Observador Urbano

Irán derriba un dron estadounidense en el estrecho de Ormuz

El pasado jueves La Guardia Revolucionaria Iraní derribó un dron espía, modelo Global Hawk, sobre la provincia costera de Hormozgán en el sur del país árabe, aduciendo violación de su espacio aéreo. Sin embargo, voces oficiales de Estados Unidos alegan que el dron estaba en espacio aéreo internacional sobre el estrecho de Ormuz, realizando tareas de reconocimiento en espacio aéreo internacional.

La zona del estrecho es un punto geoestratégico clave para el abastecimiento de petróleo del mundo, debido a que es la única vía para transportarlo desde el Golfo Pérsico hacia el resto de los océanos. Es por este motivo que, ante cualquier tensión el precio del crudo se ve afectado. En este caso, subió tres dólares, hasta superar los 63 por barril.

La escalada en dicha zona encuentra sus inicios en el año 2017, principalmente como conflicto diplomático entre Washington y Teherán, ocasionado por la prueba de misiles balísticos por parte de Irán. Desde entonces la situación solo se agrava y la comunidad internacional toma posturas entre uno y otro. Así, China y Rusia apoyan al país del Ayatolá Jamenei, mientras que Israel, Arabia Saudita y los Emiratos Árabes toman partido por Estados Unidos.

Por lo pronto Donal Trump no inició ataques militares. «Estábamos preparados para responder desde tres posiciones cuando pregunté cuántos morirían. ‘150, señor’, fue la respuesta de un general. Diez minutos antes de la ofensiva, lo paré. No era proporcionado al derribo de un dron no tripulado. No tengo prisa. Nuestro Ejército está renovado y preparado para actuar, y es de lejos el mejor del mundo. Las sanciones están haciendo efecto y ayer se añadieron más. IRÁN jamás debe tener armas nucleares, ni contra Estados Unidos ni contra el mundo»

A modo de probar los hechos, La Guardia Revolucionaria difundió imágenes del derribo del dron que saldarían las dudas de que efectivamente el dron volaba sobre espacio aéreo iraní. Comunicó también, que realizó reiteradas advertencias antes de derribarlo.

De todas maneras, nada está claro y por ahora el mundo está en vilo. La tensión comienza a trasladarse al tráfico aéreo. Algunas compañías, entre ellas las europeas KLM, Lufthansa y British Airways o las emiratíes Emirates y FlyDubai, han decidido desviar sus vuelos para evitar el espacio iraní sobre el estrecho de Ormuz y el golfo de Omán. Su decisión se produce después de que la Administración Federal de Aviación prohibiera a las aerolíneas estadounidenses operaran en esa zona hasta nueva orden.

Por Nahir Valeria Nallar

Fuentes: www.elpaís.com – www.bbc.com

Imagen destacada: www.hispantv.com

Imagen en nota: www.depetroleo.com