Observador Urbano

La velocidad de Internet ya puede ser de un catálogo de Netflix por segundo

Es probable que durante esta cuarentena el internet se te haya puesto lento e incluso te haya impedido que hagas siquiera las tareas más básicas desde un computador o desde tu celular. Sin embargo, investigadores del University College de Londres han logrado un experimento en la velocidad de internet que entusiasma a todo el mundo. Ya que han logrado subirla exponencialmente, pasando a ser medida esta, en función de la velocidad para poder descargar todas las películas, series y documentales de Netflix por segundo, descarga para el cual bastó con menos de una unidad de dicha medida. Es decir, a la velocidad alcanzada, un segundo alcanzaría para tener en nuestro ordenador en un instante miles de películas, series y documentales.

Así, el nuevo record de velocidad quedó establecido en 178 terabits por segundo, es decir 178.000 Gbps (la velocidad promedio actual en Argentina es de apenas 20 Mbps por segundo). Aunque claro, lamentablemente esa velocidad es algo así como el doble de la capacidad de cualquier sistema que se use en este momento en el mundo.

La buena noticia viene en que para alcanzar la velocidad de 178 terabits se utilizó un rango mayor de longitudes de onda del que se usa en cables de fibra óptica, pero que son los mismos cables de fibra óptica que están implementados en el mundo en la actualidad. Estos absorben señales después de unos pocos kilómetros debido al material del que están hechos los cables y luego con repetidoras, que funcionan como extensores de wifi, se retransmiten las señales para llevarlas a una distancia más larga. Así es que se ha podido extender la señal y además amplificarla enormemente.

Actualmente, la infraestructura usa un ancho de banda de espectro limitado de 4,5 THz, pero próximamente se hará una migración hacia un ancho de banda comercial de 9 THz. Para tener en cuenta, el 5G opera a 24 GHz o más y puede transmitir datos a una velocidad de 1 a 3 Gbps. Pero el internet alcanzado llega a los 16,8 THz y 178.000 Gbps, velocidad rotundamente superior.

Además, según la investigación del University College de Londres, mejorar los amplificadores cada ciertos intervalos costaría una fracción de lo que cuesta instalar nuevos cables de fibra óptica, aproximadamente 20.000 dólares cada 40-100 km frente a $600.000 cada 1 km de cable nuevo.

Estas nuevas posibilidades, se dan en un marco donde el tráfico en internet ha aumentado considerablemente en los últimos años, lo que hace necesario el desarrollo de nuevas tecnologías para mantener esta tendencia hacia efectivizar costos mejorando el servicio, y preparando el sistema para nuevas demandas que aún desconocemos.

A la par, casi como una ironía, Netflix, consciente de su abrumador catalogo empezó a probar un botón de ‘reproducción aleatoria’ que hará que el propio servicio de streaming pueda elegir lo que veremos luego de ver lo que quisimos ver, símil a lo que ya realiza YouTube. Como para ampliar nuestro conocimiento del acervo fílmico de la plataforma.

Por Bruno Iriarte                                                                                                23/08/2020

Fuentes: www.hipertextual.com – www.gizmodo.com

Imagen destacada y en nota: www.pixabay.com