Observador Urbano

Director de la OMS, destaca que Wuhan, ofrece una esperanza al resto del mundo

Wuhan, el epicentro del brote de COVID-19 en China, ofrece una esperanza al resto del mundo.  «Incluso en la situación más severa de COVID-19 puede haber recuperación», dijo el director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus.

El jefe de la OMS señaló que Wuhan, la capital de la provincia central china de Hubei, no reportó ningún caso nuevo por primera ocasión desde que comenzó el brote epidémico y describió esto como un «éxito».

De acuerdo con la Comisión de Salud de la provincia de Hubei, el jueves no se informó sobre nuevas infecciones o casos sospechosos del nuevo coronavirus en Wuhan, segundo día consecutivo de cero casos reportados en el epicentro de la epidemia tras una batalla de meses contra el letal virus.

«La experiencia de ciudades y países que han repelido el virus da esperanza y valor al resto del mundo», dijo el jefe de la OMS en la conferencia de prensa cotidiana.

El director ejecutivo del Programa de Emergencias de Salud de la OMS, Michael Ryan, dijo que es un mensaje de esperanza procedente de China en el sentido de que el coronavirus puede ser suprimido; que las cadenas de transmisión pueden romperse a través de un enorme esfuerzo de toda la sociedad, coordinación, solidaridad, compromiso y cadenas de suministro viables, así como con la participación de comunidades activas y de valientes trabajadores de la salud.

«Ese es un mensaje de esperanza para muchos otros países de todo el mundo que en este momento tienen un número muy reducido de casos», dijo Ryan.

El jefe de la OMS dijo que COVID-19 parece alcanzar un nuevo y trágico hito cada día, pues a nivel global se han reportado más de 210.000 casos, incluyendo más de 9.000 fallecimientos.

«Toda pérdida de vida es una tragedia», dijo, y describió esto como una «motivación» para redoblar esfuerzos y hacer todo lo posible para detener la transmisión del virus y salvar vidas.

El jefe de la OMS advirtió a los más jóvenes en particular que no están a salvo de la pandemia.

«La información procedente de muchos países muestra claramente que las personas de menos de 50 años representan una proporción significativa de pacientes que requieren hospitalización», señaló.

También enfatizó la solidaridad entre países, así como entre grupos de edad, como la clave para derrotar el COVID-19.

Por Observador Urbano

Fuente: www.spanish.xinhuanet.com

Imagen destacada: www.afp.com