Seguínos

Sociedad

El Tsunami educativo de la Pandemia

Durante el 2020 asistimos al cierre masivo de establecimientos como consecuencia de la pandemia. Se perdieron, en promedio, casi 160 días de clases presenciales.

Para mitigar los efectos de esta pérdida, la comunidad educativa en general, en todos los niveles, se vio obligada a implementar una educación remota de emergencia, para la cual, en general, no estaba preparada.

Fue necesario adoptar un conjunto de herramientas de la educación a distancia para enfrentar este reto y poder seguir enseñando, pero los resultados fueron los esperados; no se pudo reemplazar a la presencialidad. Los inconvenientes que se debieron enfrentar fueron infinitos.

En Salta

Poniendo foco en nuestra provincia es notable que, a pesar de los enormes esfuerzos de los docentes, los resultados medidos en niveles de aprendizaje principalmente en el nivel inicial, primario y secundario de gestión estatal han sido insuficientes.

La deserción y el abandono llegaron a niveles históricos. Por cierto, no se cuenta con datos oficializados que describan la realidad educativa al instante (lo cual es otro problema que desnudó la pandemia), pero es una situación conocida por la mayoría de los docentes debido a sus experiencias; los alumnos que se pudieron conectar y seguir en condiciones aceptables las clases fueron los menos; el resto no lo pudo hacer, prácticamente por múltiples causas; tampoco se implementaron estrategias de tutorización o seguimiento virtual para estos casos oportunamente.

Se estima un incremento de la deserción de un 15% mínimo entre los estudiantes de alrededor de los 17 años, por ejemplo.

No hubo directivas ni estrategias claras de retención por parte de las autoridades educativas que minimizaran los riesgos que se enfrentaban con esta situación.

También quedó al descubierto la calidad de gestión escolar a nivel de cada establecimiento; las prácticas que pusieron en marcha algunos directores de establecimientos son modelos para destacar.

En Italia, por ejemplo, un programa de tutoría en línea implementado a nivel gubernamental para estudiantes desfavorecidos en escuelas secundarias durante el cierre de establecimientos aumento el rendimiento académico de los mismos.

El COVID está siendo un golpe duro en el avance en términos de cobertura que se venía logrando desde hace un tiempo hasta antes de la pandemia; tal vez los jóvenes lleguen a perder el interés por el sistema educativo y se vean tentados con otras alternativas, como por ejemplo ingresar al mercado laboral por la difícil situación económica que atraviesa la mayoría.

Esto podría engrosar el porcentaje de “ninis” (jóvenes que ni trabajan ni estudian), cuyo crecimiento se estima en un 21% en el largo plazo.

Presencialidad , a toda costa

En el 2021 nos toca continuar viviendo los nuevos embates del flagelo que pusieron al desnudo lo poco que se había hecho en el 2020 en cuanto a obras y dotación de recursos. El brote de la pandemia está golpeando nuevamente al sistema educativo local dificulta el regreso masivo a las aulas, a la necesaria presencialidad en los niveles inicial, primario y secundario, que son los que más la necesitan por las características propias de esa población estudiantil. En la mayoría de los casos las condiciones para la presencialidad no difieren de las que había el año pasado: no hubo aún vacunación masiva del personal docente y de apoyo, que debieron haber sido considerados personal esencial desde el primer momento, conjuntamente con los de salud; continúa en muchos casos la persistencia de infraestructura deficiente; la falta de conectividad y equipamiento tecnológico en la mayoría de los establecimientos que hace inviable la “bimodalidad” si el docente no aporta de su parte los recursos para hacerlo; el eterno problema de los baños; los idas y, vueltas con las estrategias para las “burbujas” que hace que los niños sigan perdiendo cantidad y calidad de aprendizajes, la falta de tutorización para los que no les toca “burbuja”, etc.

Cambios a paso de tortuga

El cierre de escuelas o el no asistir todos los días a clases es la forma directa en la que el virus ataca al sistema educativo ya que las medidas que se impulsan, muy cuestionables por cierto, propician mayormente el cierre de los establecimientos para detener la propagación del virus.

Todo esto contribuye a que la enseñanza híbrida también sea una utopía si no está bien diseñada e incorporando soluciones digitales adecuadas; en el mejor de los casos, es educación a distancia para los que tienen la dotación de recursos e infraestructura y voluntad para hacerla y hace que se sigan profundizando las desigualdades

ANUNCIO

Según estimaciones solo el 77% por ciento de los estudiantes de 15 años tienen acceso a internet en sus hogares y el reto es mayor para los grupos desfavorecidos.

Las brechas digitales son notables aunque también hay que destacar que Argentina está dentro de los países que han habilitado el acceso web a portales educativos sin costo o a bajo costo para los usuarios finales principalmente mediante planes con tarifa cero en coordinación con empresas de telecomunicaciones.

En Salta, las acciones para mejorar la conectividad y dotación de recursos son escasas ante la dimensión de la problemática; tampoco el apoyo al docente es el esperado en cuanto a capacitación para la bimodalidad; educación a distancia, contenido pedagógico adaptado para estos escenarios; herramientas Tics y conectividad gratuita.

Tampoco los padres están recibiendo apoyo para esta metodología, ya que en ellos reside gran parte del esfuerzo educativo para la permanencia, aprendizaje y promoción de los chicos.
Estos son los motivos principales que dan argumento académico necesario para defender la presencialidad, además de la evidencia sanitaria de que los principales focos de contagio no estarían en la escuela por supuesto.

Los resultados de las recientes mediciones de la “pobreza en el aprendizaje” que se utilizan para hacer referencia a la proporción de niños que han sido privados de aprendizajes o no alcanzan un nivel mínimo de comprensión lectora y/o están privados de escolaridad, encienden luces rojas.

Hay muchas situaciones de desigualdad educativa que están ahondando la crisis de aprendizajes, principalmente a los alumnos más desfavorecidos. Ya las pruebas PISA del 2018 develaron que el 54% de los niños y niñas de 10 años, en Argentina, no pueden leer y entender un texto y que los alumnos de 15 años, en promedio, se encontraban 3 años por atrás de los estudiantes de la OCDE en matemática, lectura y ciencia.

Las amplias brechas en los resultados educativos del 2018 ya revelaban patrones regresivos de acceso y calidad en estas reconocidas pruebas. Se estima, como mínimo, que estos porcentajes podrán aumentar 16 puntos con 10 meses de cierre de escuelas, llegando a tener casi el 77% promedio de estudiantes por debajo del nivel mínimo de rendimiento. 

Esta situación nos permite inferir que, a futuro, las implicaciones para los ingresos y la productividad en la región podrían ser enormes. Hay métodos para calcular estas pérdidas. Según algunos cálculos estimativos de esta realidad dan cuenta que con un cierre de 10 meses un alumno promedio perteneciente a la cohorte que actualmente asiste a la escuela podría perder $23.628 dólares (PPA 2017) de ingresos a lo largo de su vida, equivalentes a $1,313 dólares (PPA 2017) de ingresos anuales ¿Cómo se lograrán los objetivos de crecimiento económico y desarrollo si los recursos humanos manifiestan falencias en su formación de habilidades y competencias?

De acuerdo a estimaciones las pérdidas de aprendizaje podrían representar hasta el 88% de lo que los estudiantes aprenden en un año escolar promedio; esta cifra se eleva más para los niños más vulnerables por supuesto. El desafío actual de los gestores educativos es retener a los chicos en el sistema educativo fortaleciendo la calidad de la educación a distancia o bimodalidad e impidiendo que abandonen; apoyar también a los padres en este contexto además de los docentes que están poniendo sus mejores esfuerzos a esto, aun a costa de su salud inclusive. 

También hay una necesidad urgente de contar con datos ciertos de la situación para poder tomar decisiones acertadas; no actuar a ciegas; poder contar con sistemas de alertas tempranas antes de que se produzca el abandono; el uso inteligente de datos y tecnología podría crear oportunidades para mejorar la eficiencia del sistema escolar y ayudaría a identificar y corregir ineficiencias a tiempo. Colombia, por ejemplo, está mejorando el proceso de incentivar a los alumnos y recompensar su aprendizaje mediante la implementación de tecnología de Blockchain como medio rastreable que asegure este objetivo. Un acierto, y de avanzada, en la utilización de recursos digitales.

La oportunidad de cambiar 

Es bien sabido por todos, que detrás de una crisis manifiesta siempre hay una oportunidad. Esta crisis podría representar una oportunidad histórica de cambios en el sistema educativo y en la gestión institucional que propicie la transformación digital centrada en el alumno impulsando la incorporación de las Tics en el proceso de enseñanza y aprendizaje para dar un salto cualitativo importante hacia adelante, hacia una nueva etapa de desarrollo educativo mirando al futuro que permita sumarnos a la Cuarta Revolución industrial.

Sería fascinante plantearnos re imaginar la educación que necesitamos para estos nuevos escenarios y dejar de politizar el tema educativo que nada suma a la realidad que están viviendo miles de estudiantes y docentes comprometidos. Aunque para esto deba mejorarse urgentemente las barreras para el acceso y uso efectivo de las tecnologías digitales y que se priorice el aprendizaje de los estudiantes utilizando los nuevos recursos.

El desconocimiento manifiesto de estas cuestiones y cómo implementar estrategias acertadas para lograrlo, profundizan más las brechas existentes en nuestra provincia facilitando el aumento, lamentablemente, de la pobreza. El mal endémico de nuestra sociedad.

Por Lic. Silvia Alvarez 30/04/21

Fuente: www.eltribuno.com

Imágenes destacada y en nota: www.pexels.com

Sociedad

Elecciones en Perú: la OEA felicita al país, por una jornada electoral pacífica y democrática

Luego de la celebración de la segunda vuelta en la elección presidencial en Perú el pasado 6 de junio, la Organización de los Estados Americanos, a través de la Misión de Observación Electoral (MOE) ha felicitado al pueblo peruano por haber acudido a las urnas y expresado su voluntad popular de manera pacífica y democrática, reconociendo del mismo modo la labor de las autoridades electorales en la organización de un proceso sumamente complejo, signado por la pandemia y la polarización política.

Esta misión, es encabezada por el ex canciller de Paraguay, Rubén Ramírez Lezcano, y está integrada por 40 observadores y especialistas de 16 nacionalidades, quienes arribaron al Perú de manera escalonada a partir del 30 de mayo.

“El día de la elección, la Misión compiló información sobre el desarrollo de la votación en 191 recintos y 861 mesas de votación. Sus integrantes constataron la implementación total o parcial de gran parte de las recomendaciones emitidas por la MOE/OEA en su informe preliminar de la primera vuelta, entre las que destacan aquellas encaminadas a fortalecer la capacitación de los funcionarios en distintos niveles, a agilizar el proceso de recepción y procesamiento de las actas en las Oficinas Descentralizadas de Procesos Electorales (ODPE), y optimizar los espacios de votación, con una mejora significativa en materia de señalética e iluminación. En este sentido, la Misión valora la apertura de las autoridades electorales y su permanente disposición para mejorar los procesos comiciales”.

Asimismo, la MOE pudo constatar la implementación de protocolos necesarios en el marco de la pandemia, en donde las mesas electorales contaban con equipo de protección personal y otros elementos de bioseguridad. En ese sentido, el Jefe de la ONPE, Piero Corvetto, agradeció a la MOE, por la presentación de su informe preliminar.

Por su parte, el Jefe de la Misión, comunicó que mantuvieron encuentros con los candidatos presidenciales Castillo (Perú Libre) y Fujimori (Fuerza Popular), destacando la coincidencia de ambas candidaturas de no proclamarse ganadores hasta que se hayan resuelto todas las impugnaciones, de respetar las garantías del proceso y a la institucionalidad electoral peruana y, de reconocer el resultado electoral una vez desahogada la fase jurisdiccional de la elección.

A la fecha el proceso electoral continua, ya que quedan pendientes de procesar actas observadas las cuales serán tratadas por los jurados electorales especiales. Por otro lado, el Jurado Nacional de Elecciones, el día viernes 11 de junio comunicó que se acordó dejar sin efecto el acuerdo administrativo por el que se ampliaba el plazo para solicitar la nulidad de actas electorales, quedando de ese modo como último día para la realización de tal solicitud, el día miércoles 9 de junio.

Por su parte, la Oficina Nacional de Procesos Electorales (ONPE) en su última actualización de resultados sobre las actas contabilizadas para la fórmula de presidente y vicepresidente informó que al 99.888% de actas contabilizadas, el candidato Pedro Castillo obtiene un 50.154%, mientras que la candidata Keiko Fujimori tiene un 49.855%:

Por María Agustina Martínez —– 13/06/21

Fuentes: www.oas.org – www.portal.jne.gob.pe – www.onpe.gob.per

Imagen destacada: www.efe.com

Ver más

Sociedad

Evolución de la vacunación contra el Covid en Europa

Luego de un largo año de confinamiento, y, si bien la pandemia no termina, la mayoría de los países del  mundo han iniciado un proceso de inoculación con esperanzas de volver a la normalidad pre COVID – 19.

En este sentido, La Comisión y los Estados miembros de la Unión Europea han adoptado un enfoque común para garantizar el suministro y facilitar el despliegue de las vacunas.

Dicha estrategia se basa en dos pilares, en primer lugar asegurar la producción de vacunas en la UE y suministros suficientes para sus Estados miembros a través de acuerdos de compra anticipada con los productores de vacunas a través del Instrumento de apoyo de emergencia. Además de dichos acuerdos, se puede disponer de financiación adicional y otras formas de apoyo. El segundo lugar consiste adaptar el marco regulatorio de la UE a la urgencia actual y hacer uso de la flexibilidad regulatoria existente para acelerar el desarrollo, autorización y disponibilidad de vacunas manteniendo los estándares de calidad, seguridad y eficacia de las vacunas.

Asimismo dicho plan tiene los siguientes objetivos:

  • Garantizar la calidad, seguridad y eficacia de las vacunas.
  • Garantizar el rápido acceso a las vacunas para los Estados miembros y sus poblaciones mientras lidera el esfuerzo de solidaridad mundial.
  • Garantizar el acceso equitativo a una vacuna asequible lo antes posible.

En el gráfico se puede observar que, de los países europeos, el que mayor población tiene vacunada (con una sola dosis), es Alemania con casi 60 millones de personas de los 83.02 millones del total de personas.

El proceso, como en todo el mundo y ante la poca capacidad productiva de vacunas, consistió en Europa, en el establecimiento de grupos prioritarios de vacunación por rango etario y riesgo. España sigue por el momento con este sistema, mientras otros países como Alemania, Francia e Italia comenzaron a ampliar ese espectro a población más joven.

En el caso de Francia, la sociedad se había mostrado reticente a la inoculación produciendo así un inicio y crecimiento muy lento de vacunación, situación que ante la experiencia de un invierno de aislación y la llegada del verano se revirtió superando incluso el calendario previsto. Asimismo, a partir del próximo 15 de junio los jóvenes de 12 a 18 años estarían habilitados a vacunarse de manera voluntaria con la vacuna de Pfizer-BioNTech a fines de lograr evitar el cierre de clases e iniciar las clases con normalidad en el mes de septiembre.

ANUNCIO

Italia es otro caso de impulso a la vacunación a partir de un cambio de estrategia, logrando hasta el pasado jueves alcanzar a 35.817.595 personas, superando su propio objetivo de 12.397.459, lo que les permitió abrir la lista a toda la población sin restricciones.

Sin embargo, según la sección Europa de la OMS, que incluye a 53 países y territorios, algunos en Asia Central, un 30% de la población de la región ha recibido al menos una primera dosis de la vacuna y un 17% está completamente vacunada. Esto implicaría según Hans Kluge, director de la OMS Europa, que la vacunación esta lejos de ser suficiente para evitar un rebrote en la región, dado que aún queda una distancia considerable hasta alcanzar al 80% de la población.

Por Nahir Valeria Nallar —- 11/06/21

Fuentes: www.ec.europa.eu – www.elpais.com – www.infobae.com

Imagen principal: www.rtv.es

Imagen en nota: One World In Data

Ver más

Sociedad

Las 10 mejores, y también las 10 peores ciudades del mundo para vivir…

Cada año una serie de expertos en economía, infraestructura y muchos más sectores, realizan un estudio para determinar cuáles son las mejores y también, las peores ciudades para vivir en el mundo. Las más y las menos habitables.

La lista de las 10 mejores ciudades ha cambiado mucho en comparación a años anteriores, como lo puede indicar el índice de habitabilidad mundial de The Economist (The Economist Global Livability Index). La Pandemia ha influido notablemente en las mediciones. Debido a esta crisis mundial y cómo ha afectado diferentes factores en todos los países del mundo, como es el caso de la infraestructura sanitaria, por ejemplo, muchas ciudades han quedado fuera del Top 10. Incluso Viena, la capital de Austria, que lideró esta lista en mas de una ocasión.

Ahora, la lista de las mejores ciudades para vivir está protagonizada por solamente cuatro países: Nueva Zelanda, Japón, Australia y Suiza. De hecho, cuatro de esas 10 ciudades se encuentran en Australia.

En cuanto a las peores ciudades para vivir, las menos habitables por su puntuación en materia de salud, seguridad, infraestructura y otros, la lista es bastante variada, entre las que se destaca, la capital de Venezuela. Otros países incluidos, en la que se encuentran las peores ciudades son: Pakistán, Nigeria, Bangladesh y Siria, entre otros.

ANUNCIO
Tokio

Las 10 mejores ciudades para vivir

  1. Auckland, Nueva Zelanda (índice: 96.0)
  2. Osaka, Japón (índice: 94.2)
  3. Adelaide, Australia (índice: 94.0)
  4. Wellington, Nueva Zelanda (índice: 93.7)
  5. Tokio, Japón (índice: 93.7)
  6. Perth, Australia (índice: 93.3)
  7. Zurich, Suiza (índice: 92.8)
  8. Ginebra, Suiza (índice: 92.5)
  9. Melbourne, Australia (índice: 92.5)
  10. Brisbane, Australia (índice: 92.4)

Las 10 peores ciudades para vivir

Duala, Camerún

Esta lista, en cambio, va a de peor a mejor. El primer lugar se encuentra la considerada peor ciudad:

  1. Damasco, Siria (índice: 26.5 – puesto 140)
  2. Lagos, Nigeria (índice: 31.2)
  3. Puerto Moresby, Papúa Nueva Guinea (índice: 32.5)
  4. Dhaka, Bangladesh (índice: 33.5)
  5. Algiers, Algeria (índice: 34.1 – puesto: 136)
  6. Trípoli, Libia (índice: 34.2 – puesto: 135)
  7. Karachi, Pakistán (índice: 36.2 – puesto: 134)
  8. Harare, Zimbabue (índice: 36.6 – puesto: 133)
  9. Duala, Camerún (índice: 38.6 – puesto 132)
  10. Caracas, Venezuela (índice: 41.7 – puesto 131)

Por Observador Urbano —– 10/06/21

Fuente: www.gizmodo.com

Imágenes destacada (Auckland) y en nota: www.pixabay.com

Ver más

Populares

Observador urbano © 2018 - 2021 // Observar la realidad, lo que nos rodea, es inevitable. Comprenderla, interpretarla, también. En nuestro sitio queremos hacerlo, pero a partir la mirada de los otros, de nosotros mismos, de los que nos lean, de los que propongamos para su lectura. Cada publicación tendrá ese sentido. Y desde una ciudad, en la que vivimos la mayoría de los que participamos de este proyecto. Aunque en verdad, desde la ciudad por la que transitemos. Observador Urbano, un portal de noticias.