Observador Urbano

La llegada del Coronavirus al centro de Europa

Tras la muerte de un hombre de 78 años en Padua y la sucesión de nuevos casos en Lombardía y el Véneto, el Gobierno Italiano admitió la gravedad de la situación y puso a 50.000 vecinos de localidades limítrofes con el brote original en aislamiento. En el corazón de Europa, aparece el coronavirus de manera sorpresiva, aunque debemos recordar, que estamos ante una alerta mundial, tal como lo ha señalado la OMS (Organización Mundial de la Salud).

Las autoridades se han visto obligadas a cerrar todos los locales públicos (comercios, escuelas, iglesias, oficinas del gobierno, etc…) y a recomendar a los ciudadanos no salir de sus casas durante los próximos días. Incluso, en las últimas horas el Consejo de Ministros italiano, se reunió de urgencia y emitió un decreto-ley, que incluye la suspensión de las actividades laborales y una serie de sanciones a los que entraran o salieran de las zonas en cuarentena.

El decreto obliga a los ciudadanos a permanecer en las zonas afectadas durante, al menos, dos semanas. Para lo cual, el Estado les concederá la baja laboral, suspenderá actividades escolares y exigirá que los movimientos dentro de las áreas sean los mínimos (y siempre por motivos de primera necesidad). Más de 50.000 personas afectadas por la medida. Una de las prohibiciones más llamativas, sin dudas, ha sido la supensión de partidos de fútbol de la primera división italiana.

Recordemos que, y hablando fuera de China, en Corea del Sur se duplican los contagios y en Irán siguen aumentando los fallecidos, lo que implica la irrupción del virus, en un espacio sin fronteras de más de 500 millones de habitantes.

Dudas, y llamados a la calma

Las autoridades sanitarias italianas, siguen buscando la conexión epidemiológica, teniendo en cuenta que los análisis del supuesto paciente cero (un empresario de 40 años que regresó de Shanghái el 21 de enero y que tuvo contacto con el primer infectado) nunca tuvo el virus. No obstante, se espera que la situación se clarifique durante la próxima semana conforme nuevos análisis dibujen mejor el recorrido del virus.

Los últimos informes oficiales indican, que la epidemia ha alcanzado cuatro regiones italianas y superan el centenar de casos: 89 en Lombardía, 17 en el Véneto, tres en Roma y dos para Emilia Romaña. El miedo a que la epidemia siga creciendo dentro del país y que, incluso, se extienda por el continente, ha obligado al Gobierno a tomar medidas más serias. No hay que olvidar que Lombardía tiene frontera con Suiza y el Véneto, con Austria.

El doctor Tedros Adhanom Ghebreyesus, director de la Organización Mundial de la Salud señaló que, «aunque el número total de casos fuera de China sigue siendo relativamente bajo, estamos preocupados por la cantidad de casos sin vínculo epidemiológico claro».

Las autoridades europeas llaman a la calma, y los sistemas sanitarios de todos los países de la Unión están expectantes. Pero hasta que no se aclaren todos los detalles del brote italiano, no se puede hacer una estimación precisa de la evolución de la epidemia dentro el continente. Los próximos días son fundamentales.

Italia se ha convertido en el principal protagonista ya que sólo en ese país se han dado tantos casos. El gobierno ha tomado nota de la gravedad de la situación, y en el contexto de la reunión ministerial antes citada, se ha indicado que no se descartan medidas más severas y la intervención de todas las fuerzas de seguridad necesarias para hacer cumplir las medidas.

Un tema en pleno desarrollo, en una zona del mundo, que se ha visto sorprendida.

Por Observador Urbano

Fuentes: www.xataka.com – www.elpais.com -www.elmundo.com

Imagen destacada: www.infobae.com

Imagen en nota: www.pexels.com

 

Autor

Fernando Gonzalez

Profesor de Filosofia. Apasionado por la tecnología y los cómics. Informar, escuchar, dialogar.