Seguínos

Sociedad

Medio Siglo

Más de dos generaciones, el tiempo que transcurrió desde los Baby Boomers, hasta la Generación Z, pasando por la X y por la Y. Otro mundo, con un punto de inflexión, que puede simbolizarse en una huella sobre el polvo del suelo lunar. Un proceso del que nuestros padres y quienes nacimos en los ’60 fuimos testigos y vimos gestarse, a veces sin comprenderlo en su enorme dimensión, y un cambio del que los Millenials y Centennials fueron protagonistas, aunque probablemente sin advertir la enorme épica detrás de ese “pequeño paso para un hombre” dado hace 50 años, un 20 de julio de 1969.

Cinco décadas atrás, el mundo se conmovía por la llegada de los primeros hombres a la luna. La inevitable comparación en aquellos años remitía a tres carabelas descubriendo el Nuevo Mundo en 1492. Tiempos en los que la corrección política y las ideologías no habían empañado aquella proeza de un navegante genovés y el descubrimiento de América era aún celebrado como una hazaña. Parangón que hoy se ha tornado inviable, y probablemente difícil de entender. Aunque para la humanidad, hubo un antes y un después a partir de ambos hitos: si en el Siglo XV, se comenzó conociendo y abarcando un planeta más grande como punto de partida y motor de revoluciones culturales, técnicas, sociales, científicas y políticas, otro tanto pasó en 1969 con otra hazaña de la humanidad, con un final aún más abierto que la primera y que nos trajo la conciencia de habitar un mundo global, interrelacionado.

Situémonos en los 60’s: La primera mitad del siglo XX nos mostraba un mundo compartimentado en estados, cuyo eje político y cultural pasaba por Europa y una América en la que despuntaban dos polos de progreso: uno al norte y otro al sur. Regiones extensas del mundo eran aún objeto de exploración. Los progresos científicos y tecnológicos se traducían para la gente en elementos que gradualmente iban cambiando las costumbres y la fisonomía en la sociedad: desde el automóvil, pasando por el cine y la radio. La Segunda Guerra Mundial, iría alterando el escenario. La última mitad del Siglo XX nos sitúa en un mundo cada vez más vinculado e interdependiente, en el que los hechos que ocurren en un punto del planeta repercuten en el resto: La guerra, su conclusión con Hiroshima y Nagasaki, la ocupación soviética y los acuerdos de Yalta, rediseñaron el planeta, alineado en dos bloques y nos mostraría la vulnerabilidad a la que se exponía la humanidad ante un conflicto nuclear. Empezábamos a advertir que, aún siendo ajenos a la toma de decisiones de las potencias, no lo éramos tanto en relación a sus consecuencias. Corea, Vietnam, Medio Oriente y Cuba nos lo recordaban en los diarios y noticieros.

Más allá de eso, la vida cotidiana del habitante común en una ciudad promedio no experimentaba mayores cambios en relación a la vida de sus padres y abuelos, con excepción de los artículos de confort que iban apareciendo. Todo transcurría en el pequeño universo de un barrio, una ciudad o un pueblo, en una escala humana accesible: allí se vivía, se trabajaba, se formaba una familia y se relacionaban unos con otros.

Sin embargo, casi sin darnos cuenta, la cultura se iba modificando: a la tensión este-oeste y al temor nuclear se le acoplaba la radio y fundamentalmente el cine como cajas de resonancia masivas y dos elementos empezaban a aparecer en escena como válvula de escape, bajo la popular forma de la ciencia-ficción: el futuro y el espacio. Si al primero se lo representaba promisoriamente como un tiempo más feliz gracias al progreso (un equivalente a la visión bucólica de la literatura antigua), el segundo reemplazaba el desafío y la aventura de los antiguos continentes inexplorados. A los arquetipos del guerrero, del explorador, del aventurero y del más reciente cow-boy, de la mano del cine y de los cómics, se le añadiría uno más: el explorador espacial, el astronauta.

(Reflexión personal: Ser chico en 1969 era sencillo. Era todavía compartir calles y plazas como espacios para los juegos. Era usar pantalón corto, por lo menos hasta cuarto grado. Eran las revistas Anteojito y Billiken. Era, con algo de suerte y si los padres podían darse ese lujo, tener un televisor en el living (un artefacto de 20 kg, que se vendía como “portátil” por tener una manija y antenas retráctiles) en donde -en horarios muy acotados y bajo estricto control maternal- se podían ver los dibujos animados, series y películas.: Superman (interpretado por un rellenito George Reeves), Rin Tin Tin, Los Tres Chiflados, Abbott & Costello, Mi Marciano Favorito. Eran tiempos en los que nos podíamos sustraer de las conversaciones y preocupaciones de los mayores y dejar volar la fantasía: desde la televisión, venían en nuestra ayuda Viaje al Fondo del Mar, El Túnel del Tiempo o Perdidos en el Espacio, así como otra serie que marcaría historia como pocas: Viaje a las Estrellas: el futuro y la aventura espacial se daban la mano y entraban en nuestras vidas. 

Ser chico era querer ser un héroe en nuestros juegos, y un día nos descubríamos queriendo ser astronauta. Con un poco de suerte, conseguíamos que el almacenero nos regalara una lata grande de galletas, esas cúbicas con una tapa grande y una ventana circular de vidrio en una de sus caras: la escafandra perfecta, para comenzar nuestra aventura espacial.)

ANUNCIO

La llegada del hombre a la luna nos marcó profundamente a todos, incluso a los que éramos chicos entonces. El recuerdo de ver ese alunizaje por televisión, de mirar día a día en el diario la posición de la cápsula y el módulo lunar en esa trayectoria que orbitaba alrededor de nuestro planeta y su satélite, formando un “ocho”, la imagen de nuestra tierra vista desde el espacio, mostrándonos nuestra pequeñez y fragilidad.

El mundo no fue el mismo desde entonces. Inconscientemente, tal vez, empezamos a mirarnos como parte de esa esfera azul, que en las fotos asomaba por sobre el horizonte lunar, pasajeros de un planeta que se desplazaba en un sincronizado derrotero por el universo. Éramos esa humanidad, a la que se refirió el Comandante Neil Armstrong en aquella frase que quedó inmortalizada. Crecimos sabiéndonos parte de esa humanidad, frágil y grandiosa a un mismo tiempo. Certeza que la vida guardó, latente, en nuestra conciencia.

Pero la carrera espacial dejó además otros legados: el desafío de conquistar el espacio movilizó, al igual que 500 años antes, la ciencia y la tecnología que mejoraron nuestra calidad de vida en aplicaciones domésticas y cotidianas, en la medicina, la alimentación, en la ingeniería, en los procesos de control industrial, en la electrónica y, fundamentalmente en la informática. De forma conjunta y sinérgica, la evolución de los circuitos integrados y de proceso, almacenamiento y transmisión de datos, la aparición de la red Arpanet como precursora de internet, se desarrollaron hasta llegar a los frutos del presente, gracias a lo cual hemos escrito y subido estos artículos, que los lectores están leyendo a través de este medio digital. 

A partir de entonces, el mundo se hizo aún más pequeño que como lo veían los astronautas desde la luna: las distancias y los tiempos se acortaban, nos comunicamos más y mejor, nos interconectamos e interrelacionamos. Democratizamos la información, dando origen a cambios sociales, económicos, políticos y culturales que aún no podemos dimensionar, pero que sabemos son enormes. El mundo ya no es el mismo: somos, como bien lo definiera el filósofo canadiense Marshall McLuhan, una Aldea Global.

La epopeya espacial tuvo una impasse: el año 1972 fue la última misión tripulada a la luna. Seguirían otros objetivos: estaciones espaciales con experimentación de materiales y estudio de la permanencia en el espacio por tiempos prolongados, sistemas de lanzamiento y recuperación de nuevos vehículos tripulados. Hubo avances, tragedias, fracasos. Hubo desinterés y reacciones adversas ante el alto costo de muchos proyectos. Cinco décadas después, parece volverse a mirar el espacio como un desafío pendiente, y surgen nuevos proyectos de vuelos tripulados, incluyendo el objetivo a mediano plazo, de pisar Marte. La conquista del espacio llegó para quedarse y continuar cambiando nuestras vidas. 

Por Gustavo Caviglia

Imágenes: www.nasa.gov

ANUNCIO

Sociedad

Nayib Bukele: “la reforma constitucional no legalizará el aborto”

El presidente de El Salvador, Nayib Bukele, ha señalado, que la Reforma Constitucional que promueve, no incluirá temas como el aborto, la eutanasia y el matrimonio homosexual. Los cambios que propone apuntan a cuestiones estrictamente políticas, e incluso, denuncia, que los que rechazan su propuesta, están vinculados a la corrupción.

En su cuenta de Facebook no solo ha explicado las razones de su decisión, sino que también se refiere a la oposición en términos críticos:

«… la oposición le tiene tanto miedo a una reforma constitucional que desmonte el sistema de privilegios del que siempre han gozado, que se han encargado de esparcir rumores y una campaña sucia de que la intención es «aprobar el ABORTO, el MATRIMONIO ENTRE PERSONAS DEL MISMO SEXO y la EUTANASIA».

Incluso, el joven presidente hace referencia a presiones internacionales, que fomentan la aprobación del aborto, entre otras cuestiones:

“Ustedes me conocen desde hace muchos años y saben que no propondría ninguna de esas cosas, por más presiones internacionales que tenga».

Y agrega:

…la campaña es fuerte e incluso alguna gente buena, que tal vez se preocupa de verdad, cayó presa de los engaños y ha dicho que si bien la propuesta no incluye y ni siquiera menciona esos temas, si pudiera prestarse a interpretaciones en un futuro y abrir la puerta para su adopción.

Por lo tanto, he decidido, para que no quede NINGUNA DUDA, NO PROPONER NINGÚN TIPO DE REFORMA a NINGÚN ARTÍCULO que tenga que ver con el DERECHO A LA VIDA (desde el momento de la concepción), con el matrimonio (manteniendo únicamente el diseño original, UN HOMBRE Y UNA MUJER) o con la eutanasia”.

La firmeza de Bukele, coincide con las manifestaciones que realizaron esta misma semana los obispos de El Salvador, quienes pidieron que la nueva Constitución, siguiera respetando la vida humana desde su concepción y la institución familiar.

ANUNCIO

El mensaje del presidente Salvadoreño finaliza con un mensaje invocando la ayuda de Dios:

“Una Constitución que nos lleve al futuro, pero manteniendo siempre nuestros principios y nuestra fe en Dios, como la fuerza que guía todas nuestras acciones.

Y es que El Salvador solo podrá progresar, si Él así lo permite”.

La reforma propone también, ampliar el mandato presidencial de cinco a seis años -a partir de 2027- e instaura la posibilidad de revocarlo. Durante la semana, se registraron manifestaciones ciudadanas y de agrupaciones civiles, en las que se criticó, entre otras cosas, el verticalismo con el que se realizó el proyecto de reforma.

Los partidos oficialistas poseen actualmente 64 votos en el Congreso, con lo que podrían aprobar íntegramente la reforma. Su ratificación se tendría que dar hasta mayo de 2024, cuando asuma una nueva legislatura.

Por Fernando González —- 19/09/21

Fuentes: www.infocatolica.com – www.dw.com

Imagen destacada: www.pressenza.com

Imagen en nota: www.elmundo.cr

ANUNCIO
Ver más

Sociedad

CELAC: VI Cumbre de Jefes de Estado y de Gobierno

Hoy sábado 18, tendrá lugar la VI Cumbre de LA CELAC en el Palacio Nacional (Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños) en México, siendo este país quien ocupa la presidencia pro témpore de la organización que culmina el presente año. 

Recordamos, que la creación de la CELAC –integrada por 33 países– tuvo lugar mediante la adopción de la Declaración de Caracas, siendo el año 2011 en el que se procede a su establecimiento como mecanismo representativo de concertación política, cooperación, integración de los Estados miembros y, como un espacio común que garantice la unidad e integración de la región.

Por otro lado, en lo que al Estatuto de su organización y funcionamiento refiere, se estableció que la misma no posee personalidad jurídica propia, es decir independiente de la de sus Estados miembros. Con lo cual, el marco institucional de la CELAC está integrado por órganos como son las Cumbres de Jefes de Estado y de Gobierno, las reuniones de Ministros de Relaciones Exteriores, la Presidencia Pro Témpore, Reuniones de Coordinadores Nacionales y Reuniones Especializadas y, por una Troika que incluye al país que tiene a cargo la presidencia pro témpore, al país que lo precedió y el que lo sucederá en el mismo cargo.

Para el año 2021, México centró su trabajo en el marco de su Presidencia Pro Témpore, en 3 ejes transversales de acción

  • Reactivación Económica Regional: se fomentará la reactivación económica de la región.
  • Relacionamiento con socios extra-regionales: Fortalecer las actividades en el marco del Foro CELAC-China; Fortalecer el diálogo birregional CELAC-Unión Europea, atentos las áreas de interés definidas previamente con la región; Acercamientos con la Unión Africana y con la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ANSEA); Reactivar el mecanismo permanente de diálogo político y cooperación CELAC y la República de la India.
  • Medio Ambiente y Cambio Climático: se fomentará una perspectiva de impacto al medio ambiente, el combate al cambio climático y la gestión sustentable de los recursos oceánicos.
  • Igualdad, género y diversidad: se fomentarán la perspectiva de género y la protección a población vulnerable.
  • Innovación: se fomentará el desarrollo científico-tecnológico con foco en la innovación en la región.
  • Integración Latinoamericana y Caribeña: toda actividad de la CELAC deberá promover la integración latinoamericana y caribeña.

Para la presente Cumbre han confirmado su asistencia 15 Jefes de Estado y de Gobierno de los siguientes países: Barbados, Belice, Bolivia, Costa Rica, Cuba, Dominica, Ecuador, Guatemala, Guyana, Honduras, Paraguay, Perú, San Vicente y las Granadinas, Surinam y Uruguay.

En lo que a nuestro presidente respecta y, producto de la grave crisis por la que atraviesa su gobierno y el país en numerosos frentes, ha decidido cancelar su viaje a México.

En el marco de la pandemia por Covid19, uno de los ejes de actuación conjunta entre México y Argentina fue el acuerdo que ambos celebraron para envasar vacunas AstraZeneca para la región, habiendo facilitado a 17 países el acceso a las mismas.

ANUNCIO

En la Cumbre, México dará a conocer el alcance de 2 iniciativas que presentó en 2020: Creación de la Agencia Latinoamericana del Espacio (ALCE) y su participación en la misión de Estados Unidos a la Luna en 2024 y la misión programada a Marte y; la creación de un fondo de desastres para combatir los impactos del cambio climático en la región.

Finalmente, de acuerdo a Efraín Guadarrama –Director General de Organismos y Mecanismos Regionales Americanos– para la VI Cumbre se acordaron las siguientes declaraciones:

  • Declaración sobre la Ciudad de México 
  • Declaración sobre el bloqueo a Cuba
  • Declaración sobre las Islas Malvinas
  • Declaración sobre la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático a celebrarse el Glasgow, Escocia
  • Declaración sobre Generaciones Futuras
  • declaración sobre Lenguas y Pueblos Indígenas

Por María Agustina Martínez — 18/09/21

Fuentes: https://dialnet.unirioja.es/servlet/articulo?codigo=6919063 – https://ppt-celac.sre.gob.mx/ – https://www.gob.mx/

Imagen destacada: www.excelsior.com.mx

Imagen destacada: www.uduarl.org

ANUNCIO
Ver más

Sociedad

Elecciones PASO en Argentina: durísima derrota del oficialismo y nuevo mapa político

Las expectativas previas del gobierno de los Fernández eran otras. El bastión peronista por excelencia, la Provincia de Bs. As., según sus previsiones, estaba asegurado. El discurso previo del oficialismo, derrochaba confianza y optimismo. La realidad ha sido otra.

La derrota ha sido sorpresiva por la contundencia. Algunos datos:

Según indica Clarín, en octubre del 2019, el Frente de Todos pasó los 50 puntos en 14 provincias, en dos superó los 60 y en una (Santiago del Estero), los 70. En estas PASO 2021, además de la mencionada La Rioja, sólo quebró la barrera de los 50 en Catamarca, Santiago del Estero y La Rioja.

En la mitad de los distritos, el oficialismo ni siquiera alcanzó los 30 puntos. Y en tres, estuvo abajo de 20. Fueron Córdoba, Misiones y Neuquén, donde en las legislativas se presentaron fuerzas provinciales (Hacemos por Córdoba, Frente de la Concordia y Movimiento Popular Neuquino), que relegaron al partido del Gobierno al tercer lugar. También figuró tercero en Río Negro, aunque en ese caso orilló los 25 puntos.

El caso de Córdoba es impresionante, en el segundo distrito con más votantes del país (cerca del 8,7%), el kirchnerismo, apenas superaba los 10 puntos. En la presidencial, aún perdiendo, los Fernández habían conseguido en Córdoba casi 30%. Es decir, en menos de dos años perdió 20 puntos. Parecido en porcentaje a lo que le ocurrió en provincia de Buenos Aires, donde bajó de 52,2% a poco más de 33%.

Este caso es más grave todavía: no sólo por el tamaño del territorio bonaerense (37% del total país), sino porque no apareció ninguna fuerza provincial afín al peronismo de la dimensión de Hacemos por Córdoba. Florencio Randazzo no llegó ni a los 4 puntos.

Otro ejemplo llamativo de la derrota es Corrientes. En octubre de 2019, los Fernández ganaban por 17 puntos. Este domingo, sus candidatos a legisladores nacionales perdían por la misma diferencia. Lo importante en este caso, es que aquí se renuevan senadores y, como en Córdoba, el Frente de Todos se prepara para una sangría.

ANUNCIO

Las PASO muestran un nuevo panorama político, negativo para el gobierno y sus socios, y auspicioso para la oposición. Con desafíos diferentes se prepararan para las elecciones de Noviembre.

Números similares a los de la jornada de ayer, llevarían al gobierno nacional, a una situación dramática. La derrota ha sido demasiado contundente, y sino cambiara de rumbo, el escenario político y social, tomaría un rumbo peligroso.

Falta muy poco para el desenlace.

Por Fernando González —- 13/09/21

Fuente: www.clarin.com – www.lanacion.com.ar – www.elpais.com

Imagen destacada: www.lapoliticaonline.com.ar

Imagen en nota: www.pixabay.com

ANUNCIO
Ver más

Populares

Observador urbano © 2018 - 2021 // Observar la realidad, lo que nos rodea, es inevitable. Comprenderla, interpretarla, también. En nuestro sitio queremos hacerlo, pero a partir la mirada de los otros, de nosotros mismos, de los que nos lean, de los que propongamos para su lectura. Cada publicación tendrá ese sentido. Y desde una ciudad, en la que vivimos la mayoría de los que participamos de este proyecto. Aunque en verdad, desde la ciudad por la que transitemos. Observador Urbano, un portal de noticias.