Observador Urbano

El Samsung Galaxy Z Flip parece el primer plegable que vale la pena

El año pasado contábamos acá la decepción que significó el Samsung Galaxy Fold después de llenarnos de expectativas al tratarse del primer celular en ser seriamente plegable. Tras aquella fallida experiencia, vino hace unos días el Motorola Razr plegable, que rescataba el viejo modelo y reemplazaba el teclado físico por una solo gran pantalla que se abría y cerraba como aquel icónico modelo.

Ahora bien, lo que parece quedar claro según los primeros reportes, es que el Galaxy Z Flip presentado durante esta semana, es un teléfono en serio e inaugura la serie Galaxy Z que creemos por informes que será una serie dedicada a teléfonos plegables o de innovaciones relevantes. Nada de pantallas que se cuelgan y rompen o diseño hecho para nostálgicos, estamos hablando de un teléfono faena 2020 aunque con un hardware de 2019 que cuenta con un diseño que busca ser la delicia de influencers y personas preocupadas más por el diseño que por las prestaciones ya que a pesar de no tener las del S20 es un celular robusto que dado que su pantalla de 6,7 pulgadas se reduce a la mitad, entra en bolsillos donde otros teléfonos tienen serias complicaciones o incluso, fácilmente en la palma de la mano.

Por lo tanto, no hablamos de un teléfono frágil y que seguramente será más duradero que el propio Fold o incluso el Motorola Razr. Sin embargo, esto le agrega según reporta el sitio Gizmodo bastante incomodidad para desplegarlo dada la fuerza que allí hay que realizar. Algo que puede opacar futuras reseñas y por supuesto las ventas, un punto que aun así, parece será un fuerte para este teléfono dada la campaña publicitaria que hay por delante.

Sin embargo, quienes deseen adquirirlo, deberán ir preparando su billetera, puesto que el precio rondará los 1.380 dólares en EE.UU. saliendo este mismo fin de semana a la venta. Ademas estará disponible en negro y en púrpura, aunque no sabemos si finalmente cuando llegue a Argentina habrá una versión en dorado para nuestro país. 

Ahora sí, parece que las pantallas plegables inauguran el futuro, esperaremos si finalmente son la delicia de los consumidores o si rápidamente pasan al olvido por su utilidad por el momento, no tan relevante.

Por Bruno Iriarte