Observador Urbano

Las PASO, el inicio del camino hacia octubre

Las Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias (PASO), llegan finalmente, para comenzar a definir, al próximo gobierno argentino. En sentido estricto, son elecciones internas de los diversos partidos políticos que presentan una candidatura presidencial. 10 en total. Pero los hechos son, que las mismas ya están definidas, generando un cuadro político, mínimamente, contradictorio.

Cómo se ha venido señalando, desde distintas áreas del análisis político, se trata más bien, de algo así como una encuesta nacional, sobre la convocatoria y caudal de votos, que poseen los diversos candidatos. “…son apenas los cuartos, con una semifinal en la primera vuelta del 27 de octubre y una probable definición el 24 de noviembre en balotaje[1]”. Un primer “paso”, en un camino que puede “durar” casi 4 meses.

(1)

La polarización entre la fórmula oficialista, Mauricio Macri – Miguel A. Pichetto y la opositora, Alberto Fernández – Cristina Fernández, parece ser un dato más que evidente. Incluso, como pocas veces se ha dado, en las últimas décadas. Desde esta perspectiva, la mayoría de los argentinos, están decidiendo entre la continuidad de una “propuesta de cambio” y el regreso de un sector político que quiere una nueva oportunidad para “corregir sus errores y cumplir con expectativas insatisfechas”. Esta simplificación, deja de lado, claro está, la cuestión de los graves problemas que afectan la vida política argentina en estos últimos años de democracia. Ponemos un solo ejemplo: el continuo debate, en nuestros procesos electorales, acerca de la continuidad o no, del mismo sistema: la elección de candidatos, parece siempre, una situación dramática, elegir entre el caos y un salvador. Cómo cuesta, que se hable, de opciones ideológicas, de plataformas políticas o de políticas de estado.

Un hecho auspicioso, es que un gobierno termine su mandato. Es parte de la normalidad de un sistema, que funciona así, en la mayoría de las democracias occidentales. No se trata de defender la continuidad o no de una fórmula política sino de dar pie a un orden democrático que acompañe políticas a largo plazo, cosa imposible con rupturas abruptas. Es lo que hemos vivido, en los gobiernos de Raúl Alfonsín y Fernando de la Rúa. Estos finales antes de los tiempos formales, han sido, más allá de las causas, perjudiciales para todos.

(2)

 

Las cuestiones sociales como la pobreza extendida, la falta de servicios básicos o los índices de desempleos altos, son cuestiones no resueltas de manera seria y profunda, por ninguno de los gobiernos que ocuparon el poder, desde 1983 hasta hoy. Pero, podríamos decir, a esta altura de la historia argentina, que estas problemáticas, deberían exceder las opciones partidarias. Existirán matices, pero quién puede arrogarse la “particularidad”, de querer resolver estos problemas y otros no. Esta es, tal vez, una de las razones de la decepción en el electorado, ante cada elección: “discutir lo de siempre, lo obvio”, lo que deberían ser acuerdos básicos, de la mayoría de las fuerzas políticas.

Lo económico se ha hecho presente, como siempre: inflación, dólar, excesiva carga impositiva, pero nos parece que se han expresado algunas voces insinuando un voto que no se defina a partir de estas vicisitudes, también, consuetudinarias. Nos parece, que muchos electores, optarán por una las propuestas que les signifique, dejar de lado la corrupción y las soluciones a corto plazo. Una apuesta, no común en la Argentina.

Las PASO son un ensayo general, que, en la previa, no ofrece demasiadas certeza para las elecciones de octubre. Esperemos que todo marche con normalidad, para crear un clima de estabilidad política, fundamental, no sólo para la economía, sino para los diversos procesos sociales, que se desarrollan en una sociedad democrática.

Por Fernando González.

[1]https://www.elmundo.es/internacional/2019/08/11/5d4edcb621efa0930b8b459c.html

Imagen destacada: www.clarin.com

Imagenes en nota: www.microfonodigital.com (1) – www.infomercury.com.ar (2)

Autor

Fernando Gonzalez

Profesor de Filosofia. Apasionado por la tecnología y los cómics. Informar, escuchar, dialogar.