Observador Urbano

Juan Guaidó, Presidente Encargado de Venezuela

El miércoles 23 de enero, Juan Guaidó – ingeniero y político venezolano, perteneciente al partido Voluntad Popular – asumió como Presidente Encargado de Venezuela. En su discurso expresó:

“En mi condición de Presidente de la Asamblea Nacional invocando los artículos de la Constitución bolivariana de la República de Venezuela, toda nuestra actuación basada en nuestra Constitución, ante Dios todopoderoso, Venezuela, el respeto a mis colegas diputados y miembros de la unidad, Juro asumir formalmente las competencias del Ejecutivo Nacional como Presidente Encargado de Venezuela, para lograr el cese de la usurpación, un gobierno de transición y tener elecciones libres”

El reconocimiento de tal pronunciamiento por parte de los líderes de diferentes países quedó reflejado en la red social twitter. Algunos de ellos fueron: Estados Unidos, Argentina, Colombia, Perú, Chile, Paraguay, Dinamarca, Canadá, Costa Rica, Ecuador, entre otros. Por otro lado, el día 31 de enero, el Parlamento Europeo reconoció a Juan Guaidó como legítimo Presidente Interino de Venezuela. “Es la primera institución europea en hacerlo, pedimos a los Estados miembros y la Comisión Europea que hagan lo mismo cuanto antes para tener una posición única y fuerte”, dijo su presidente, Antonio Tajani.

El mismo día, tuvo lugar en Venezuela la presentación del Plan País, a cargo del Presidente Guaidó, cuyo objetivo, de acuerdo a su informe publicado, consiste en “estar listos para comenzar de inmediato el proceso de rescate, recuperación y transformación social, económica y política de nuestro país una vez que logremos el cambio político que nos permita retomar la democracia”.

¿Cómo se logrará este objetivo? De acuerdo al informe, el primer paso consiste en recuperar al Estado y ponerlo al servicio de la gente. Lo que implica, entre otros aspectos, crear mecanismos que le permitan al ciudadano monitorear su desempeño.

El siguiente paso, empoderar a los venezolanos a fin de liberar sus fuerzas creativas mediante el levantamiento del sistema de controles que ahoga a la producción nacional, recrear un sistema judicial independiente que garantice la propiedad privada, el estado de derecho y proteja al ciudadano. Por último, reinsertar al país en el concierto de naciones libres del mundo, para de este modo, contar con la ayuda de la comunidad internacional para atender con carácter de urgencia la Emergencia Humanitaria compleja que azota al país.

Frente a esto último, Guaidó solicitó por medio de una carta al Secretario General de la ONU (Organización de las Naciones Unidas), Antonio Guterres, una respuesta internacional para la emergencia humanitaria en Venezuela. A través del portavoz de la ONU se conoció su respuesta: “La ONU está lista para aumentar sus actividades humanitarias y de desarrollo en Venezuela, pero, para ello la ONU necesita el consentimiento y cooperación del Gobierno. El Secretario General subrayó que el reconocimiento de Gobiernos no es una función de la Secretaria, sino de los Estados miembros y que, en su relación con los Estados miembros, respeta las decisiones tomadas por la Asamblea General y el Consejo de Seguridad”.

Por otra parte, el Consejo de Seguridad de la ONU, en una reunión extraordinaria promovida por Estados Unidos, debatió, días previos (26 de enero), la situación en Venezuela contando con la presencia de más de 30 oradores.

Las posiciones de los diferentes representantes fueron dispares respecto de la situación que atraviesa Venezuela y sobre el camino adecuado para alcanzar una solución.

Anteriormente, se mencionaron los países que mostraron su apoyo al Presidente Encargado de Venezuela, Juan Guaidó. Del lado opuesto, se encuentran Rusia, China, Bolivia, Cuba, entre otros, que se oponen a las amenazas y ultimátum a Venezuela, al mismo tiempo que objetaron que fuera una amenaza internacional y pugnaron por el respeto a su soberanía y derecho a resolver sus asuntos, sin injerencias extranjeras.

De este modo, resta esperar por la toma de decisiones por parte de Nicolás Maduro, referente al plazo otorgado por algunos países europeos para que convoque nuevas elecciones, ya que, de lo contrario, éstos reconocerán a Juan Guaidó como Presidente Encargado de Venezuela.

Hasta este momento, las partes se mantienen firmes en sus posiciones, y parece lejana una solución a corto plazo.

Fuentes: 

 

Foto destacada:Reuters