Observador Urbano

La guerra comercial entre China y Estados Unidos, no da tregua

El pasado jueves y viernes resultaron poco fructíferos en el avance de las negociaciones entre la República Popular China y Estados Unidos. La guerra comercial continua, y no hay indicios que revelen un futuro positivo en la solución del conflicto que involucra a las dos economías más grandes del mundo.

A casi un año del inicio, las condiciones deficitarias de EE.UU respecto a China cayeron a su mínimo en cinco años. De esta manera, a partir de los aranceles impuestos a los productos chinos,  las importaciones tuvieron una caida del 6,1% frente a las exportaciones americanas que ascendieron al 23,6%.

En este sentido la posición de Trump es firme “no vamos a seguir pagándoles medio billón de dólares cada año”, comentó refiriéndose al déficit comercial, “vamos a recuperar con los aranceles más dinero que nunca”.

Así el panorama continúa avanzando hacia un sentido que pone en peligro la estabilidad y crecimiento de la economía mundial. En medio de las negociaciones de la semana pasada, los aranceles ya existentes sobre miles de productos importados chinos, se elevaron del 10% al 25%.

Tras esta medida, el Ministerio de Comercio de Beijing manifestó que China “tendrá que tomar las medidas de respuesta necesarias”, pero no especificó cuáles serán los próximos pasos a seguir.

Si bien ambos gobiernos se han mostrado optimistas y creen necesario seguir insistiendo en conversaciones para llegar a un acuerdo, los hechos demuestran lo contrario.

Siguiendo al diario español EL País, el conflicto tiene hasta el momento la siguiente cronología:

Enero de 2018. EE.UU. impone aranceles sobre los paneles solares y lavadoras importadas desde todo el mundo.

Marzo de 2018. EE.UU. impone aranceles a las importaciones de acero y aluminio de todo el mundo.

Abril de 2018. China responde con la imposición de aranceles a 120 tipos de productos estadounidenses valorados enUS$ 3.000 millones.

Julio de 2018. Washington impone nuevos aranceles a bienes chinos a productos valorados en US$34.000 millones. Pekín responde con tarifas sobre productos de EE.UU. equivalentes a otros US$ 34.000 millones.

Agosto de 2018. EE UU anuncia aranceles sobre más productos chinos, valorados en US$ 16.000 millones. Pekín contraataca con aranceles equivalentes a otros US$16.000 millones sobre bienes importados de EE.UU.

Septiembre de 2018. Washington añade aranceles del 10% sobre una lista de productos de China por un valor de US$ 200.000 millones. Pekín responde con aranceles sobre bienes estadounidenses valorados enUS$ 60.000 millones.

Mayo de 2019. La Casa Blanca decide aumentar al 25% los aranceles impuestos a la lista de productos aprobada en septiembre. Pekín afirma que habrá represalias, sin concretar.

Por Nahir Nallar

Imagen destacada: El Economista

Fuente: El País