Seguínos

Informe

Los Talibanes: su origen y normas

En septiembre del año 2001 Al Qaeda, organización paramilitar y terrorista, atacó a los Estados Unidos teniendo como consecuencia un saldo de más de 3000 víctimas. Esto generó la ofensiva militar de Estados Unidos para dar con los responsables del ataque. Las investigaciones de inteligencia militar se dirigieron a un país en específico, Afganistán. Por aquel año quienes detentaban el poder gubernamental de Afganistán eran los talibanes, movimiento y organización militar fundamentalista islámica. Las trabajos de inteligencia estadounidense en conjunto con el servicio de inteligencia pakistaní y Nothern Alliance, formada por aquellos grupos étnicos afganos que no estaban a favor del dominio talibán del país, expusieron la relación bilateral existente entre el gobierno Talibán y Al Qaeda. De modo que el día 7 de Octubre de 2001 se dio inicio a la operación “Libertad Duradera”. Esta operación fue liderada por el gobierno estadounidense de George Bush y detonó el fin del régimen político Talibán en Afganistán. 

Después de 20 años, el 16 de agosto del año 2021, el Talibán volvió a tomar protagonismo internacional. Esto después de tomar el control político de 26 capitales de Afganistán, entre ellas Kabul, la capital del país. Esta situación, por un lado, produce incertidumbre a nivel internacional, con respecto a las políticas gubernamentales y de relaciones exteriores que podrían tomar los talibanes. Por otro, provoca temor a nivel regional, en cuanto a las normas sociales y culturales que aplicarían.  

Esta incertidumbre y temor que genera el regreso de los talibanes a la poltrona política, se relaciona con las particularidades de su origen y sobre todo con las prácticas normativas que siguen. 

El presente artículo abordará, de manera sucinta, estos dos puntos referentes al Talibán: su origen y normas.  Esto con la pretensión de aportar conocimiento sobre el movimiento Talibán y sus prácticas.  

Ahora bien, en lo que respecta al origen del movimiento Talibán, se puede informar que durante los diez años que duró el control soviético sobre Afganistán, entre 1979 y 1989, muchos estudiantes se levantaron en armas y se unieron a la insurgencia apoyada por los Estados Unidos. Estos estudiantes se hacían llamar “estudiosos del Islam”, llamados “talib” en Afganistán, talibanes para occidente (Cfr. Sánchez, 2020 pp. 31). Fueron estos talibanes los que en el año 1994 darían inicio al movimiento talibán en Afganistán (Cfr. ídem. pp. 33). Un movimiento que tenía como objetivo eliminar la violencia y la corrupción, todo ello guiándose bajo las leyes de la Sharia (Cfr. ídem. pp. 33). Poco a poco los talibanes empezaron a hacerse con el control de la región, echando abajo aquellos puestos de control dirigidos por líderes tribales que se iban bien uniendo a ellos o bien aceptando que los talibanes eran superiores en fuerzas.

En Septiembre de 1995 los talibanes entraron en Herat, segunda gran ciudad que caía bajo su mando y un año más tarde, el 27 de septiembre de 1996 se hacían con el control de la capital Kabul. Allí establecieron un gobierno provisional y comenzaron a implantar sus leyes, basadas en el respeto de la Sharia.

La toma del control político de los talibanes, por medio de la fuerza bélica, provocó un sentimiento encontrado entre la población. Dado que algunos lo veían con buenos ojos, sintiendo expectación y emoción por la instauración de la unanimidad política en el país y la aplicación de la ley islámica. Lo que llevaba a vislumbrar lo que parecía el fin de la guerra.

Imagen ilustrativa

Mientras que otros lo veían con temor debido a la dureza de las acciones que éstos tomaban y a la rectitud de sus normas y sus sanciones por no cumplirlas (Cfr. Ídem. pp. 34).

En lo referente a sus prácticas normativas, se debe señalar que la sociedad afgana ideal de los talibanes tiene el claro objetivo de conseguir imponer una misma versión del Islam en todo el territorio afgano. Esta versión del Islam se basa en la aplicación rigurosa del código normativo de la Sharia. Estas leyes se caracterizan por poseer una interpretación estricta del Corán, de forma que las normas establecidas pueden ser ampliamente criticadas desde la cultura occidental o a partir de los derechos humanos. Empero, los talibanes a través de la aplicación de estas leyes pretenden terminar con la corrupción, los crímenes y las luchas dentro de la sociedad. Por ejemplo, aquel que hubiese perpetrado un hurto, se le amputa la mano, de manera que sea públicamente conocido por el resto de ciudadanos y el mensaje quedase claro para todos. Otras de las regulaciones estipuladas por la Sharia, y que fueron aplicadas de 1996 a 2001, son la pena de muerte en caso de asesinato, la prohibición de actividades como música o la televisión no controlada por el propio Estado, la ordenanza para los hombres de dejarse crecer la barba y, sobre todo, las restricciones a los derechos de las mujeres (Cfr. La Nación, 2001).

En atención a las restricciones que la Sharia establece para las mujeres, se puede indicar la prohibición de trabajar, no poder recibir una educación, no poder salir de casa si no es acompañada de su marido, unas normas de vestimenta realmente estrictas, que se castigan con maltrato físico en caso de no ser cumplidas, no poder practicar deporte o salir al balcón de su propia casa (Cfr. ABC, 2013). Esto con el fin de acabar con todos aquellos males de la sociedad y de establecer una verdadera sociedad islámica en Afganistán.

ANUNCIO

Por lo tanto, a partir de lo expuesto se puede deducir que el Talibán es un movimiento bélico que surge de convicciones morales que tienen como base el ideal de justicia estipulado en la Sharia. Esto lo configura como un grupo fundamentalista y extremista. Fundamentalista, puesto que presenta la actitud de un grupo de personas que aceptan y promueven un conjunto de creencias dogmáticas que se adhieren de forma literal a un texto sagrado al que consideran infalible, cuyo cumplimiento condiciona e incluso determina la inclusión o exclusión de los individuos a ese grupo (Cfr. Priego, 2018, p. 262). Esa estricta visión de la realidad que sus partidarios entienden como pura e ideal, se logra acudiendo a aquellas costumbres y actos sociales que se practicaban en los orígenes de ese credo y que, por tanto, es considerado como esencial o fundamental. Extremista, ya que sus prácticas, para llevar a cabo sus creencias y estrategias, se salen de lo ordinario, es decir, rompen con los consensos sociales establecidos sobre lo que es aceptable y bueno (Cfr. ídem. pp. 265). 

Por Bruno Ponferrada —- 29/08/21

Fuentes:

ABC (2013); Las veintinueve prohibiciones que los talibanes imponen a las mujeres; Recuperado de: https://www.abc.es/internacional/20131018/abciveintinueverazonestalibanmujeres201310162122.html  

As (2021); Cómo los talibanes tomaron el control de Afganistán en 10 días; Recuperado de: La Nación (2001); Cinco años atrás caía Kabul bajo los talibanes; Recuperado de:

Sánchez I. (2019); Los talibanes: más allá de un movimiento fundamentalista el origen y la evolución del movimiento talibán en Afganistán; Comillas Universidad Pontificia, Facultad de Ciencias Humanas y Sociales; Recuperado de:  https://repositorio.comillas.edu/xmlui/handle/11531/40856  

Priego A. (2018); Fundamentalismo, extremismo, fanatismo y terrorismo religioso. Una clarificación de los conceptos; Revista Comillas Vol. 76 Núm. 148, Las religiones: encuentros y desencuentros.

Imagen destacada: www.vozdeamerica.com

Imagen en nota: www.pixabay.com

ANUNCIO
Anuncio
Comentar

Informe

Marketing político: sus técnicas y transgresiones éticas

Técnicas del Marketing político

Lerma Kirchner, Vite López y Bárcena Juárez explican, que el Marketing político se utiliza como un conjunto de técnicas empleadas para conocer características, necesidades y aspiraciones de poblaciones humanas con capacidad para elegir sus gobernantes (Cfr. Bárcena Juárez S.; Lerma Kirchner A.; Vite López R.; 2011; Marketing político; pp. 11).

Con mayor precisión conceptual, se debe decir, que el Marketing político está conformado por un conjunto de técnicas que se aplican por medio de diferentes procedimientos que buscan sustentar o legitimar la autoridad política a través del consentimiento de la ciudadanía. Estas técnicas, señalan los autores, se pueden circunscribir en: técnicas de persuasión del votante y técnicas de investigación del electorado (Cfr. Ibíd. pp. 25-26).

Las técnicas de persuasión se ocupan de la movilización, motivación y persuasión del elector para conseguir el triunfo electoral. Este enfoque del Marketing político busca la manera de comunicar, presentar y promover a los candidatos y propuestas. Mediante acciones y mensajes transmitidos personalmente o por medios de comunicación masiva, impulsan la imagen de una persona, partido u organización con el propósito de obtener o mantener el poder. Asimismo, existen algunas técnicas que se ubican en el límite de la ética, aunque muchas de estas herramientas no son ilegales.

La ingeniería electoral, es uno de los principales instrumentos de este enfoque. Se entiende como el conjunto de conceptos y acciones que buscan artificiosamente incrementar las posibilidades de éxito electoral (ganar las elecciones), mediante la aplicación de diversos tipos de acciones antes, durante y después de las elecciones, que reduzcan la votación por los adversarios e incrementen la votación propia. Los autores con respecto a esto elucidan:

“(…) que existen acciones legales y éticamente no cuestionables utilizadas por la ingeniería electoral, como es la eficiencia en las comunicaciones y acciones de campaña; o la eficaz organización logística, el día de la jornada electoral, pero no debemos olvidar que dentro de este concepto también se puede ocultar un número significativo de prácticas inmorales o aun ilegales, que de existir delito tipificado pueden ser causa de proceso de tipo penal electoral” (Cfr. Ibíd. pp. 27).

Las técnicas de investigación persiguen el objetivo de recolectar datos para después analizarlos mediante instrumentos de medición (por lo general estadísticos) y así tener una cartografía electoral.

La inteligencia política, es la principal operación llevada a cabo dentro de este enfoque. Dado que reside en la obtención de información estratégica que facilita vencer a la competencia. Por lo general, esta información se obtiene por parte de estados u organizaciones dedicadas a la investigación y, en situaciones extremas, al espionaje en el campo político.

Dentro de este enfoque, también se puede nombrar al benchmarking, como herramienta para los políticos. Los autores mencionan que puede definirse como:

“(…) un análisis comparativo del comportamiento del país, que intenta identificar las mejores prácticas en diferentes áreas relacionadas con la política y, por tanto, es una herramienta de aprendizaje político” (Cfr. Ibíd. pp. 27).

Esto lo llevan a cabo con el propósito de identificar las mejores prácticas de campaña desarrolladas por otros partidos o grupos políticos, tanto en el país como en el extranjero, incluida la competencia política–electoral.

Los autores afirman que estos dos enfoques operativos del Marketing político no deben entenderse por separado. Para que sea posible influir en el electorado o para llevarle una campaña atractiva (técnicas de persuasión), es necesario haber realizado previamente un conjunto de investigaciones y análisis en función de las características y necesidades de los votantes y de la situación política, social, económica y cultural (técnicas de investigación) (Cfr. Ibíd. pp. 26).

Transgresiones éticas del Marketing político

Si bien el Marketing político se puede llevar a cabo de acuerdo a pautas legales y morales, al ser aplicado con fines que transgreden las normas jurídicas y el comportamiento ético que exige la campaña electoral, se desvirtúa en prácticas deshonestas que tienen el propósito de ocultar o deformar la verdad con fines sectarios.

Estas prácticas que sustenten este accionar de ocultar o deforman la verdad, son: la desinformación, la calumnia, encuestas preparadas, campañas del miedo, infiltración y espionaje (Cfr. Ibíd. pp. 48-51).

ANUNCIO

La desinformación, es la forma de presentar la información para favorecer o perjudicar a alguien intencionalmente, implica la manipulación de la información.

La calumnia, durante el proceso electoral suele estar integrada de un cuerpo estructurado en diferentes formas y etapas para deteriorar la imagen de partidos y candidatos; con ello se reduce la intención de voto hacia ellos, así como también se desestabiliza en lo moral a los difamados o calumniados, reduciendo el dinamismo y efectividad de sus acciones de campaña.

Las encuestas preparadas, están sesgadas de antemano o con el empleo de datos obtenidos mediante la manipulación intencional de la metodología o datos arrojados por el proceso de muestreo.

Las campañas del miedo, son estrategias electorales conformadas por mensajes que a menudo enuncian posibles resultados nocivos derivados de la elección de un candidato o partido. Se centran en una gran diversidad de temas con el argumento de que si determinado candidato resulta democráticamente electo, durante su gestión hay probabilidades de que surjan crisis económicas, conflictos sociales, y otras situaciones conflictivas.

La infiltración, es la introducción de algún individuo perteneciente o comprometido con un partido político o candidato en otro partido o en el órgano electoral. Los fines de esta práctica son el espionaje, realización de acciones disfuncionales hasta llegar al extremo de sabotaje.

El espionaje busca recabar información que permita anticiparse a las acciones de los rivales y contrarrestar el trabajo de proselitismo que estos realizan. El espionaje electrónico se realiza mediante la intervención en los sistemas de comunicación electrónica del contrincante como el teléfono, los sistemas de cómputo, incluido el correo electrónico y redes sociales.

El espionaje electrónico, también es llevado a cabo sobre el conjunto de lectores. Las compañías dedicadas al Marketing político, ofrecen el servicio de recopilar información sobre los usuarios de las redes sociales, principalmente sus gustos, orientación ideológica y preferencias políticas, para identificar su perfil e influir en su intención de voto. Con respecto a esta situación basta mencionar, el caso por el cual se le acusa a la red social de Mark Zuckerberg, de haber compartido de manera inapropiada los datos de 87 millones de usuarios con la firma de consultoría política Cambridge Analytica, para utilizarlos en la campaña presidencial de Donald Trump.

De esta manera, la transgresión ética y jurídica del Marketing político tiene como resultado la realización de prácticas deshonestas, a partir de las cuales se pretende condicionar la intención de voto en favor de determinada propuesta política, a través de la mentira y la tergiversación de la verdad.

De allí, que sea necesario establecer una regulación jurídica sobre el Marketing político, que asegure que este se realice de acuerdo a la ley y en beneficio de la comunidad. Para que, de esta forma, se eviten las prácticas de desinformación, calumnia, campañas del miedo, infiltración y espionaje; dando lugar a que las campañas electorales se realicen ética y moralmente.

Por Bruno Ponferrada — 02/01/12

Fuentes:

Aguilar Gutiérrez M.; Pérez Ruiz A. (2019); Propaganda, manipulación y uso emocional del lenguaje político, en La posverdad: una cartografía de los medios, las redes y la política (Roberto Aparici y David García-Marín, coordinadores); Ed. Gedisa; España, Barcelona; pp. 97-114.

Bárcena Juárez S.; Lerma Kirchner A.; Vite López R. (2011); Marketing político; Ed. Cengage Learning; México D.F.

BBC News (2021). Recuperado de: https://www.bbc.com/mundo/noticias-49093124

Imágenes destacada y en nota: www.pixabay.com

ANUNCIO
Ver más

Informe

Narcoeconomía y reproducción social

La Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito es taxativa cuando se refiere al incremento del consumo de drogas ilícitas (metanfetamina, cannabis, heroína, anfetamina, cocaína, éxtasis, crack, fármacos opioides), señala específicamente que:

“El consumo de drogas ha ido en aumento en todo el mundo, tanto desde el punto de vista de las cifras generales como de la proporción de la población mundial que consume drogas. En 2009, la cifra estimada de 210 millones de consumidores representaba el 4,8% de la población mundial de 15 a 64 años, frente a 269 millones en 2018, o el 5,3% de la población”. (UNODC; Resumen ejecutivo del Informe Mundial sobre las Drogas 2020; Austria, Viena; pp.1)

Esto significa que hubo un aumento del 30% de consumidores a nivel mundial, cifra que continúa creciendo principalmente entre adolescentes y adultos jóvenes. En términos monetarios, considerando solo Estados Unidos y la Unión Europea, se habla de un porcentaje de ventas que acumulan ingresos que llegan a los billones de dólares (Cfr. UNODC (2021); World Drug Report 2021; Austria Viena; pp. 76). Verbi gracia, para tener una idea de la magnitud de estos ingresos, entre 2017 a 2020 se registró un incremento de 315 millones de dólares en ventas por la red oscura (dark net) que equivale al 0,2% de la droga al por menor ilícita anual estimada combinando ventas en los Estados Unidos y la Unión Europea.

De esta forma, el consumo y venta de drogas ilícitas conforman el mercado en el que se llevan a cabo intercambios de bienes y servicios prohibidos por el sistema jurídico general, dado que atentan contra la conservación y bienestar de la vida del ser humano. Sin embargo, como los datos brindados anteriormente lo muestran, aunque pese sobre este mercado la prohibición de la ley positiva, este se da de manera concreta en las actividades ilegales que realizan los narcotraficantes para la producción, distribución y ventas de drogas. Estas actividades son propias de todo proceso de comercialización de bienes y servicios, el cual se realiza a través de intercambios concatenados con el fin de obtener ganancias; de allí, que dichas actividades sean consideradas económicas y sea permisible hablar de “narcoeconomía”. Pero, al ser el objeto de estos intercambios, aquello que perjudica, deteriora y atenta contra la vida del consumidor, y aún más, al no existir reciprocidad o equidad en lo que se intercambia, ya que en todo intercambio legítimo lo agentes económicos intervinientes no deben sufrir ningún daño, tanto en su constitución psicofísica, como en su estatus social; esta economía del narcotráfico es considerada ilegal, desde el marco de normas jurídicas, e ilegítima, desde el conjunto de normas sociales en general. Se especifica “en general”, dado que se toma la ley y normas sociales que imperan en la mayoría de los países del mundo, las cuales se dirigen a la prohibición y repudio de esta actividad.

Crédito: pixabay

Para situar a la narcoeconomía dentro de la estructura socioeconómica (mercado de bienes y servicios y mercado laboral) es necesario identificar los sectores económicos que integran dicha estructura: el formal, informal y el ilegal o criminal. El primero, formal, está integrado por actividades totalmente asumidas dentro de la legalidad, pagan impuestos, declaran ganancias, tienen seguro social, emiten factura, cotizan al sistema de pensiones, formalizan al trabajador, y son reconocidas socialmente. El segundo, informal, es extralegal porque está fuera de la regulación de la ley, aunque no necesariamente sus actividades impliquen procesos ilegales- criminales para su reproducción socioeconómica. Sin embargo, su ambiente de trabajo, su comunidad y sus redes de reproducción pueden estar traslapadas con el sector ilegal y tener que negociar o cumplir algunas reglas que en ausencia del Estado, imponen otros actores; con frecuencia los que no obtienen suficiente ingreso por medio de lo extralegal optan por lo ilegal.

El tercer sector, ilegal, está conformado por las actividades, productos y relaciones comerciales totalmente imbuidas en lo ilícito como instrumento preferente y necesario. Silva de Sousa identifica tres características de este sector: valor–confianza, la corrupción y la violencia (Cfr. Sousa S. (2004); Narcotráfico y economía ilícita: las redes del crimen organizado en Río de Janeiro; Revista Mexicana de Sociología, año 66, Número 1.). El valor–confianza se refiere a la necesidad de tener personas con mayor grado de lealtad en los puestos de confianza, dado que es la garantía de un buen negocio en ausencia del Estado como un ente regulador. La corrupción, la cual es transversal en los tres sectores de la economía pero tiene más prioridad en los sectores informales y principalmente en el ilegal, donde la persecución del Estado es más latente y en mayor intensidad. En ese ambiente, la compra de voluntades de los funcionarios implicados en el sistema represivo es una herramienta fundamental para asegurar el éxito de los negocios. La economía ilícita, al moverse en lo prohibido tiene que garantizar su lealtad y el cumplimiento de tratos a través de la violencia, que es la característica más importante de lo ilícito-criminal.

De este modo, con total claridad, la narcoeconomía se sitúa en el tercer sector económico, dado que es ilegal, transgrede las normas jurídicas para realizar sus negocios, e ilegítima, tiene como medios y fin actos criminales que atenta contra valores, tradiciones y costumbres que suscitan el bienestar social.

Pero, aquí cabe preguntarse ¿Por qué, si la ilegalidad e ilegitimidad de la narcoeconomía está nítidamente identificada, el número de consumidores sigue creciendo así como sus ganancias? Por ejemplo, las ventas diarias mínimas en los 11 principales mercados de la darknet global, incrementó de los $600.000 en 2019 a un $1.400.000 dólares en 2020. Si bien, para responder esta pregunta en necesario llevar a cabo un estudio exhaustivo del tema, aquí se presentará una respuesta aproximada a la misma.

Esta respuesta parte del fenómeno de reproducción social (Cfr. Passeron, Jean-Claude (1983), “La teoría de la reproducción social como una teoría del cambio: una evaluación crítica del concepto de contradicción interna”, Estudios Sociológicos, Vol. I, número 3.), el cual se entiende como la relación entre estructuras y acciones, en donde estas acciones conforman patrones de comportamientos que expresan representaciones subjetivas, sociales, políticas y culturales que le dan sentido y reproducen la estructura que integran. De manera que la reproducción de la narcoeconomía, así como su rentabilidad y crecimiento, está relacionada con patrones de comportamiento de aspecto social y también económico. Social, por las redes que se establecen en carácter de relaciones sociales y capital social delictivo, aquellos miembros de la sociedad que han sido excluidos del sistema educativo, laboral, de los servicios públicos en general. Económico, porque se estructura en un mercado que brinda grandes cantidad de ingresos a un bajo costo y cualificación profesional, adquiriendo el rol de proveedora de los recursos necesarios para la vida. Al relacionar ambos aspectos, se obtiene patrones de comportamientos dirigidos a legitimar socialmente la narcoeconomía, como actividad socialmente aceptada y legítima de emular; es decir, modelo de éxito social. Por lo que, si bien pueden existir un sinfín de normas jurídicas que prohíban la narcoeconomía como actividad ilegal, al ser legitimada socialmente continuará la producción y reproducción de su estructura de sentido. Generándose, de esta manera, la dicotomía entre el Estado, que prohíbe la actividad, y la sociedad civil, que la legitima. Esto puede provocar dos situaciones, por un lado, que la presión social lleve a la implementación de políticas públicas que favorezcan a la narcoeconomía, por lo cual se configuraría un “Narcoestado”; por otro lado, una pugna interminable por asirse con el poder social, económico y político entre los narcotraficantes y el Estado en su rol de órgano jurídico y policial.

En conclusión, se considera sumamente relevante que el Estado aplique políticas de seguridad pública, además de punitivas, de prevención, que eviten la reproducción social de la narcoeconomía, favoreciendo la inclusión al sistema educativo, al mercado laboral y a la cultura, suprimiendo de esta forma las condiciones que facilitan el capital social delictivo y las ganancias del narcotráfico. Pero, del mismo modo, es relevante que la sociedad toda, asuma la responsabilidad colectiva de prevenir y repudiar la producción, distribución, venta y consumo de drogas ilícitas con fines no médicos. Estas acciones, provenientes del Estado, como políticas, y de la sociedad civil, como responsabilidad colectiva, romperían el ciclo reproductivo de la narcoeconomía.

ANUNCIO

Por Bruno Ponferrada – Prof. en Filosofía y Técnico en Gestión de Recursos Humanos — 25/07/21

Para denunciar casos de ventas de drogas: línea 134, las 24 hs. del día.
E-mail juntoavos@minseg.gob.ar
Para la recuperación de adicciones: línea 141. Asistencia gratuita, anónima y en todo el país durante las 24 horas.

Fuentes:

López A. (2019); Narcoeconomía: aportes para un debate informado y una agenda de investigación sobre mercados e impactos de las políticas públicas; Ed. Cece pp. 1-79. Recuperado de: http://fcece.org.ar/wp-content/uploads/informes/narcoeconomia-debate-informado.pdf

Passeron, Jean-Claude (1983), “La teoría de la reproducción social como una teoría del cambio: una evaluación crítica del concepto de contradicción interna”, Estudios Sociológicos, Vol. I, número 3. Recuperado de: https://estudiossociologicos.colmex.mx/index.php/es/article/view/1321/1321

UNODC (2020); Resumen ejecutivo del Informe Mundial sobre las Drogas 2020; Austria, Viena; pp.1. Recuperado de: https://www.unodc.org/documents/mexicoandcentralamerica/2020/Drogas/Resumen_Ejecuti vo._Informe_Mundial_sobre_las_Drogas_2020.pdf

UNODC (2021); World Drug Report 2021; Austria Viena; pp. 76. Recuperado de:

Sousa S. (2004); Narcotráfico y economía ilícita: las redes del crimen organizado en Río de Janeiro; Revista Mexicana de Sociología, año 66, Número 1. Recuperado de: http://www.scielo.org.mx/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0188-25032004000100005

Imagen destacada: www.pixabay.com

ANUNCIO
Ver más

Informe

Latinoamérica y la segunda ola del Coronavirus

La situación del Coronavirus y, los planes de los gobiernos de los países latinoamericanos en torno a la vacunación y, las medidas adoptadas para prevenir el aumento de los contagios poseen diferencias, sobre todo en el correcto desarrollo y ejecución de tales planes.

En ese sentido, el subdirector de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) para las Américas, ha informado respecto a la situación de los países latinoamericanos que, si bien las vacunas son una herramienta fundamental, estas van a tomar un tiempo hasta tener un rol importante en la reducción de la transmisión. Como ejemplo de dicha situación, resalta que cuando se observa incluso, algunos países de Europa que empezaron a vacunar desde hace más de 4 meses, y que han alcanzado una proporción de la población vacunada bastante importante, continúan con la implementación de medidas muy rigurosas porque para que la vacuna pueda actuar sobre la transmisión, se va a necesitar más de 70 %, 75 % y hasta un 80 % de la población vacunada.

Para ello, se destaca la importancia no sólo de ampliar el acceso a las vacunas sino continuar manteniendo el uso de mascarillas, cubre bocas, evitar aglomeraciones y mantener la distancia física. Es decir, todas las medidas que se sabe pueden prevenir contra las nuevas variantes y contra el virus original.

La Organización Panamericana de la Salud, resaltó también, que particularmente América del Sur, sigue siendo el epicentro de la pandemia en el continente americano y se corre el riesgo de sufrir un repunte de casos más importante que durante el año pasado.

Presentamos una panorama de la situación particular, de varios países de la región.

COLOMBIA

El presidente Iván Duque, desde la llegada de la pandemia por Covid-19, destinó recursos (a través del aumento de la capacidad de endeudamiento y el gasto), tanto para el área de la salud, como para la adquisición de las dosis de vacunas y, también, recursos para los programas sociales destinados a la ayuda de los más vulnerables.

En virtud de ello, el presidente aclaró que dichas ayudas continuarán otorgándose, aunque bajo un plan denominado Transformación Social Sostenible un mecanismo para proteger a los más afectados por la pandemia y estabilizar las finanzas públicas de la nación. Se espera que tal proyecto tenga un debate próspero en el Congreso.

En ese sentido el Viceministro de Hacienda, Juan Pablo Zárate apuntó que para que estos logros sean sostenibles, las finanzas públicas también tienen que serlo, ya que cuando hay dudas de las finanzas públicas, los países dejan de ser financiados, dejan de crecer y la pobreza comienza a aumentar.

En torno a ello, se destaca que Colombia comenzó el proceso de inmunización el 17 de febrero, basado en el Plan Nacional de Vacunación, el cual ha establecido 2 fases y 5 etapas, contemplándose para la primera etapa la primera línea del talento humano en salud y adultos mayores de 80 años.

De acuerdo al Ministerio de Salud Colombiano, se han logrado comprar 20 millones de dosis para 10 millones de colombianos por Covax y, por mecanismos bilaterales 46,6 millones de dosis para 27.750.000 personas, alcanzando de ese modo, 66,5 millones de dosis de vacunas para para 37.750.000 personas.

ECUADOR

En lo que a Ecuador respecta, un país con más de 17 millones de habitantes, el Plan de Vacunación para Prevenir la Covid-19 2020–2021 con fecha de 29 de diciembre, ha establecido un mecanismo de vacunación por fases priorizando en la fase piloto y en la fase 1, a los tres grupos prioritarios propuestos por la Organización Mundial de la Salud (OMS) a saber: personal de salud, personal de primera línea fuera del sector salud y personal docente del sector educativo.

Para Ecuador, como para la región sudamericana el IR está en 60 %. Como se puede deducir, estos indicadores son dinámicos, sujetos a permanente revisión y modificación. El tiempo propuesto para vacunar al 60 % de la población ecuatoriana, se recomienda que vaya desde enero a octubre de 2021.

De acuerdo al Ministerio de Salud Ecuatoriano, el objetivo nacional de vacunación es el siguiente:

A la fecha Ecuador posee las siguientes negociaciones a nivel internacional con los potenciales productores de las vacunas, buscando alcanzar la cantidad definida para inmunizar al 60 % de la población (los recuadros resaltados en color verde representan los acuerdos ya firmados):

En base al presente Plan, el actual presidente Lenín Moreno, espera vacunar hasta su salida de la presidencia (mayo) a 2 millones de ecuatorianos.

A partir de su salida, quedará en manos del presidente electo Guillermo Lasso la continuidad del Plan de Vacunación.

PERÚ

Perú –con una población de más de 32 millones de habitantes– en las últimas horas ha dado inicio a una nueva Estrategia de Vacunación contra el Covid-19 con enfoque territorial.

Este nuevo enfoque permitirá la llegada de la vacuna a toda la población mayor de 18 años y personas extranjeras que se encuentran viviendo en el país, en los centros de vacunación localizados en puntos estratégicos cerca de sus lugares de residencia.

De ese modo, la primera etapa comienza con la vacunación a los adultos mayores de 80 años en Lima Metropolitana y el Callao, los días 16, 17 y 18 de abril, en diferentes puntos distribuidos en 22 distritos de la capital, expandiéndose progresivamente al resto de las regiones del país.

El objetivo del nuevo plan es lograr la inmunización de los 4,3 millones de adultos mayores de Perú, antes que finalice el gobierno interino de Francisco Sagasti, en el mes de julio.

Asimismo, el mecanismo de la plataforma digital “Pongo el hombro” es una herramienta de gran utilidad, eficiente y rápida, a diferencia del mecanismo de vacunación anterior, donde se vacunaba por institución:

Se ha logrado algo que ha sido bastante difícil y elusivo durante la historia peruana, que es unificar la prestación de servicios de salud a través de los diferentes mecanismos que tiene el Estado, entre los que están el Ministerio de Salud, el sistema de seguridad social, y la sanidad militar y policial, además de los servicios privados de salud.

El gobierno peruano ha logrado contratos para recibir en este 2021, un total de 48 millones de dosis de vacunas por parte de AstraZeneca (a través del mecanismo Covax), Pfizer y Sinopharm. Asimismo, continúan los procesos de negociación con otros laboratorios tales como Johnson & Johnson, Sinopharm, Gamaleya y Moderna.

Recordamos que Perú tendrá nuevo presidente en el mes de julio. La celebración de la segunda vuelta será el día 6 de junio y se definirá entre la candidata por el partido Fuerza Popular, Keiko Fujimori y, Pedro Castillo candidato por el partido Perú Libre.

ANUNCIO

URUGUAY

El Plan de Vacunación se puso en marcha el 1° de marzo, en donde el objetivo es inmunizar a 2.836.000 (el total de los mayores de 18 años).

Para el caso uruguayo, se destaca que, producto de la logística aplicada por el gobierno del presidente Luis Lacalle Pou, el suministro de dosis diarias alcanza a 60.000 personas.

La Comisión Nacional Asesora de Vacunaciones y su Grupo – Ad Hoc, responsable del diseño de la estrategia de inmunización contra SARS-CoV–2 propone una administración progresiva y escalonada, que se sustenta en tres principios: responsabilidad, solidaridad, y bien colectivo.

De acuerdo al Monitor de Vacunación al momento en que se redacta el presente artículo se llevan suministradas 1.342.387 de vacunas (contabilizando las 2 dosis), asimismo la situación a la fecha se puede observar en el presente cuadro:

Al igual que las recomendaciones del subdirector para las Américas de la OPS, el Ministerio de Salud Uruguayo ha resaltado la importancia de extremar las medidas de protección personal que son: uso de mascarilla, higiene de manos, distanciamiento social sostenido y mantener los contactos en la burbuja familiar.

BOLIVIA

El Gobierno anunció la semana pasada, la llegada de 200.000 dosis de la vacuna Sputnik V, para aplicarlas a personas que no recibieron la primera dosis. El presidente Luis Arce mostró su satisfacción por la buena relación de su gobierno, con Rusia, la que permitirá superar la escasez de dosis mundial, destacó.

Por su parte, el canciller Rogelio Mayta informó que está garantizada la llegada de la segundas dosis. Y también resaltó que se están cumpliendo los compromisos establecidos desde el incio del proceso de vacunación.

El viceministro de Comercio Exterior, Benjamín Blanco, sostuvo por su parte que el lote de vacunas llegará a Bolivia entre el martes o miércoles de la próxima semana. Detalló que las 200.000 vacunas anticovid estarán dentro de 37 contenedores.

Las autoridades bolivianas han destacado que ya se han recibido cerca de un millón de vacunas, cantidad que sirvió para inmunizar a cerca del 5% de la población que debe recibir la dosis.

CHILE

El país se ha destacado a nivel mundial por lograr una altísima tasa de vacunación, ocupando el tercer lugar a nivel mundial, detrás de Israel y Estados Unidos, /según datos de la UNICEF. Su plan logró llegar a un poco más de la mitad e la población.

Pero en las últimas horas, el Departamento de Estadísticas e Información de Salud (DEIS), dependiente del Ministerio de Salud de, dio a conocer diversos datos sobre la situación actual. Por ejemplo, se indica que en lo que va de 2021, los decesos asociados al Covid ya alcanzan la mitad de los fallecimientos reportados durante todo el año pasado.

Las nuevas cifras preocupan, no sólo porque dieron cuenta de más de mil decesos nuevos en el país en la última semana, sino que también evidenciaron que en lo que va de este año ya se alcanzaron la mitad de las defunciones reportadas en 2020 vinculadas a esta enfermedad.

Marzo, de hecho, fue especialmente complejo e incluso se posicionó como el segundo mes con más fallecidos atribuidos al virus de toda la pandemia.

La Región Metropolitana es la zona con la mayor cifra de fallecimientos a nivel nacional y concentra más de la mitad del total de decesos, sumando ambos indicadores: 17.569 (52,64%). 

Los adultos mayores se vacunaron a una velocidad que llamó la atención de todo el mundo. Pero la población más joven es más grande en cantidad y también más renuente a las vacunas y a la prevención de salud en general.

Del total de vacunados, 5,1 millones recibieron ya las dos dosis, lo que equivale al 32,7% de la población objetivo. Sin embargo, el país padece la segunda ola de contagios, con más de 9.000 casos en algunas jornadas.

Observaciones finales

Dejamos para un próximo informe las situaciones de Brasil y nuestro país. Como es sabido, el primero desarrolla una situación muy grave, aún cuando ha mejorado la distribución de vacunas. Con respeto a la Argentina, los próximos días serán claves, dada las nuevas medidas de confinamiento que ha tomado el gobierno. Con las mismas se intenta frenar un crecimiento constante de los contagios.

Sin duda estamos viviendo un momento de preocupación y en el que debemos, resaltar aquello que se ha señalado en el comienzo del informe: aún con un proceso de vacunación en marcha, es necesario continuar manteniendo el uso de mascarillas, cubre bocas, evitar aglomeraciones y mantener la distancia física. Es decir, todas las medidas que se sabe, pueden evitar los contagios y disminuir la propagación de la enfermedad.

Por Agustina Martínez – Fernando González 18/04/21

Fuentes: www.minsalud.gov.co – www.idm.presidencia.gov.co – www.salud.gob.ec – www.gob.pe – www.gub.uy – monitor.uruguaysevacuna.gub.uy – www.brujuladigital.net – www.gob.cl – www.latercera.com – www.es.statista.com – www.unicef.org

Figuras en nota: https://www.minsalud.gov.co/  – https://www.salud.gob.ec/https://www.gob.pe/https://www.gub.uy/

Imagen destacada: www.pixabay.com

ANUNCIO
Ver más

Populares

Observador urbano © 2018 - 2021 // Observar la realidad, lo que nos rodea, es inevitable. Comprenderla, interpretarla, también. En nuestro sitio queremos hacerlo, pero a partir la mirada de los otros, de nosotros mismos, de los que nos lean, de los que propongamos para su lectura. Cada publicación tendrá ese sentido. Y desde una ciudad, en la que vivimos la mayoría de los que participamos de este proyecto. Aunque en verdad, desde la ciudad por la que transitemos. Observador Urbano, un portal de noticias.