Observador Urbano

El gobierno Chino pide a Zoom que suspenda diversas cuentas

No hace falta repetirlo, tal vez, pero desde que Zoom comenzó a crecer de manera extraordinaria durante la Pandemia de Covid-19, las polémicas, la acompañaron casi de igual manera. Los problemas graves de seguridad denunciados por grandes empresas llevaron a que no se recomendara su uso. El éxito y la expansión masiva, sin embargo continuó, y se realizaron diversas correcciones y ajustes para crecer en credibilidad.

Pero ahora la cuestión pasa al lado político y de la censura. Recientemente, Zoom admitió haber suspendido varias cuentas de usuarios a petición del Gobierno chino. Entre ellas se encuentran las de los organizadores de un evento conmemorativo de la masacre de Tiananmén, un suceso ampliamente censurado por el Estado.

Según explicó la tecnológica estadounidense, el Gobierno local habría informado a la compañía de que se estaban organizando cuatro eventos masivos en la plataforma de videoconferencia para recordar los sucesos del 4 de junio de 1989 en la plaza de Tiananmén. El pedido directo fue que se eliminaran las convocatorias y las cuentas de los organizadores por ser un hecho que incumplía la legalidad vigente en China.

Tras comprobar que en tres de las cuatro reuniones se encontraban participantes residentes en China, Zoom tomó la decisión de suspenderlas y eliminar las cuentas de los organizadores. Uno de ellos vive actualmente en Hong Kong y, los otros dos, en Estados Unidos. La firma asegura que sus cuentas ya les han sido devueltas.

El servicio de conferencias ha enunciado a partir de lo sucedido, nuevas reformas, para que no se repitan estos hechos de censura. Afirman que se desarrollará un proyecto de «política global»para poder eliminar o bloquear a participantes concretos dependiendo de la ubicación geográfica. La idea es respetar los ordenamientos legales de cada país. En el caso citado, la presión fue tan fuerte que la empresa actuó de inmediato, lo que trajo grandes críticas.

De todos modos, no sólo Zoom responde a las exigencias Pekín. Hace pocos días, Apple retiró dos aplicaciones agregadas de podcasts de la App Store China, por petición del gobierno de Xi Jinping. Según información brindada por diversas agencias, estas aplicaciones -léase, empresas, desarrolladores- se negaron a eliminar contenido que sería considerado ilegal en aquel país asiático.

No es sorpresa para nadie, el avance del gobierno Chino, sobre el mundo de las redes sociales. La cuestión de la censura y el ocultamiento de la información son una política de estado, que de todos modos, resulta un fracaso. De una manera u otra, la mayoría de aquello que se quiere ocultar, sale a la luz del periodismo o diversas organizaciones que defienden el derecho a la libre expresión en las redes sociales.

Una de las cuestiones de fondo es, hasta qué punto, el ciudadano común puede defenderse de acciones de censura y atropello por parte de las autoridades públicas, sean Chinas o de cualquier país. Hay mucho por andar, en este aspecto.

Por Fernando González                                                                                             14/06/2020

Fuente: www.hipertextual.com

Imagen destacada: www.pixabay.com

Imagen en nota: www.pexels.com

Autor

Fernando Gonzalez

Profesor de Filosofia. Apasionado por la tecnología y los cómics. Informar, escuchar, dialogar.