parte, que el SARS-CoV-2 haya sido creado en un centro de investigación del país asiático.

Marion Koopmans, viróloga miembro del equipo de la OMS, explicó que las investigaciones se centran en conocer el papel de distintas especies animales en la zoonosis, la transmisión a los seres humanos, después de comprobar que los análisis realizados en los animales del mercado dieron resultados negativos.

ANUNCIO

Por su parte, el profesor Liang Wannian, portavoz del gobierno indicó, que se han analizado en los últimos meses unas 11.000 muestras de sangre de animales procedentes de 31 provincias chinas y en todos los casos el resultado de los test de Covid, ha sido negativo.

Los expertos de la ONU seguirán con las investigaciones, para ver si el virus, podría haber estado presente también en otros países, antes de que surgiera en China.

Por Observador Urbano                                                                                                                                09/02/2021

Fuente: www.elpais.com

Imagen destacada y en nota: www.pexels.com

Ver más

Populares

Observador urbano © 2018 - 2021 // Observar la realidad, lo que nos rodea, es inevitable. Comprenderla, interpretarla, también. En nuestro sitio queremos hacerlo, pero a partir la mirada de los otros, de nosotros mismos, de los que nos lean, de los que propongamos para su lectura. Cada publicación tendrá ese sentido. Y desde una ciudad, en la que vivimos la mayoría de los que participamos de este proyecto. Aunque en verdad, desde la ciudad por la que transitemos. Observador Urbano, un portal de noticias.