Observador Urbano

Mark Zuckerberg víctima de una Deepfake

Esta semana fue difundido en Instagram, un video en el que el director de Facebook comentaba:

“Imagina esto por un segundo: un hombre, con un control absoluto sobre miles de millones de datos robados a otras personas, con todos sus secretos, sus vidas, sus futuros. Yo se lo debo todo a Spectre. Spectre me mostró como controlar los datos, como controlar el futuro”.

Claro, en un primer instante, semejantes palabras generaban estupor, y parecía poco creíble, que tan abiertamente se atribuyera una acción prácticamente criminal. El video, en realidad, es parte de una serie, en la que varios famosos aparecen en situaciones similares. Discursos provocadores que no pueden ser considerados reales, al menos, por sentido común. Se trata de una deepfake, técnica que presenta un video con toda la apariencia de ser real pero en el que se han distorsionado tanto las imágenes como el discurso.

Hace poco tiempo, un video alterado de la vocera de la cámara de representantes del congreso estadounidense, Nancy Pelosi, fue modificado para mostrarla como si estuviera en un estado alterado o de ebriedad. Facebook, ante el pedido de remoción, señaló que no era necesario y que, «bastaba con advertir que se trataba de un video alterado y reducir su difusión».

La empresa ha señalado que tratará el video de su CEO de la misma manera que otros videos con información falsa en Instagram. Lo más probable es que se mantenga publicado como una sátira. Recordemos que ambas redes sociales pertenecen a Mark Zuckerberg.

Los autores del video son los artistas Bill Posters y Daniel Howe, en asociación con la empresa de publicidad Canny; y fue creado con el software de VDR (reemplazo de diálogo de video) de la empresa.

Aunque pudiera parecer lo contrario, por el contexto, ‘Spectre’, «nombrado» por Mark Zuckerberg, no se refiere a la terrible organización criminal de las películas de James Bond, sino a una exposición homónima realizada en el Reino Unido, en el marco del Sheffield Doc Fest, y en la que Canny participó con este y otros deepfakes (protagonizados por otros famosos como Donald Trump o Kim Kardashian).

Los fundadores de Canny, Omer Ben-Ami y Jonathan Heimann, afirman que dicha tecnología se basa en los algoritmos desarrollados por investigadores de la Universidad de Washington que en 2017 permitieron cambiar de forma realista el movimiento de labios de Obama en otro famoso vídeo; también citan como inspiración el algoritmo Face2Face, recientemente usado en un vídeo solidario de David Beckham.

Lo importante, es que este video publicado en Instagram, ocurrió un día antes de que el Comité de Inteligencia de la Cámara de Representantes de los EE.UU. celebrara, precisamente, una audiencia sobre los medios de comunicación manipulados y los deepfakes, ante el miedo que suscita su uso durante próximas elecciones presidenciales.

Otra herramienta tecnológica usada con fines contrarios a los valores y principios éticos básicos que deben estar presentes en las relaciones humanas.

Por Fernando González

Fuente: www.redusers.com – www.xataka.com

Imagen destacada: elperiodico.com

Imagen en nota: www.filonews.com