Observador Urbano

La reaparición del presidente de Nicaragua en medio de la pandemia

El día miércoles 15 de abril finalmente reapareció el presidente Daniel Ortega en cadena nacional, luego de haber pasado más de un mes sin realizar apariciones públicas, lo cual generó todo tipo de versiones sobre su persona, y sobre todo en un contexto de pandemia por el Covid-19.

Durante su período de ausencia, quien se encargó de representarlo fue la vicepresidenta Rosario Murillo, quien a su vez es su esposa.

Contextualizamos brevemente la situación por la que atraviesa el país centroamericano desde antes de la pandemia:

“A principios del año 2018 el presidente Daniel Ortega – quien ejerció por primera vez la presidencia de Nicaragua durante el período 1985 – 1990, para luego retornar al poder en el año 2007 y hasta la actualidad – anunció un paquete de medidas tendientes a incrementar el aporte de trabajadores, empleadores y, la creación de un tributo a las pensiones de un 5%. Tal decisión fue la causa que desató el descontento de la población para con un régimen que cercena sus derechos desde hace años. 

Si bien el decreto que contenía tal medida se dejó sin efecto, a la sociedad nicaragüense no le fue suficiente, ya que el objetivo por el que actualmente siguen protestando es más profundo y exige la salida del actual régimen”.

Respecto al tratamiento otorgado a la pandemia del Covid-19 el gobierno nicaragüense mantiene una postura contraria a la recomendada y seguida tanto, por la Organización Mundial de la Salud como por el resto de los países de la región.

A través de un comunicado, la ahora ex ministra de Salud de Nicaragua, Carolina Murillo, dio a conocer la postura de su gobierno en la materia:

  1. “Nicaragua no ha establecido ni establecerá ningún tipo de Cuarentena.
  2. Si se presentan casos con sintomatología respiratoria y con nexo epidemiológico, se ingresará a dicha persona a Unidad de Salud para su estudio y seguimiento.
  3. Si se presentan casos que den indicios y pruebas positivas para el Coronavirus, se les ingresará a la Unidad de Salud establecida para su atención médica.
  4. A las personas provenientes de países con riesgo de transmisión establecidos por la OMS y sin sintomatología, no tendrán ninguna restricción en su movilidad y desplazamiento en el país”.

La única recomendación por parte del Ministerio de Salud de Nicaragua, es aquella que realizó el 23 de marzo, en la cual recomendó la cuarentena voluntaria de todas aquellas personas que retornaran de países con casos de Covid-19. Es decir, no hubo un cambio radical y a conciencia respecto del punto 4 anteriormente mencionado.

“El gobierno de Ortega no ha adoptado medidas de emergencia ante la pandemia y ha mantenido abiertas las escuelas y permite que tengan lugar servicios religiosos y eventos para turistas. La Vicepresidenta Murillo ha alentado a las familias a que asistan a los festejos de Pascuas, si bien la Conferencia Episcopal de Nicaragua y los obispos aconsejaron que las personas vulnerables se quedaran en sus casas”.

Por su parte, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) en un comunicado de prensa emitido el día de ayer, 18 de abril, a dos años de iniciada la crisis de derechos humanos en Nicaragua, reiteró su compromiso permanente con las víctimas de violaciones y con la población nicaragüense, y, además:

“Manifestó su profunda preocupación por la ausencia de medidas destinadas al distanciamiento físico o social como mecanismo para contener la pandemia en el país, según las recomendaciones de los organismos internacionales especializados. Adicionalmente, en el contexto del grave deterioro de las instituciones democráticas y la falta de confianza pública que afecta al país, la CIDH expresó su preocupación por la falta de medidas positivas para proporcionar información pública, fidedigna, transparente y pormenorizada sobre aspectos esenciales en el manejo de la crisis, así como respecto a las medidas y protocolos para proteger los derechos de las personas privadas de la libertad”.

Por su parte, el Ministerio de Salud de Nicaragua, el 17 de abril, informó que la situación del Coronavirus continuaba con sólo dos casos de personas con Covid-19, estables y atendidos, ambos importados:

«Un señor de 64 años de edad, contacto de un caso importado, que se encuentra estable y atendido.

Un señor de 59 años de edad, contacto con otras Nacionalidades, que se encuentra estable y atendido.

El día de ayer, teníamos 12 personas en seguimiento responsable y cuidadoso. De ellas, ha cumplido el periodo reglamentario, 1 persona, que hoy pasa a resguardo domiciliar. Quedan, por tanto, 11 personas, a las que se suma 1 más, para un total, esta mañana, de 12 personas, en cuido y monitoreo responsable y permanente.

No tenemos transmisión local comunitaria».

Sin embargo, a la fecha – 18 de abril – el diario nicaragüense “La Prensa” – sin reporte oficial por parte del Ministerio de Salud en su página oficial al momento de redactar el presente artículo – informó sobre la segunda persona fallecida por Coronavirus, un hombre de 64 años que, de acuerdo a la información compartida, poseía también otras enfermedades. Asimismo, los casos confirmados en Nicaragua ascienden a 9 y se reporta un total de 2 muertes por Covid-19.

Por María Agustina Martinez                                                             19/04/2020

Fuentes: https://www.hrw.org/http://www.minsa.gob.ni/http://www.oas.org/https://www.laprensa.com.ni/

Imagen destacada: www.eltiempo.com