Observador Urbano

El Banco Interamericano de Desarrollo: su rol frente a la Pandemia del Coronavirus

El Banco Interamericano de Desarrollo (BID), cuyo actual presidente es el colombiano Luis Alberto Moreno (con formación en Administración de Empresas y Economía), es una organización financiera de carácter internacional, creada en el año 1959, cuyo principal propósito es lograr el desarrollo, de una manera sostenible y respetuosa con el clima, en la región de América Latina y el Caribe, en donde hoy en día se constituye como la principal fuente de financiamiento. Para ello, ofrecen diferentes fuentes de ayuda, que abarcan desde préstamos, donaciones, asistencia técnica, hasta investigaciones.

Desde su creación a la fecha, se han incorporado países de diversas regiones, denominados “países miembros no regionales”. Así, actualmente el BID está constituido por 48 estados, de los cuales 26 de ellos, configuran como “miembros prestatarios”. Esto último implica para dichos países, que juntos reciben algo más del 50% del poder de voto en el directorio, como también el 35% del volumen de todos los préstamos anuales del Banco.

Por otro lado, los países miembros no prestatarios son 22, esto implica que éstos pueden brindar apoyo financiero en forma de capital integrado, como también respecto a las suscripciones de capital, teniendo la representación de voto en la Asamblea de Gobernadores del Banco y el Directorio Ejecutivo, todo ello en base a tales suscripciones.

Así, volviendo sobre el aspecto financiero, nos encontramos con el Grupo BID, constituido por el propio BID, cuya principal labor y colaboración se da en el marco de los estados/gobiernos, el BID Invest, cuya colaboración está orientada al sector privado de la región y, el BID Lab, el cual orienta su financiamiento hacia la innovación para lograr impulsar un crecimiento más inclusivo.

“Los préstamos del Banco y sus donaciones a los países miembros se financian a partir de cuatro fuentes: suscripciones y contribuciones de los países miembros, empréstitos de los mercados financieros y capital acumulado desde los inicios del Banco, y cofinanciamiento conjunto. Estos recursos están disponibles a los prestatarios a través del Capital Ordinario (CO), el Fondo para Operaciones Especiales (FOE), el Fondo de Donaciones del BID, la Facilidad de Financiamiento Intermedio, y varios Fondos en Administración, establecidos por países individuales o grupos de países”.

Ahora bien, en el marco de la pandemia por Covid-19 el rol del BID, ha sido determinante y, sobre todo para la Argentina.

Primeramente, se destaca que, desde principios de abril, el Banco ha dado a conocer su estrategia para hacer frente a la crisis que atraviesa la región de América Latina y el Caribe, en donde delimitó su ayuda en cuatro áreas específicas, a saber: la salud pública, poblaciones vulnerables, productividad económica y empleo y, políticas fiscales.

A la fecha, la Argentina ha logrado obtener por parte de diferentes organismos multilaterales de crédito – Banco Interamericano de Desarrollo, Banco de Desarrollo de América Latina y, Banco Mundial – financiamiento por 4.700 millones de dólares.

Sólo por parte del BID, la Argentina recibirá un total de 1.800 millones de dólares, en donde los fondos se destinarán a diversos sectores que han sido fuertemente golpeados, entre los que se destaca el caso de las Micro, Pequeñas y Medianas Empresas, quienes recibirán el monto aproximado de USD 300 millones.

“Se estima que al menos 30.000 pymes serán beneficiarias del programa, incluyendo 6.000 pymes definidas como de mujeres o lideradas por mujeres, priorizando las industrias vinculadas con la cadena automotriz, maquinaria y equipos, e indumentaria y calzado, por su grado de vulnerabilidad frente a la pandemia”.

Por último, cabe destacar que la Argentina – en el marco de las próximas elecciones para la presidencia del organismo – ha lanzado a Gustavo Béliz, quien actualmente se desempeña como Secretario de Asuntos Estratégicos de la Presidencia, como candidato para presidir el BID.

Varios países de la región de América Latina han postulado a sus candidatos, sin embargo, la polémica al respecto, se generó por la propuesta del presidente Donald Trump (primera vez que, por parte de EE. UU. se lanza a un candidato desde la creación del organismo), la cual no ha sido bien recibida por numerosos países de la región en virtud de que, por tradición, el organismo en toda su historia ha sido presidido por un representante de la región.

El candidato norteamericano es el actual asesor de la Casa Blanca para Asuntos de Seguridad en el Hemisferio: Mauricio Claver–Carone. Del mismo modo en que ciertos países se manifestaron en contra de esta decisión, hay otros que han mostrado su apoyo a tal designación.

En definitiva, todo quedará en manos del procedimiento interno del BID, contenido en el “Reglamento para la elección del presidente o la presidenta del Banco”.

Por María Agustina Martínez                                                                25/07/2020

Fuentes: www.iadb.org – www.ambito.com

Imagen destacada: www.iadb.org