Observador Urbano

Cronología del virus de origen chino, que preocupa al mundo

31 de diciembre de 2019: el brote se hace público

El gobierno chino, junto a la Organización Mundial de la Salud, da a conocer la existencia en el país de una misteriosa enfermedad respiratoria, surgida en la ciudad de Wuhan, muy probablemente en un mercado de mariscos en el que se vendían animales vivos. De momento se han detectado 27 casos, algunos de ellos críticos y otros próximos a recibir el alta médica.

9 de enero: el culpable sale a la luz

Tras unos primeros días de gran preocupación, por temor a que la enfermedad estuviese relacionada con el SARS, que tantas personas mató en China entre 2002 y 2003, los resultados de la secuenciación de las muestras extraídas de algunos de los enfermos concluyen que se trata también de un coronavirus, pero aparentemente mucho menos letal. Para entonces el número de enfermos ha ascendido hasta 59, todos ellos dentro de las fronteras chinas, pero ya hay algunos casos fuera de la ciudad de Wuhan.

11 de enero: primera víctima

La noticia que todo el mundo temía llega el 11 de enero, con el anuncio del fallecimiento de la primera víctima del coronavirus. Se trata de un hombre de 61 años, afectado por un cáncer y enfermedad hepática crónica.

13 de enero: primer caso fuera de China

Aunque había algunas personas en observación en varios países asiáticos, el primer caso confirmado de infección por el coronavirus se hace esperar hasta el 13 de enero, cuando el Ministerio de Salud Pública de Tailandia informa sobre una mujer china que se ha enfermado de neumonía después de regresar de un viaje en Wuhan.

17 de enero: empiezan los controles

Tras las noticias llegadas desde Tailandia, en Estados Unidos se toma la determinación de establecer controles de temperatura en tres de sus aeropuertos más grandes, incluido el de Nueva York, al que llegan vuelos directos desde Wuhan.

En días posteriores empezará a tomarse esta medida en los principales aeropuertos de Australia, Bangladesh, Nepal, Singapur, Rusia, Malasia, Vietnam, Japón, Tailandia, Corea del Sur y Taiwán.

20 de enero: el virus se transmite de humano a humano

Si bien en un inicio se pensaba que la transmisión solo podía darse de animales a humanos, el gobierno chino y la Organización Mundial de la Salud han anunciado la existencia de los primeros casos demostrados de contagio entre humanos. Además, varios trabajadores de los centros sanitarios en los que estaban ingresados los enfermos también han contraído la enfermedad. Dos días después, el viceministro de la Comisión Nacional de Salud, Li Bin, habla sobre la posibilidad de que el coronavirus mute y pueda propagarse todavía más fácilmente. Ya se conocen seis víctimas y el número de infectados supera los 300.

21 de enero: el virus sale de Asia

El primer caso fuera de Asia, concretamente en Estados Unidos, es un hombre de 30 años, residente en Seattle. Acudió él mismo a las autoridades, después de comenzar a sentir los síntomas a su vuelta de Wuhan y conocer la noticia del virus en televisión.

Por el momento está ingresado para su monitorización, pero se encuentra en buen estado y evoluciona favorablemente. Se conoce también un caso sospechoso en Australia, pero aún no se ha confirmado que se trate del coronavirus.

22 de enero: los infectados podrían ser mucho más

Dada la rapidez con la que se está propagando el virus por otros países, expertos del Imperial College de Londres lanzan un comunicado en el que se calcula que la cifra real de enfermos por el coronavirus podría ser mucho mayor, situándose por encima de los 1.700.

22 de enero: el gobierno cierra la ciudad de Wuhan

Al ser la ciudad en la que se encuentra el mayor número de enfermos y, además, en la que tuvo origen el virus, el gobierno chino ha tomado la determinación de cerrar las fronteras de Wuhan. La medida se hará oficial el día 23, a las 10 de la mañana. Desde ese momento, los 11 millones de habitantes de esta región no podrán atravesar sus fronteras, como tampoco podrán hacerlo quienes se encuentren en el exterior. Esta precaución se toma cuando se conocen ya 17 víctimas y más de 400 personas infectadas.

22 de enero: aparece el animal culpable

Aunque el coronavirus comenzó a extenderse desde un mercado de mariscos, no hay constancia de que pueda transmitirse desde animales marinos. Por eso, quedaba la opción de que fueran algunos de los animales vivos que se vendían también en algunos de sus puestos. Se ha apuntado a varios candidatos. Sin embargo, un estudio recién publicado señala con mayor probabilidad a que se trate de alguna de las especies de serpiente cuya carne se comercializaba para el cocinado de sopas.

23 de enero: se anuncia un caso sospechoso en México

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, ha dado a conocer que las autoridades sanitarias del país se encuentran estudiando el caso de un enfermo ingresado en el estado de Tamaulipas.

Se trata de un profesor universitario de origen chino, de 57 años, que viajó por Navidad a su país de procedencia, el pasado 25 de diciembre, para regresar a tierras mexicanas el 10 de enero, cuando el coronavirus ya había comenzado a expandirse por China.

23 de enero: otra ciudad cerrada

Tras hacerse oficial el cierre de Wuhan, el gobierno chino ha decidido tomar la misma medida en Huanggang y Ezhou, ambas también en la provincia de Hubei. En este caso son 8 millones de personas las que no podrán salir al exterior. En cuanto a los enfermos, las víctimas siguen siendo 17, pero ya hay más de 600 infectados.

23 de enero: El coronavirus podría haber llegado a Europa

El medio de noticias francés Le Figaro ha anunciado la existencia de un caso en observación; que, de confirmarse, se convertiría en el primero en suelo galo y también dentro de Europa.

Se trata de una mujer china que tras pasar unas vacaciones en Wuhan informó a su embajada que había comenzado a experimentar fiebre y tos, ambos síntomas característicos del coronavirus. A pesar de todo, logró volar hasta Francia, donde finalmente fue contactada para que acudiera de inmediato a los servicios sanitarios indicados. Una vez allí fue ingresada y aislada y se encuentra a la espera de resultados.

23 de enero: la OMS no declara la emergencia sanitaria

Tras reunirse el pasado miércoles para deliberar si califican el brote como emergencia sanitaria internacional, finalmente la Organización Mundial de la Salud ha tomado la decisión de no hacerlo, por considerar que, si bien la situación con el coronavirus es de suma urgencia en China, aún no lo es en el extranjero.

Esta es una clasificación que solo se ha utilizado par algunos de las grandes epidemias de la historia.

24 de enero: dos países se suman a la lista de infectados

Las autoridades de Vietnam y Singapur han anunciado la existencia de los primeros casos de coronavirus dentro de sus fronteras, concretamente dos enfermos en el primero y uno en el segundo.

24 de enero: siguen aumentando las víctimas y las ciudades cerradas

A horas de que comiencen las celebraciones del Año Nuevo Chino, son ya diez las ciudades en las que se han instaurado restricciones de viaje. Mientras tanto, el número de infectados ha crecido hasta 881 y las muertes hasta 26. Además, ha tenido lugar el primer fallecimiento fuera de la provincia en la que se inició el brote.

Claro está, que esta información se irá actualizando y habrá que estar atentos a como las medidas para combatirlo, resultan exitosas y eficientes. Un desafío que no sólo corresponde al gobierno Chino, aún cuando es el principal responsable.

Por Observador Urbano

Fuente: www.hipertextual.com

Imagen en nota: www.pixabay.com