Observador Urbano

El Foro Económico Mundial en su 49° edición

El Foro de Davos – organización de carácter colaborativo público – privado, que reúne a los principales mandatarios de organizaciones internacionales, dirigentes de varios países, líderes de empresas y personas de reputado prestigio a nivel mundial para analizar los principales retos y oportunidades que ofrece el panorama internacional, así como las principales tendencias geopolíticas, económicas y sociales a nivel global – se celebró desde el 22 al 25 de enero, bajo el lema “Globalización 4.0: formando una arquitectura global en la era de la Cuarta Revolución Industrial”.

En palabras de su fundador Klaus Schwab: “La globalización 4.0 apenas ha comenzado; pero, ya estamos muy poco preparados para ella. Aferrarse a una mentalidad obsoleta y llevar a cabo pequeños ajustes a nuestros procesos e instituciones existentes, no será para nada suficiente”.

La reunión anual se desarrolló en base a cinco principios de trabajo: diálogo; el propio concepto de globalización como algo responsable y receptivo a las preocupaciones regionales y nacionales; cooperación internacional mejorada ante la falta de cooperación multilateral, el abordaje delos mayores desafíos globales, con el esfuerzo de empresas, gobiernos y sociedad civil, y, por último, la consideración de que el crecimiento global debe ser inclusivo y sostenible.

El objetivo del Foro es construir un mundo mejor, mediante la participación de aquellas personas que tienen gran influencia y poder en sus respectivas áreas de desempeño profesional, definiendo retos, aportando soluciones y medidas, siempre con la mirada puesta en los ciudadanos. De este modo, el WEF no sólo se reúne en Davos (siglas en inglés) sino que también organiza asambleas regionales (África, Europa, Eurasia, Asia – Pacífico, Oriente Medio y Norte de África, y América Latina).

Un claro ejemplo de ideas que se han materializado gracias al Foro, fue la creación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (NAFTA), que se propuso por primera vez en una reunión informal en Davos.

Foto: Bloomberg

Argentina en Davos

Quienes representaron a nuestro país en Suiza, fueron el Ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne y, el Presidente del Banco Central, Guido Sandleris, quienes obtuvieron por parte del FMI, el visto bueno. Por un lado, el Director del Departamento del FMI para el Hemisferio Occidental, Alejandro Werner, destacó en su diagnóstico para América Latina y el Caribe que: “el plan de estabilización del gobierno, basado en políticas monetarias y fiscales revisadas y fortalecidas, ayudó a atenuar las turbulencias financieras y estabilizar el tipo de cambio”.

Por otro lado, en una conferencia de prensa destacó que “donde vemos el efecto de la incertidumbre política sobre las perspectivas de la economía argentina es básicamente en la medida que los inversionistas tienen que ver qué pasará a largo plazo”.

Por su parte, Christine Lagarde “ponderó los avances que se llevaron adelante para estabilizar la economía del país, fomentando el crecimiento a mediano plazo a través de medidas estructurales que, por ejemplo, estabilizaron el dólar tras la devaluación del año pasado”.

De este modo, el paso de la Argentina por el Foro de Davos, no obtuvo el apoyo rotundo como en años anteriores, ya que los inversores, a pesar de mantener una buena imagen del gobierno actual, todavía esperan grandes reformas a nivel laboral y fiscal que les permita a éstos, vislumbrar un panorama más estable a la hora de concretar inversiones en nuestro país.

Agustina Martínez

Fuente principal: https://www.bbva.com/es/foro-economico-davos/

Foto destacada: Cronista