Observador Urbano

Italia y un nuevo gobierno: certezas e incertidumbres

Antecedentes

Las elecciones celebradas en Italia en el año 2018, demostraron que los que habían sido hasta entonces los grandes partidos políticos del país —Forza Italia, de centro derecha, y Partido Democrático, de centro izquierda— habían sido desplazados. En su lugar, la Liga Norte, de extrema derecha, y el Movimiento 5 Estrellas, una formación difícil de ubicar en el arco ideológico, se situaron como las opciones más votadas por una sociedad agotada por la inestabilidad política y económica. 

En ese contexto, Giussepe Conte fue elegido premier, y tras meses de de negociaciones se conformó “El gobierno del cambio”, una coalición integrada por el Movimiento 5 Estrellas y la Liga.

Pero la propuesta lejos de ser una solución, fue, según los críticos, impracticable, y ha llevado a intensificar la crisis política en Italia. Un ejemplo de ello, son las medidas tomadas para la expulsión de 500.000 inmigrantes ilegales, lo que conforma uno de los puntos de mayor controversia. 

¿Qué llevo a la conformación de un nuevo gobierno?

El pasado agosto, el Vicepresidente y Ministro de Interior del Gobierno de Italia, Matteo Salvini, rompió con el gobierno a través de una “moción de censura”, y realizó una campaña por todo el país pidiendo nuevas elecciones. Hechos, que se encuentran justificados en su afán por ser Primer Ministro.

Sin embargo, ocurrió un giro que Salvini no esperaba. Luigi di Maio, líder del M5S, llegó a un acuerdo impensado con Nicola Zingaretti, secretario del Partido Demócratico (PD), quien hasta hace poco tiempo era su peor enemigo. Asi, Conte, que había presentado su renuncia el 20 de agosto, este jueves volvió a jurar como primer ministro ante el presidente de la República Sergio Mattarella.

El nuevo gobierno, que deberá ser ratificado por el Parlamento entre el lunes y el martes, excluye, obviamente, a la Liga. La aprobación será un trámite, porque el M5S es el partido con más bancas, y junto al PD llegan a la mayoría. Es la razón por la que Salvini, que se convirtió en el político más popular del país en el último año, tenía que ir a las urnas para sumar los escaños necesarios para ser ungido premier. 

«Tanto el M5S como el PD tenían fuertes intereses en formar un gobierno y posponer unas elecciones que ambos, por separado, seguramente habrían perdido. Pero más allá de los objetivos, también hay valores comunes entre los cuadros y los electores de los dos partidos. La nueva administración tiene muchas más cuestiones en común que la anterior. No sabemos lo que piensan los activistas y los dirigentes no parlamentarios del PD, pero sus líderes esperan que la alianza se active en las futuras elecciones locales, regionales y nacionales, para contrarrestar la hegemonía de la derecha. Además, el 75% de los miembros del M5S que votaron online expresaron su acuerdo con la coalición». Expresó Massimiliano Andretta, profesor de ciencia política de la Universidad de Pisa para al diario Infobae.

Por Nahir Valeria Nallar

Fuentes: www.infobae.com – www.abc.es – www.bbc.com/mundo

Imagen destacada: www.sputniknews.com

Imagen en nota: www.clarin.com