Observador Urbano

El segundo impeachment contra el presidente Donald Trump

Finalmente, y, como consecuencia del asalto al Capitolio el 6 de enero por simpatizantes del saliente presidente Donald Trump, la Cámara de Representantes presidida por la demócrata Nancy Pelosi, dio luz verde al inicio de lo que se convierte en el segundo proceso de juicio político en su contra.

Bajo la figura de incitación a la insurrección, la votación reunió 232 votos a favor, en donde 10 de ellos fueron por parte de congresistas pertenecientes al partido oficial –el republicano–, y los votos en contra fueron 197.

De este modo, el Senado será el encargado de decidir sobre el juicio político a Donald Trump, en donde para producirse la destitución se requiere de los votos de las 2/3 partes de sus miembros.

El contexto en el que se produce este segundo proceso es totalmente distinto del ocurrido hace 13 meses. En primer lugar, se destaca que el Senado se embarca en el cuarto proceso de impeachment contra una figura presidencial. En segundo lugar, el mandato presidencial de Trump finaliza en 4 días e ingresa una nueva administración con nuevas prioridades legislativas, sumado a la pandemia por Covid-19 que continúa incrementando los casos en el país del norte.

Respecto a la fecha de inicio del juicio, se espera que éste inicie luego de asumir el demócrata Joe Biden. A pesar de que la presidenta de la Cámara Baja Nancy Pelosi es quien debe determinar cuándo remitir al Senado la propuesta de “impeachment”, la Cámara Alta se encuentra en receso hasta el día 19 de enero, un día antes de la toma de poder.

No se espera que los líderes de dicha Cámara –Mitch McConnell (Partido Republicano) y, Chuck Schumer (Partido Demócrata)– acuerden retomar sus funciones con anterioridad a esa fecha, ya que en caso de que la demócrata Pelosi decida enviar el artículo a la Cámara Alta el día 19 de enero, el primer día del juicio debería tener lugar el día 20 de enero –que es en esencia ceremonial y de juramentación de los miembros involucrados–, superponiéndose de ese modo al día de juramentación de Joe Biden como presidente.

Por otro lado, una de los interrogantes que se plantean en torno al proceso del juicio político, es respecto a la estrategia de defensa por parte de los abogados de Donald Trump, en la que se plantean dos posibles escenarios: centrarse en los hechos desencadenados el día del asalto al Capitolio o, cuestionar acerca de si un juicio político puede tener lugar una vez que Donald Trump se convierta en expresidente.

En base a ello, la pregunta que muchos especialistas han estado respondiendo, es sobre la constitucionalidad o no de este proceso, teniendo en cuenta que un presidente nunca ha enfrentado un juicio político fuera de sus funciones como tal.

Una de las preocupaciones de Biden al momento de asumir, es aquella referida al modo de trabajo que tendrá el Senado, ya que normalmente, durante los primeros días de una nueva administración, este se encargaría de proceder con las confirmaciones y votación por aquellos puestos clave de ésta.

Se espera que el modo de trabajo de la Cámara Alta sea mitad del día para el proceso de impeachment y, la otra mitad para las nominaciones y confirmaciones de los nuevos integrantes de la próxima administración.

Finalmente, Trump declaró que no asistirá a la ceremonia de inauguración del nuevo mandatario. La Casa Blanca aún no ha especificado cuándo será el día en que éste decida abandonar el recinto.

Por María Agustina Martinez                                                                                        17/01/2021

Fuentes: www.abcnews.go.com – www.elpais.com

Imagen destacada: www.apnews.com