Observador Urbano

Informe de la economía argentina, mes de Junio

¿El rumbo empieza a cambiar?

  1. El mejor mes en lo que va del 2019…
  2. La economía comienza a cambiar su rumbo a pesar del contexto electoral
  3. El dólar y el efecto Pichetto

1- El mejor mes en lo que va del 2019…

Junio fue un mes con grandes recuperaciones para todos los inversores, tanto a nivel local como internacional.

pastedGraphic.png

Comenzando por el plano externo, nuevamente se recuperaron las negociaciones entre los Estados Unidos y China, y además subieron las probabilidades (hasta el 100%) de que la Reserva Federal de los Estados Unidos (FED) realice una quita en su tasa de política monetaria.

Como consecuencia el S&P500 recuperó todo lo que había perdido en mayo, con una suba del 7%. A su vez, el Bono del Tesoro Norteamericano a 10 años bajó nuevamente su rendimiento en 13 puntos básicos.

pastedGraphic_1.png

pastedGraphic_2.pngUn punto a destacar es el acuerdo de libre comercio firmado entre el Mercosur y la Unión Europea, del cual todavía no conocemos la letra chica, y si bien en el corto plazo no producirá grandes mejoras, en el largo plazo podría generar muchas oportunidades para nuestras empresas.

En el plano doméstico, el riesgo político siguió disipándose. El mercado, que hasta al momento ya sabía sobre la retirada de CFK como candidata a presidente, recibió la noticia de la fórmula Macri – Pichetto, con una baja del riesgo país, apreciación del peso y recuperación de acciones y bonos argentinos.

pastedGraphic_3.png

El mercado accionario argentino lleva dos meses consecutivos de rendimientos positivos, recuperando un 14% en dólares durante el mes de mayo y un 29% en dólares en el mes de junio. En el mercado cambiario, el peso fue una de las monedas emergentes con mejor desempeño, apreciándose un 5% durante el mes de junio y cerrando en $43,50.

pastedGraphic_4.png

2- La economía comienza a cambiar su rumbo a pesar del contexto electoral

Los años electorales tienen la particularidad de ser periodos de tiempo muy volátiles para toda economía y más para países como la Argentina, en donde toda decisión trae aparejada consecuencias mucho más profundas que en otros países del mundo.

pastedGraphic_5.pngUn claro ejemplo de esto es la caída que tuvo el riesgo país en este último mes, después de anunciados algunos cambios en las estrategias electorales de los principales candidatos para estas elecciones. Iniciado el mes de junio, el riesgo país superaba los 1000 puntos básicos y hoy cierra el sexto mes del año en casi los 830 puntos. Obviamente, esto no solo se vio replicado en el repunte de las acciones y bonos argentinos, sino que también ayudaron a extender la calma cambiaria.

Es por ello, que no debemos pasar por alto algunos puntos que creemos son fundamentales para entender que podemos estar ante el inicio de un cambio de rumbo para el ciclo de nuestra economía.

Durante este mes se dio a conocer el EMAE (estimador mensual de actividad económica) del mes de abril de 2019, el cual aumentó en un 0,8% (desestacionalizado) respecto del mes de marzo de este año, y a pesar de que respecto al mes de abril de año anterior hubo una caída de la actividad del -1,3%, podemos empezar a vislumbrar que nos encontramos ante un inicio de cambio en la tendencia.

¿Por qué decimos esto?

  • En el mes de abril, se cumple un año desde el inicio de la tendencia a la baja del ciclo que se inició en mayo de 2018. Recordemos que a partir de ese mes se empezaron a sentir los coletazos de la primera corrida cambiaria y del aumento de tasas que paralizaron a nuestra economía.

Como podemos visualizar en el siguiente gráfico, la tendencia comienza a cambiar su sentido y marca lo que parece ser el inicio de un periodo de recuperación. Se espera que en los próximos meses los indicadores del nivel de actividad ratifiquen el cambio de tendencia en el ciclo.

pastedGraphic_6.png

  • Otro dato alentador, es la expectativa que existe respecto a los niveles de precios para nuestra economía. Se espera que en los próximos meses, la inflación continúe con su tendencia a la baja, ayudado por el contexto de calma cambiaria. Recordemos que la inflación, según lo anunciado por el Indec para el mes de mayo fue del 3,1%. Se espera que para el mes de junio la misma ronde el 2,5% y para julio un 2%.
  • Por último, y como lo marcamos al inicio, recordemos que todo esto se da en un contexto electoral, el cual es un factor clave que adiciona volatilidad a las principales variables de nuestra economía.

Sin lugar a dudas, y pensando a largo plazo, es importante reflexionar sobre la necesidad de despolitizar a nuestra economía. No es sano que la economía del país se vea tan afectada por el calendario político que sólo agrega riesgo innecesario a un aspecto tan clave para la Argentina. Esperemos que a futuro esto cambie, y que este solo sea un recuerdo de lo que sucedió en alguna ocasión.

3- El dólar y el efecto Pichetto

pastedGraphic_7.pngDurante el mes de junio el peso argentino se apreció más de un 5% a causas de diversas razones, entre ellas, un mejor panorama para emergentes y un aumento de las probabilidades de bajas en la tasa de interés de la Reserva Federal de los EE.UU. (FED). Sin embargo, la principal causa de la fenomenal baja del dólar y del riesgo país con su correspondiente recuperación de los activos financieros argentinos, tanto acciones como bonos, es la reducción del riesgo político argentino.

El anuncio de la fórmula Macri – Pichetto fue bien recibida por los mercados, ya que se interpretó como la incorporación al Gobierno de una pata peronista, que no solo podría aumentar las chances de reelección del Presidente Macri, sino también daría mayor gobernabilidad para lograr los acuerdos necesarios para poder realizar las reformas del tipo laboral, previsional y tributaria que son indispensables para que nuestro país pueda crecer, desarrollarse y alcanzar un nivel de competitividad adecuado.

La suma del efecto de la fórmula presidencial y la autorización que dio el FMI al Gobierno para poder hacer usos de la reservas del Banco Cental para evitar corridas cambiarias, agudizó la caída del dólar e incentivó a que muchos inversores volvieran a apostar al carry trade.

Hay dos cuestiones importantes que surgieron con estas noticias, las cuales nos gustaría mencionar:

  1. Se escucharon muchas opiniones críticas acerca de la autorización del FMI de hacer uso de los dólares para frenar cualquier corrida. Muchos están hablando de que las reservas del BCRA están bajando como causa de esta medida, y que el FMI no está cumpliendo con su principal objetivo que es solucionar la crisis de la balanza de pagos que sufrió nuestro país. Si realizamos un análisis totalmente objetivo en base a datos macroeconómicos, podemos afirmar que estas opiniones políticas son totalmente erróneas. Se estima que en los últimos 12 meses del año, el déficit de cuenta corriente se redujo de más de U$S 20.000 millones a solo U$S 2.600 millones. Por otro lado, la Argentina registró en el primer cuatrimestre de este año un superávit comercial de U$S 3.147 millones, algo que no ocurriría desde el año 2013.

Por último es importante aclarar que las reservas del Banco Central habían llegado a más de U$S 77.000 millones en abril de este año, y se redujeron a U$S 64.394 millones a fines de junio como consecuencia del pago de deuda en dólares del Tesoro Nacional, y no por ventas que realizó el Banco Central para contener el dólar.

pastedGraphic_8.png

  1. ¿Se está atrasando el tipo de cambio?: teniendo en cuenta que el dólar bajó durante todo el mes y que la inflación sigue corriendo, podríamos preguntarnos si el dólar se está comenzando a atrasar. El Tipo de Cambio Real Multilateral (TCRM), el cual es calculado teniendo en cuenta la inflación, había alcanzo su mayor nivel en septiembre del año pasado, desde allí bajó un 22% hasta finales de junio. Si bien la baja es importante, observamos que el TCRM aún se mantiene en niveles elevados similares a los del año 2012, sin embargo, es importante que no continúe el atraso hacia futuro para mantener la reducción del déficit de cuenta corriente.

pastedGraphic_9.png

Ignacio Mirabella & Joaquín Zingone

Future Value Consultora Financiera

pastedGraphic_10.png