Observador Urbano

La Selección Argentina de fútbol: más dudas que certezas

¿Alguien alguna vez imaginó que esto pudiera suceder? Que la Selección Argentina de fútbol, deje de ser, progresivamente, un equipo exitoso y poderoso. Por su potencial individual, desde hace varios años, aparece como candidato firme a la obtención de títulos y alcanzar logros importantes. Hasta antes que inicien las eliminatorias camino a Rusia 2018, esto aparecía claro, ya que se había llegado, de la mano de Alejandro Sabella, a la final del Mundial disputada en Brasil 2014; además de llegar a sendas finales en la Copa América.

Una de las razones por las cuales la albiceleste hoy en día ha demostrado no estar a la altura de potencias como Alemania, Francia, Bélgica, por poner sólo algunos ejemplos, es la falta de planificación, que se expresa, últimamente, en tener un entrenador sin la experiencia suficiente para dirigir una Selección mayor.

Hoy la celeste y blanca, se encuentra representada por aquella canción, tan citada para recordar algunas características de nuestro modo de ser colectivo: ‟La argentinidad al palo”, de Bersuit Vergarabat…

Del éxtasis a la agonía,

Oscila nuestro historial

Podemos ser lo mejor

O también lo peor

Con la misma facilidad

La argentinidad

Al palo

Este fragmento simboliza, lo que sucedió en la gira de amistosos que disputó Argentina frente a Venezuela, en Madrid y frente a Marruecos, en dicho país.

No se observó un equipo que esté preparado para la Copa América, que se llevará a cabo en Brasil entre el 14 de junio y el 7 de julio de 2019.

La Selección de Venezuela superó a la Argentina de principio a fin, aún cuando se contó con muchos de los jugadores más importantes, entre ellos Messi, que fue el único que demostró estar a la altura.

Los éxitos y/o el buen juego, provienen del trabajo, del orden y de poner objetivos claros. Todo esto parece estar ausente, más allá de las buenas intenciones de jugadores y equipo técnico.

La contrapartida es la vinotinto, dirigida por Rafael Dudamel, que viene trabajando desde hace años conduciendo las bases. Precisamente en 2012 con la sub 17 hasta 2013 y luego en la sub 20, para continuar con la Selección Mayor, hasta el presente. Gracias a esta continuidad se ha constituido un equipo sólido, con un estilo de juego definido que en definitiva, se convirtieron en los fundamentos, de la victoria histórica frente a Argentina.

Nuestra Selección debe cambiar, todavía hay tiempo. Su técnico, Scaloni, deberá concentrarse en su trabajo y buscar, en técnicos más experimentados, la ayuda necesaria, para tomar decisiones acertadas.

Mientras escribíamos estas líneas, la Selección sub 17, lograba una clasificación heroica, para participar en el hexagonal final del Sudamericano que se disputa en Perú, ganándole a Brasil 3 a 0. El equipo dirigido por Pablo Aimar, debía lograr, exactamente, esa diferencia, es decir, golear. Lo consiguió fruto del buen juego y el coraje, virtudes que aparecieron a lo largo de todo el torneo. Indiscutiblemente, ese es el camino.

Por Julio Thenon