Observador Urbano

En Twitter se acabaron los mensajes de odio de los políticos (o casi) 

Es sabido por todos quienes usamos redes sociales que Twitter, es a menudo, una alcantarilla donde muchos funcionarios bocones pasan a exponer sus mensajes de odio y difamación libremente, y donde, a la par, otros están esperando que eso pase para salir a exponer a los primeros, lo que se vuelve un constante ida y vuelta. Para evitar que estas secuencias se repitan a diario, Twitter ha decidido recientemente que ocultará y mostrará un mensaje en los tweets de políticos que hayan violado las reglas.

De esa forma se mencionará en sus tweets lo siguiente: «las reglas de Twitter sobre el comportamiento abusivo se aplican a este tweet. Sin embargo, Twitter ha determinado que puede ser de interés público que el tweet se mantenga disponible». Ahora bien, lo que hace particular a esta medida de la compañía es que el mensaje se mostrará solamente a las cuentas que se encuentren verificadas y que además posean como mínimo 100.000 seguidores. También, en otro asterisco de esta decisión, quienes reciban el mensaje en sus tweets, deben ser personas que se encuentren actualmente ejerciendo funciones o que estén siendo consideradas para ocupar un cargo público. 

Para determinar cuál tweet rompe las reglas de interés público, Twitter ha reunido a un grupo de expertos en seguridad, temas legales y políticas públicas, quienes deciden si el mensaje en cuestión puede seguir estando disponible o debe recibir la etiqueta, desapareciendo así del timeline pero manteniéndose en las búsquedas, para en caso de inconvenientes futuros, contar con una forma de responsabilizar al autor del tweet por sus dichos. Esta medida se da en el contexto de la aproximación de los debates que anteceden a las primarias en EE.UU., y que terminarán por reelegir a Trump o en todo caso votar a un sucesor. Además, no hay que perder de vista que personajes tan populares en la red como el propio presidente de EE.UU., confían más en la red social que en la prensa para difundir sus mensajes.

Por último, esta medida llega en un momento en donde se conoció hace unos días que algunos usuarios de Twitter estaban recibiendo notificaciones sobre quiénes y en qué momentos dejaban de seguirlos, lo que puso otra vez sobre el tapete la discusión de la privacidad en redes sociales. Aunque por supuesto, nada a la altura de las filtraciones que se dieron durante los últimos años alrededor de Facebook, que a la par desataron un escándalo que al día de hoy aún no se ha dimensionado entre los usuarios. 

Por Bruno Iriarte

Imagen destacada: www.clasesdeperiodismo.com

Imagen en nota: www.pexels.com