Observador Urbano

Facebook sigue fallando

Facebook, como cualquier empresa, tiene implícito un compromiso ético con sus clientes. Además de las exigencias legales lógicas y explícitas, determinadas por un determinado sistema jurídico. Este es un punto de partida elemental, que queremos remarcar, para poner en contexto las nuevas y preocupantes revelaciones, que hemos conocido en los últimos días, acerca de otra falla de seguridad, reconocida por los directivos de esta gigantesca red social.

También Instagram

¿Son lo mismo miles que millones? Ciertamente no, depende si lo pensamos en abstracto o aplicado a la medición de alguna realidad específica. No es lo mismo tener ahorrados miles de dólares que millones. No es mi caso, aclaro. Lo cierto es, que una empresa que factura millones y millones de dólares, ha corregido unas cifras dadas por ellos mismos, sobre una falla de seguridad.

Falla referida a Instagram, que recordemos, pertenece a Facebook desde el año 2012. En el mes de marzo, habían reconocido, que almacenaron en los sistemas de la compañía -de manera insegura- las contraseñas de cientos de millones de usuarios de Facebook Lite, decenas de millones de Facebook y decenas de miles de Instagram. Sin embargo, la red social, el pasado jueves, modificó las cifras referidas a Instagram. También en esta red social, los números ascienden a millones y no a miles, como dijeron anteriormente.

Imagen: Pixabay

La empresa de Mark Zuckerberg actualizó la información brindada previamente, en un comunicado oficial:

«Desde que se publicó este comunicado, descubrimos más contraseñas de acceso a Instagram almacenadas en un formato legible. Ahora estimamos que este problema afectó a millones de usuarios de Instagram».

Se habla de que el error fue corregido. La falla supuso que las contraseñas de millones de usuarios, se convirtieron en accesibles, a empleados con acceso a algunos sistemas internos. Esto fue detectado, en la medida que algunos inicios de sesión no respondían a técnicas de cifrado que las hacen ilegibles. De esta manera, podían acceder, a millones de cuentas.

Se indica que las contraseñas quedaron expuestas, en búsquedas de datos realizadas por cerca de 2000 ingenieros de la compañía. Algunas empresas, expertas en monitoreo de seguridad informática, llevan la cifra mucho más arriba.

La investigación interna, realizada por Facebook, determinó que las contraseñas reveladas no fueron objeto de un uso indebido por parte de empleado alguno de la compañía. Y reiteró, que irá notificando a los usuarios afectados.

Las reiteradas fallas indican, que a pesar de compromisos y promesas, los problemas subsisten y generan dudas y desilusión, entre los usuarios.

Por Fernando González

Fuente: www.hipertextual.com

Imagen destacada: Pexels.com