Observador Urbano

Micosoft denuncia interferencia de hackers en el proceso electoral Estadounidenses

A 52 días de las elecciones presidenciales en Estados Unidos, vuelve la campaña de sabotaje rusa que intervino en 2016 cuando se filtraron miles de corres electrónicos de los demócratas para generar caos.

Según la empresa Microsoft, más de 200 organizaciones fueron atacadas desde septiembre de 2019, incluyendo campañas políticas, grupos de apoyos, partidos y consultoras políticas. Asimismo, Reuters informó que la consultora que trabaja en la campaña del candidato demócrata a la presidencia, Joe Biden, había sido víctima de un ataque informático por parte de hackers apoyados por el gobierno ruso.

«WASHINGTON (Reuters) – Microsoft MSFT.O identified a suspected hacking group that targeted a firm working with Democrat Joe Biden as the same Russian-backed unit blamed by the U.S. government for breaking into the campaign of former presidential candidate Hillary Clinton, according to two sources briefed on Microsoft’s analysis».

El grupo de hackers ruso, al que muchos investigadores cibernéticos se refieren como «Fancy Bear», está controlado por la agencia de inteligencia militar de Rusia, según informes de la comunidad de inteligencia de Estados Unidos publicados después de las elecciones de 2016.

Además, entre marzo y septiembre de este año, fueron detectados ataques de hackers chinos dirigidos a obtener inteligencia de organizaciones e individuos vinculados a las elecciones. También entra en escena Irán, a quien Microsoft acusa de haber intentado acceder a cuentas vinculadas a la campaña de reelección de Donald Trump, sin éxito.

Rusia y China negaron tales acusaciones. Unidos en una conferencia de prensa en Moscú, los ministros de relaciones exteriores de ambos países, Sergei Lavrov y Wang Yi, aseguraron que China nunca interfirió en los asuntos internos de Estados Unidos, y que las acusaciones de hackers rusos en estos asuntos no tenían fundamento.

Sin embargo, a la denuncia hecha por Microsoft se suma que el director de la Oficina de Inteligencia Nacional, aseguró que se había detectado actividad de los tres países. Los servicios de inteligencia aseguran que la intención y la capacidad de Rusia de injerir en las elecciones es mayor que la de China e Irán. Las inteligencias estadounidenses han documentado en detalle una masiva operación de injerencia rusa en las elecciones de hace cuatro años, una ofensiva que Trump ha despreciado, calificándola de montaje que busca restar legitimidad a su victoria electoral.

Por Nahir Valeria Nallar                                                                                        13/09/2020

Fuente: www.elpais.com – www.reuters.com

Imagen destacada: www.as.com