Observador Urbano

Lo que nos dejó el G20 en su paso por la Argentina

El grupo de los 20 es el principal foro internacional para la cooperación económica, financiera y política, representando:

El G20 tuvo su origen en el año 1999 en una reunión de ministros de finanzas del G7 –integrado por las potencias económicas más relevantes-, que vieron la necesidad de contar con un grupo más inclusivo, que genere más impacto.

Para el año 2018, a través de un sistema de rotación se determinó que Argentina presidiría la cumbre del G20. Con lo cual, la función de nuestro país consistió en organizar las reuniones, definir la agenda de prioridades a debatir y decidir qué países y organizaciones invitar.

De acuerdo al informe Visión de la presidencia argentina G20 2018, la agenda de nuestro país tuvo como eje: el futuro del trabajo, la infraestructura para el desarrollo y una alimentación futura sostenible. Asimismo, la Argentina se apoyó en los objetivos de las anteriores presidencias en temas tales como el empoderamiento de la mujer, combate a la corrupción, fortalecimiento de la gobernanza financiera, la equidad del sistema impositivo global, cooperación en el cumplimento de un comercio e inversiones justos y, el compromiso en la toma de decisiones respecto del cambio climático como en la transición hacia sistemas energéticos más limpios.

Algunos de los acuerdos de inversión y cooperación logrados

República Popular China: Los acuerdos alcanzados versan sobre inversiones en ferrocarriles, energía térmica, solar, eólica y obras viales. Un claro ejemplo, es el acuerdo logrado con la empresa china Railway Construction Corporation Limited, cuya inversión se estima en 1089 millones de dólares para la reactivación del tren San Martin de Carga.

Asimismo, la formalización del Protocolo fitosanitario para exportar cerezas a la República Popular China a partir de enero de 2019, beneficiará a los productores del sur del país.

Estados Unidos: El gobierno argentino firmó dos acuerdos con el país norteamericano referidos a la seguridad operacional en la aviación y, la inversión en infraestructura y la cooperación en materia energética.

El propósito del primer acuerdo radica en facilitar “la aceptación recíproca de aprobaciones de productos aeronáuticos civiles, tests ambientales, operaciones de vuelo y otras, así como cooperar para mantener un nivel equivalente de seguridad operacional y cumplimiento de normas ambientales”.

El propósito del segundo acuerdo -en palabras del secretario del tesoro de Estados Unidos-consiste en “ayudar a impulsar capital del sector privado para inversiones en la cadena de valor de la energía, que incluye desde las primeras fases de la producción, como así también la generación, transmisión y distribución energética”.

Rusia:El gobierno argentino firmó con el país euroasiático un convenio referido a la cooperación para la pesca, cuyo propósito es crear “mecanismos de cooperación en la conservación y manejo sostenible de los recursos vivos marinos”. Por otro lado, el presidente ruso resaltó que empresas rusas que actualmente participan en el mantenimiento de centrales eléctricas argentinas, van a participar en una licitación para suministrar equipos para seis centrales hidroeléctricas más.

Unión Europea: Días antes de la Cumbre del G20, el presidente del Consejo Europeo -Donald Tusk- y el presidente de la Comisión Europea -Jean-Claude- se reunieron con el Presidente Mauricio Macri con el objeto de revisar la agenda del G20 y discutir sobre el estado de las relaciones bilaterales y asuntos mundiales. Por otra parte, de acuerdo a la EEAS (Servicio Europeo de Acción Exterior) “el Banco Europeo de Inversiones (BEI) firmó tres acuerdos para respaldar proyectos de infraestructura sostenible en Argentina, por un monto aproximado de 225 millones de euros, complementado con una subvención de la Unión Europea de 11 millones de euros”.

El G-20 generó un impulso diplomático y comercial, para la integración y colaboración entre la Argentina y países, con los que desde hace muchos años no desarrollaba ninguna acción conjunta. Este punto implica, entre otras cosas, una proyección a futuro que genera muy buenas expectativas pero que se verificarán o no en los próximos años.

Agustina Martínez