«No hay lugar para el racismo en el mundo y no hay lugar para el racismo en las redes sociales. The Coca-Cola Company detendrá la publicidad de paga en todas las plataformas sociales a nivel mundial durante al menos 30 días. Nos tomaremos este tiempo para reevaluar nuestras políticas publicitarias para determinar si se necesitan revisiones. También esperamos una mayor responsabilidad y transparencia de nuestros socios de redes sociales», anunciaron.

Coca Cola, no es la única, otras empresas tomaron el mismo camino recientemente. Una de ellas es Unilever, la cual es propiedad de marcas muy importantes, como Holanda, Rexona, Dove, St. Ives, Hellmann’s, Lipton, Knorr, Popsicle y Vaseline. «Continuar publicitando en estas plataformas en este momento no agregaría valor para las personas y la sociedad. Estaremos monitoreando y repensaremos nuestra posición actual si es necesario», mencionaron.

Facebook es una de las más cuestionadas, a pesar de sus constantes reformas y anuncios de cambio. En este sentido, hace unas semanas, el mismo Mark Zuckerberg, señaló que tampoco quieren caer en censuras que limiten la libertad de expresión. Esto en relación, particularmente, a los movimientos de Twitter respecto de publicaciones de diversas figuras públicas, que la empresa denunció como posible difusoras de noticias falsas.

En Estados Unidos, Verizon, uno de los operadores más importantes de aquel país, abandonó los anuncios en Facebook. Dicha acción se mantendrá, dijeron, hasta que la red social «pueda crear una solución aceptable» que los haga sentir cómodos. De hecho, resaltan que pudieron resolver una situación similar con YouTube. «Tenemos políticas estrictas de contenido y tenemos tolerancia cero cuando se violan, tomamos medidas», declaró John Nitti, director de medios de Verizon.

Las reacciones de las redes sociales, se debaten, entre mantener la libertad de expresión y la neutralidad política e ideológica o convertirse, aún indirectamente, en canales de difusión del odio y la discriminación, entre otras actitudes repudiables. Como vemos, la cuestión no es sólo ética, sino también económica.

Por Fernando González                                                                                                      28/06/2020

Fuente: www.hipertextual.com

Imagen destacada: www.pixabay.com

Imagen en nota: www.pexels.com