Observador Urbano

Funkos, simpáticos, variados y…¿»millonarios»?

Ni videojuegos, ni robots, ni juguetes articulados, Funkos, muchos prefieren, Funkos. Aunque parezca extraño, en los últimos años, estos «cabezones», se han vuelto muy demandados, y objetos de colección.

Funko es una empresa estadounidense que fabrica juguetes licenciados y se ha hecho conocida por producir miles de figuras diferentes de vinilo. Además, tiene productos de peluches, figuras de acción, músicos, y productos electrónicos  como USB, lámparas y auriculares.

La idea original pertenece a Mike Becker, quién arrancó con un pequeño proyecto, pensando en hacer juguetes con un estilo retro. Becker, junto a los artistas Rob Schwartz y Sean Wilkinson, dieron rienda suelta a su imaginación y formaron Funko. El concepto inicial era bastante diferente al actual, aunque mantenía una similitud: un personaje cabezón. Los primeros fueron vendidos en una hamburguesería, Bob’s Big Boy, diseñando un muñeco basado en el icono del restaurante. Funko ya estaba en marcha. Sólo quedaba esperar los resultados.

Invirtiendo US$35.000 que tenía en ahorros, creó Funko y uno de sus primeros productos fue Freddy Funko, inspirado en un personaje que aparecía en una caja de cereales de la década de los 60.

En 2005, Becker le vendió la empresa a Brian Mariotti, quien se convirtió en su director ejecutivo y lanzó al mercado los Funko Pops en 2010. La clave del modelo de negocios de la empresa es la compra de licencias, para reproducir personajes famosos con su propio diseño.

Números asombrosos

Funko es ahora, el líder mundial en la distribución de juguetes. En lo que va del año, el precio de sus acciones ha subido en más del 100%, aumentando el valor de mercado de la compañía hasta unos US$ 980 millones. Y con el estreno de grandes producciones cinematográficas este año, Funko espera tener buenos resultados, proyectando un aumento en las ventas de casi 20%.

Los inversionistas de la firma no ven la empresa como un fabricante de juguetes. El real valor, está en la propiedad intelectual de un diseño que es único.Y aunque es un mercado de nicho, no ha parado de crecer. En 2018 las ventas totales aumentaron 33% (llegando a US$686 millones), mientras que las ventas internacionales subieron 57%, una señal de una expansión a gran escala.

México es el país líder en Latinoamérica, en el consumo de Funkos, y de hecho el continente ha sido uno de los mercados con mayor crecimiento.

El mundo Funko no tiene fronteras

Son personajes de películas, series de televisión, videojuegos, cantantes, deportistas… y aunque hay productos de acceso masivo que se venden por cerca de US$10, las ediciones limitadas de un personaje -compradas por coleccionistas fanáticos- pueden llegar a valer miles de dólares. La lista de figuras es interminable: desde los personajes de Game of Thrones, Avengers y Star Wars, hasta los superhéroes de Marvel y DC.

Han creado, además, miles de personajes y cuentan actualmente con más de 1.000 licencias para reproducir en su propio estilo a cientos de estrellas de la cultura Pop.

Pero claro, no todo es «cultura pop», también se han hecho funkos de políticos y diversas personalidades del ámbito de la cultura. Parecería que cualquier famoso puede convertirse en una de estas figuras. Y tal vez, también lo desean.

Por Observador Urbano

Fuentes: bbc.com – diariosur.es – wikipedia.com

Imagen destacada: Observador Urbano

Imágenes en nota: Austin Powers: dairiosur.com – John Snow y Daenerys: observador urbano