Observador Urbano

Instagram busca mejorar la calidad de su servicio

Guías para padres y adolescentes

Cuando hablamos de «calidad del servicio» hacemos referencia, no tanto a los aspectos técnicos, sino a cuestiones vinculadas al uso y al cuidado de los usuarios. En lo técnico, claro está, lo fundamental tiene que ver con la seguridad de las cuentas, y también la imprescindible estabilidad de la red social.

En este caso, las guías tiene que ver con la atención a las personas, con el aspecto humano. La dirigida a los padres, tiene como objetivos principales, ayudarlos en el conocimiento de analizar, la actividad de sus hijos y encontrar indicios de situaciones negativas y anómalas como depresión, ansiedad, envidia, discriminación y agresiones diversas. Finalmente, se ofrecen consejos para combatir el acoso y descubrir, cuestiones más complejas, como enfermedades o dificultades mentales y emocionales que puedan padecer los jóvenes y que se expresen, de alguna manera, en el uso de sus cuentas.

La destinada a adolescentes incluye juegos, actividades prácticas y tareas diseñadas para ayudarles a entender el uso correcto y saludable de la aplicación. También se proporcionan consejos de seguridad, con pistas para, por ejemplo, bloquear a otros usuarios, enlaces al centro de recursos de Instagram, etcétera.

A esto se asocia, una última medida tomada por la empresa, relacionada con el control de la edad de los usuarios. Se trata, simplemente, de preguntar la edad del futuro usuario, en el proceso de inscripción. Instagram no tiene implementado este paso.  Los usuarios podían abrirse una cuenta sin tener que consignar su fecha de nacimiento. De ahora en más,  aquellos usuarios que no cuenten con al menos 13 años en el momento de abrir la cuenta no podrán acceder al servicio de Instagram.

Esto se exigirá en todo tipo de cuenta, tanto las dedicadas a mascotas como a negocios. Eso sí, por lo menos hasta ahora, la normativa regirá para los que creen una cuenta, de ahora en adelante.

Las guías mencionadas, fueron elaboradas en conjunto con The Jed Foundation, una organización sin fines de lucro estadoudinese, que trabaja en la protección de la salud emocional de adolescentes y adultos jóvenes. Esta asociación viene trabajando con colegios y universidades, para detectar y enfrentar esta problemática, en estudiantes principalmente.

Algunas exigencias normativas

Con esta medida Instagram trata de evitar las multas que se le podrían imponer tras la aprobación de la Ley COPPA (Child Online Privacy Protection Act) en Estados Unidos, que prohibe a los servicios online recopilar información de menores de 13 años sin su consentimiento expreso o el de sus padres. De hecho, en el mes de septiembre, Youtube fue sancionado, aunque con una cantidad «mínima» de 170 millones de dólares.

El lanzamiento de estas guías se enmarca dentro de los esfuerzos de Instagram por crear una experiencia «más saludable» en la red social. Se suma a los test que está desarrollando en todos los países del mundo para esconder la cifra total de «me gustas», que tienen las publicaciones de los usuarios. El objetivo principal, es evitar sentimientos obsesivos y estresantes, que parecen surgir, a partir de las expectativas desmedidas que muchos usuarios ponen, en la cantidad de «likes» recibidos.

Toda medida que ayude a humanizar el uso de las redes sociables es necesaria y, al mismo tiempo, mejorable.

Por Fernando González

Fuentes: www.trecebits.com

Imagen destacada: www.tn.com.ar

Autor

Fernando Gonzalez

Profesor de Filosofia. Apasionado por la tecnología y los cómics. Informar, escuchar, dialogar.