Observador Urbano

¿El Galaxy Fold es una broma o estamos ante una innovación asombrosa?

Es imposible hacer futurología por más Nostradamus o brujería que se nos ponga delante, la ciencia tiene un punto con eso y hasta ahora nada se lo ha podido rebatir. Sin embargo, hay departamentos enteros en gobiernos o grandes empresas que se dedican a estudiar el comportamiento de las personas, ya sean en solitario o en grupos, con el objetivo de predecir intereses o necesidades que serán imprescindibles en el futuro.

Algo de ese trabajo se vio en 2007 cuando Steve Jobs presentó el primer iPhone, aquel icónico teléfono que revolucionó el mundo de las telecomunicaciones y al que Steve Ballmer, entonces CEO de Microsoft, sentenció como casi una estafa por su precio o su falta de teclado, y al que le presagió una insignificante cuota de mercado futuro. Este año, y producto de esa carrera que inicio Apple en 2007, Samsung se le adelantó a Huawei y presentó en febrero el primer teléfono inteligente de pantalla plegable en la historia. Y está bien, usar la palabra “historia” se lee grandilocuente, pero al día de hoy y a pesar de los errores y lo perfectible que puede llegar a ser el Samsung Galaxy Fold (tal es el nombre elegido), es el único móvil desde aquel iPhone inicial, que presenta una innovación realmente sorprendente.

 

Ahora bien, sacando su pantalla plegable QXGA+ AMOLED de 7,3 pulgadas, las especificaciones internas del Galaxy Fold son bastante normales para un teléfono de gama alta (Snapdragon 855, 12GB de RAM, 512 GB de almacenamiento, Android 9 Pie, Triple cámara trasera y dos cámaras frontales y doble batería de 4.380 mAh) pero su precio (1.980 dólares) suena bastante descabellado. Aunque presumo que tiene que ver con su pantalla, o sus pantallas más bien (la pantalla frontal es una Super AMOLED HD+ de 4.6 pulgadas), aún así y con el antecedente de Ballmer, pocos se atreverían a cuestionar los dólares necesarios para hacerse con este último chiche del mercado.

Imagen: PCMag.com

En un video que compartió el blog especializado Gizmodo, se puede observar a varios usuarios estadounidenses preguntarse quién necesita este aparato. Una apreciación muy parecida a la del ex CEO de Microsoft. Que a la vez son cuestionamientos similares a los que sufrió el primer iPad, que al día de hoy y en verdad todavía tampoco sabemos específicamente para qué sirve fuera del entretenimiento, pero que gracias a la Surface de Microsoft empieza a apuntalarle a nuevos intereses o necesidades, a partir de la conversión en un 2×1 que compite directamente con el segmento de Laptops.

Por último, a pesar de que Samsung ha confirmado que va a retrasar el lanzamiento del Galaxy Fold hasta nuevo aviso dado algunas fallas que aparecieron en unidades enviadas a periodistas estadounidenses, teniendo en cuenta que el primer iPhone tenía funciones muy limitadas y una escasa capacidad de almacenamiento, el futuro de este teléfono y su aceptación masiva es aún y será por un tiempo una incógnita.

Por Bruno Iriarte

Imagen destacada: eloutput.com