Seguínos

Sociedad

Mercosur: panorama del estado del bloque

En el marco del contexto por la pandemia del Covid-19, es en donde los acuerdos comerciales regionales (ACR) reafirman su liderazgo frente a aquellos de orden multilateral. 

Es una tendencia que viene ganando lugar por numerosas razones, entre las que cabe destacar aquella referida a la celeridad con la que los asuntos comerciales, económicos y políticos, son tratados bajo esta forma de integración, ya que, por ejemplo, organizaciones multilaterales como la Organización Mundial del Comercio (OMC) carga con una dificultad estructural, como ser su sistema de negociación y toma de decisiones – por consenso –  de los temas que son incluidos y deben ser tratados en lo que se conoce como las Rondas de Negociación. Así, los ACR limitan «los efectos transfronterizos vinculados a la política comercial».

Ahora bien, la integración comercial a nivel regional, adquiere una importancia decisiva en el contexto de la pandemia, ya que, bajo un mundo que se reporta cada vez un poco más proteccionista, las consecuencias en el cierre de las fronteras que ello acarrea, repercuten de manera negativa en las economías de los países en desarrollo y, que, dependen en la mayoría de los casos de las importaciones desde las principales economías:

“El COVID-19 ha profundizado el debilitamiento de la cooperación internacional y del multilateralismo que se observa hace ya algunos años. Así lo muestran las restricciones a la exportación de productos médicos y sanitarios y de alimentos adoptadas por al menos 60 países de todas las regiones. En este contexto, y consistente con un escenario de acortamiento de las redes internacionales de suministro, resulta probable que los esfuerzos de los principales actores del comercio mundial se vuelquen hacia los acuerdos regionales en detrimento de los multilaterales. Tal escenario llevaría a un comercio mundial más fragmentado y con mayor ocurrencia de conflictos, justo cuando la capacidad de la OMC de resolver las controversias entre sus miembros se encuentra reducida al mínimo”.

Expuesto lo anterior, y ateniéndonos a nuestra región, el Mercosur, entre otros procesos de integración, debería aunar las voluntades políticas de sus principales estados miembros, e ir adaptándose a las nuevas realidades que se plantean en diferentes ámbitos. 

ANUNCIO

El reciente acuerdo celebrado entre Mercosur y Unión Europea, es una base de gran importancia para que el bloque sudamericano redirija sus esfuerzos en aras de fortalecerse como tal, principalmente en materia comercial, ser partícipes de las negociaciones internacionales en conjunto.

Sin embargo, la última semana de abril se vio teñida de dudas, respecto del rol que la Argentina está dispuesta a ejercer como uno de sus principales miembros. Frente a lo que parece haber sido una mala comunicación y difusión por parte de Cancillería – Canciller Felipe Solá – respecto de que Argentina se retiraba de las negociaciones para avanzar en acuerdos de libre comercio que el bloque lleva adelante con Corea del Sur, Canadá, India y el Líbano. 

De acuerdo al gobierno, «la preocupación central es proteger el empleo industrial y entienden que un acuerdo con Corea del Sur y su desarrollado modelo económico podría resultar letal para los productos nacionales, en especial en la frágil situación en la que deberá competir, luego de los meses de parate por la pandemia. Por eso, la decisión del equipo de negociadores encabezado por el secretario de Relaciones Económicas, Jorge Neme, fue anunciar su retiro de las conversaciones, como manera de no obstaculizar la marcha de un acuerdo con el que no coincidía».

Desde ya que al respecto hay numerosas visiones y, aspectos normativos del bloque que merecen una revisión como lo es el AEC (Arancel Externo Común), entre otros temas. Los miembros del Mercosur ponen en evidencia los diferentes intereses comerciales y políticos que tienen respecto del bloque como un espacio de inserción internacional. 

Los reclamos por una redefinición del bloque y mejoras concretas a su interior, es una visión que todos en menor o mayor medida comparten. En base a ello, las alternativas que se plantean a su interior de no zanjar diferencias, abarcan desde «el mantenimiento del statu quo, la ruptura por la salida unilateral o consensuada de sus miembros, la flexibilización hacia un formato más similar a una zona de libre comercio o el compromiso serio de profundización para alcanzar finalmente la unión aduanera».

Por María Agustina Martinez                                                03/05/2020

Fuentes: www.cepal.org – www.infobae.com

Imagen destacada: www.elcronista.com

ANUNCIO

Sociedad

Alemania: la salida de Angela Merkel tras 16 años en el poder

El 29 de octubre de 2018, la Canciller Angela Merkel –física doctorada en Química Cuántica, quien luego devino en política– anunciaba sorpresivamente, producto de lo que en ese entonces consideró como una imagen inaceptable dada por su gobierno, acompañada de un escenario de persistentes tensiones y, los “amargos” resultados de las votaciones de ese entonces en Hesse –uno de los 16 Estados federados de Alemania– que desistía de presentarse a la reelección como líder del partido (CDU) y, que tampoco sería candidata a Canciller o a diputadas en las federales del 2021.

Ello, efectivamente ocurrió. En torno a su retirada gradual de la arena política, la canciller expuso que la misma era producto de “largas reflexiones” acerca de la conveniencia de “pasar página”.

Desde el año en que asumió, 2005, su rol le ha implicado, tanto fuera como dentro de Alemania, elogios como objeciones y rechazos por los diversos modos de hacer frente a las grandes dificultades.

“Había sido dura en los rescates financieros de la Eurozona, aplicados bajo el diktat de la austeridad, y humanitaria durante la crisis de los refugiados, de los que más de un millón pudieron entrar y afincarse en Alemania. Dos posturas, a primera vista chocantes entre sí, que tenían sus respectivos públicos de detractores y justificadores”

El gobierno de la líder europea, se recordará por las estrictas políticas de austeridad dirigidas, durante la crisis del 2008 sobre todo a los países del sur –España, Portugal, Italia, Grecia–, y también en este último tiempo, durante la Covid-19, por dar impulso a uno de los más grandes planes de estímulos para que la Unión Europea pudiera hacer frente a la crisis desatada con la pandemia.

En el plano económico, la gestión de Merkel ha sido en general positiva:

En 2005 Merkel encontró una economía con cinco millones de parados y un crecimiento débil y la deja con el desempleo reducido a la mitad y creciendo a mejor ritmo. Pero el relato económico de su mandato también tiene claroscuros. En el haber figuran la estabilidad, la reducción de la deuda pública y las mayores inversiones en políticas sociales; en el debe, un mercado laboral más precario donde florecen los minijobs y persiste la desigualdad de rentas entre el este y el oeste”

Entre los cuestionamientos hacia la Canciller, figuran aquellos relativos a la visión de la política europea caracterizada por el pragmatismo y la ausencia de visión, esto último en palabras del diputado al Parlamento Europeo, Pascal Canfin.

“Más allá de la gestión de las crisis, es sobre todo el método de la Unión consistente en fortalecer el papel de los estados miembros en la toma de decisiones lo que se asocia con su agenda política europea”

Otro de los aspectos de carácter interno que se le cuestionan, es su falta de visión para introducir reformas en la economía interna. De acuerdo a Christoph M. Schmidt, presidente del Instituto Leibniz de Investigación Económica de Essen, en una entrevista brindada al diario El País:

“Cuestiones urgentes para el desarrollo futuro de la economía alemana, como la mitigación del cambio climático, moderar las consecuencias del envejecimiento demográfico o impulsar la digitalización sólo se han abordado de forma titubeante. En estos aspectos, sus sucesores tendrán mucho trabajo por delante”

ANUNCIO

Clemens Fuest, presidente del Instituto IFO de Investigación Económica, en referencia a la “crisis del euro”, expresó que quienes aseguraban que los ajustes por parte de la Canciller alemana eran excesivos y, que los países nunca se recuperarían, se equivocaron.

“Era necesario apoyar a los socios más afectados por la crisis, pero que también lo era exigirles reformas y que atajaran sus déficits fiscales”

En ese sentido, hay un amplio consenso en que la Canciller contribuyó decisivamente a la supervivencia de la eurozona durante el período de crisis de la deuda griega.

La política del déficit cero, ha sido una constante en la gestión de Merkel. Una política cuestionada por muchos, y que ha quedado reflejado en las peticiones del Banco Central Europeo, de inversiones para estimular la economía, renovación de las infraestructuras alemanas, acompañado de una solicitud en la mejora de las capacidades tecnológicas del sector público como privado.

Sin embargo, fue gracias a esa constante en materia fiscal, que Alemania –frente a la inesperada crisis desatada por la pandemia– pudo sacar 130.000 millones de euros de la cartera para amortiguar el impacto de ésta en su economía.

Restan muchos otros aspectos de la gestión de Merkel por analizar. Por lo pronto, podemos decir que a corto y mediano plazo la salida de la Canciller dejará un vacío que ningún líder de la Unión Europea podrá ocupar.

El presidente de Francia, Emmanuel Macron desde ya que lo intentará, pero sin Merkel o la posibilidad de contar con un socio fuerte en Alemania, su éxito no podría asegurarse.

“Macron es una figura divisiva, con ideas más ambiciosas y a la vez controvertidas, sobre la reforma de la Unión Europea. Tendría dificultades o estaría menos inclinado para diseñar los delicados compromisos sobre los que se construye la UE”

Por María Agustina Martínez — 24/10/21

Fuentes: www.cidob.org – www.politico.eu – www.elpais.com

Imagen destacada: www.eurasiagroup.net

ANUNCIO
Ver más

Sociedad

Grave situación en Ecuador: el presidente declara estado de excepción para frenar la delincuencia y el narcotráfico

El presidente Guillermo Lasso anunció una serie de medidas que se adoptarán de forma inmediata, para intentar frenar la ola de delincuencia y narcotráfico que sacude al país.

Una de ellas es declarar el estado de excepción a nivel nacional, por 60 días, para permitir que las Fuerzas Armadas se unan al trabajo de la Policía Nacional en las calles, en todo el territorio nacional. Los problemas más graves se dan en lugares como Guayas, en donde la ola delictiva ha crecido de manera alarmante.

El decreto 224, firmado esta noche por el presidente, incluye la movilización de las FF. AA. a otras provincias como Manabí, Santa Elena, El Oro, Los Ríos, Esmeraldas, Santo Domingo de los Tsáchilas, Pichincha y Sucumbíos.

“Todos los sectores sociales y políticos debemos trabajar con absoluta unidad”, dijo el presidente. “En las calles hay un solo enemigo: el narcotráfico”. Y sobre las Fuerzas Armadas señaló: “Nuestras fuerzas militares y policiales se sentirán con fuerza en las calles, para llevar a cabo controles de armas, inspecciones, patrullaje las 24 horas del día, requisiciones de drogas, entre otras acciones”.

Así, Lasso matizó que de este problema surgen otros delitos, como la gran cantidad de crímenes que tienen relación con el narcotráfico.

“Cuando el narcotráfico crece, aumentan también el sicariato, asesinatos, robos a domicilios y vehículos. Más del 70 % de muertes violentas en Guayas está relacionado con el tráfico de drogas”, insistió Lasso.

Apoyo legal

ANUNCIO

El presidente también anunció la creación de la Unidad de Defensa Legal de la Fuerza Pública, con esto el Gobierno muestra su respaldo a los agentes que pudieran ser demandados por cumplir con su deber. “La ley debe intimidar al delincuente, mas no al policía”, dijo Lasso, quien pidió que actúen con valentía a los policías y militares.

El Gobierno indultará a todos los que han sido condenados por cumplir con su labor, anticipó el presidente. “Nuestros jueces deben garantizar la paz y el orden, no la impunidad y el crimen”, remarcó.

Las medidas, inéditas y excepcionales, llevan al gobierno de Lasso, a un punto máximo de exigencia. Habrá que esperar en las próximas horas, cuál es la reacción de la ciudadanía y la oposición política.

Por Observador Urbano —- 19/10/21

Fuentes: www.eluniverso.com – www.elpais.com

Imagen destacada: www.actualidad.rt.com

Imagen en nota: www.eluniverso.com

ANUNCIO
Ver más

Sociedad

Nicaragua, las elecciones que se vienen…

El 7 de noviembre próximo se espera tengan lugar las elecciones de carácter general en Nicaragua en donde se elegirán los cargos de Presidente, Vicepresidente, Diputados de la Asamblea Nacional y Diputados ante el Parlamento Centroamericano.

Sin embargo, el régimen de Daniel Ortega, en el poder desde el año 2007 y, con un primer período como presidente durante los años 1985/1990, continúa alejándose de la implementación de las condiciones que garanticen el desarrollo de un proceso electoral libre y justo.

Una encuesta de opinión pública realizada por CID Gallup en el mes de septiembre –una empresa dedicada a la consultoría interdisciplinaria–evidenció que, si los nicaragüenses tuvieran que acudir a las urnas al momento de realizarse la mencionada encuesta, sólo 1 de 5 (19%) expresó que votaría por el actual presidente Daniel Ortega.

Asimismo, la encuesta pone evidencia, respecto de la realizada en el mes de mayo –en donde la consulta fue la misma “si las elecciones fueran hoy ¿por quién votaría usted para presidente de nuestro país?”, una baja en el número de votantes a favor del actual mandatario en 14 puntos. Manifestando la mayoría, que votaría por un candidato de oposición.

“Uno de cuatro entrevistados que reporta ser del FSLN, el partido de él, manifiesta que votarían por la oposición”

Asimismo, en otra encuesta de opinión realizada por la consultora CID Gallup se determinó la existencia de una fuerte desaprobación de la labor del régimen de Daniel Ortega, 7 de cada 10 nicaragüenses opinan negativamente sobre su gestión.

Los encuestados también opinaron que era poco probable que Ortega y su gobierno, resolvieran las principales demandas que tienen, sobre todo aquella referida a la falta de empleo.

La desaprobación del manejo de la pandemia por Covid-19 es la que más se resalta por parte de los encuestados.

Bajo un contexto signado por el aumento de los presos políticos, tácticas de intimidación y amedrentamiento contra los verdaderos partidos opositores al régimen, es que el Consejo Supremo Electoral de Nicaragua, aprobó la boleta electoral para las elecciones del próximo 7 de noviembre, en las que participarán el partido del régimen de Ortega, el FSLN, y otros 5 partidos opositores, calificados como colaboracionistas del régimen.

ANUNCIO

El portavoz del Departamento de Estados Unidos, Ned Price ha declarado que el proceso electoral del 7 de noviembre ha perdido toda credibilidad.

Por su parte, la OEA, –organización que desde hace meses manifiesta su rechazo al proceso electoral en Nicaragua, producto de las violaciones sistemáticas y reiteradas al Estado de Derecho y de las libertades fundamentales– incluirá el tema “La situación en Nicaragua” en la Orden del Día de la próxima reunión ordinaria del Consejo Permanente, programada para el miércoles 20 de octubre, petición solicitada por las misiones de Canadá y Chile ante la OEA.

Del mismo modo, los ministros de Exteriores de la UE, discutirán mañana lunes, acerca de la respuesta más apropiada como bloque europeo, a las elecciones generales de Nicaragua.

*Ficha técnica de las respectivas encuestas mencionadas en la nota

Por María Agustina Martínez —- 17/10/21

Fuentes: https://www.cidgallup.com/ – https://www.articulo66.com/ – https://www.confidencial.com.ni/

Imagen destacada: Alfredo Zunida/AP/picturealliance

Imágenes en nota: https://www.cidgallup.com/

ANUNCIO
Ver más

Populares

Observador urbano © 2018 - 2021 // Observar la realidad, lo que nos rodea, es inevitable. Comprenderla, interpretarla, también. En nuestro sitio queremos hacerlo, pero a partir la mirada de los otros, de nosotros mismos, de los que nos lean, de los que propongamos para su lectura. Cada publicación tendrá ese sentido. Y desde una ciudad, en la que vivimos la mayoría de los que participamos de este proyecto. Aunque en verdad, desde la ciudad por la que transitemos. Observador Urbano, un portal de noticias.