Observador Urbano

Japón: la renuncia del Primer Ministro Shinzo Abe

Shinzo Abe, el Primer Ministro japonés –perteneciente al Partido Liberal Demócrata– que más tiempo ha ejercido el cargo en la historia de su país, ha anunciado su renuncia. La principal razón de dicha decisión se vincula con un tema de salud, que el mandatario padece desde hace varios años.

Proveniente de una familia con tradición política en Japón, Shinzo Abe ejerció su primer mandato como primer ministro en el año 2006, «la legislación japonesa establece que el primer ministro debe ser el presidente del partido que ostenta la mayoría parlamentaria». Sin embargo, este primer mandato como dirigente nacional duró poco –casi año– en virtud de numerosos episodios protagonizados por él mismo y por miembros de su gobierno.

A continuación, algunos de los acontecimientos que marcaron su baja en la popularidad con la que accedió a su primer mandato:

  • Las mociones de censura presentadas por los partidos políticos de la oposición, producto del accionar del gobierno –que desde el año 2001– mantenía un montaje de adhesión ciudadana al plan de reforma educativa que «perseguía inculcar en los estudiantes valores de amor al país y espíritu público». Frente a dicha situación y, a modo de subsanar tal episodio el primer ministro y funcionarios de su gobierno decidieron suspender la percepción de sus salarios por 3 meses.
  • La sugerencia del Ministro de Relaciones Exteriores de que Japón adquiriera una fuerza de disuasión nuclear.
  • Escándalos vinculados al ámbito privado de funcionarios del entonces gobierno, que involucraban a propiedades de carácter oficial.
  • Referencia –por parte del Ministro de Sanidad, Trabajo y Bienestar, Hakuo Yanagisawa– a las japonesas como “máquinas de parir”. Este hecho causó indignación, y tanto éste como el primer ministro Shinzo Abe, debieron ofrecer disculpas públicas.
  • A comienzos de 2007, el primer ministro expresó –respecto al caso de las aproximadamente 200.000 mujeres de diferentes nacionalidades quienes fueron tratadas como esclavas sexuales por las tropas japonesas en la década del treinta y el cuarenta, durante la Segunda Guerra Mundial– que no existía prueba al respecto y que su gobierno no haría una petición oficial de perdón. Días más tarde de este episodio, Shizo Abe salió a ofrecer las disculpas.

Estos hechos, determinaron que el Primer Ministro dimitiera, alegando la falta de confianza por parte de la opinión pública en su gestión.

Luego, llegaría su segunda etapa como máximo dirigente del gobierno japonés en el año 2012 y que se mantendría como tal hasta el viernes 28 de agosto que anunció su renuncia, contabilizando 8 años en el poder, alegando nuevamente problemas de salud.

Una vez asumido su mandato en 2012, el primer ministro tuvo como ejes principales, el mejoramiento de la economía y, lograr enmendar la Constitución pacifista de su país, en aras de transformar las Fuerzas de Autodefensa (FAD) en ejércitos operativos, con el objeto de proteger el archipiélago, como también contendoras del accionar de sus vecinos: Corea del Norte y la República Popular China.

Todo ello enmarcado en una agenda en donde los vínculos sobre todo comerciales con Estados Unidos, la Unión Europea y la ASEAN (Asociación de Naciones del Sudeste Asiático) y continúan siendo decisivos.

Así, entre las prioridades de su gobierno se destaca el reforzar la posición y papel exterior de Japón en aras de convertirlo en un contribuyente de la paz, con una mayor y más activa participación en misiones internacionales:

“En septiembre de 2015, se aprobó una nueva legislación que habilita a las Fuerzas de Autodefensa a ejercer la Autodefensa Colectiva, mediante la posibilidad de responder a ataques armados contra terceros países que supongan una amenaza para la seguridad del país”.

Por otro lado, en materia económica, el programa de gobierno conocido como “Abenomics” se enmarcaba en tratar de sacar a Japón de la situación de deflación que azota al país desde hace décadas:

“El programa Abenomics se basa en tres tipos de medidas: una política monetaria ultraexpansiva, medidas de consolidación fiscal, y un programa de reformas estructurales dirigidas a mejorar la productividad y la innovación”.

Todo este panorama se ve ensombrecido por la pandemia de Covid-19. De momento, resta esperar por el sucesor de Shinzo Abe, dentro de la fila del Partido Liberal Democrático, en donde ya se barajan posibles nombres: el actual Secretario Jefe de Gabinete Suga Yoshihide; el Ministro de Finanzas y Viceprimer ministro de gobierno, Taro Aso; el Ministro de Defensa, Taro Kono; el exministro de Relaciones Exteriores, Fumio Kishida; y, el exministro de Defensa, Shigeru Ishiba.

Por María Agustina Martínez                                                                       30/08/2020

Fuentes: www.cidob.org – www.elpais.com – www.exteriores.gob.es

Imagen destacada: www.reuters.com