Observador Urbano

Cimbronazo: Donald Trump pone en jaque a Huawei

Anteriormente, contábamos en el Observador Urbano que el Gobierno de Estados Unidos con Donald Trump a la cabeza, iba como sea tras los pasos de Huawei, sin embargo la noticia de esta semana descolocó a toda la prensa especializada, y sobre todo a los millones de usuarios de dispositivos de la empresa china en todo el mundo. Dado que el jueves 15 de mayo pasado, el gobierno de Trump decidió incluir oficialmente a Huawei en la lista negra del Departamento de Comercio de EE.UU., prohibiendo de esa forma la venta de cualquier producto de esa empresa (sean móviles o equipos de redes) en aquel país. Además, ninguna empresa estadounidense podrá hacer negocios con la compañía china sin la previa aprobación de gobierno, el que considera a Huawei como un riesgo para la seguridad nacional.

Sin embargo, estas acusaciones no son nuevas, ya que desde el año 2003, cuando Cisco la acusó de infringir patentes y copiar parte de su código, Huawei ha venido enfrentando serias acusaciones en el mundo de las telecomunicaciones. Aquel primer caso se cerró cuando ambas compañías llegaron a un acuerdo confidencial que dejó conforme a las partes. En tanto en 2011, Huawei fue noticia otra vez cuando el gobierno de Barack Obama, la consideró una amenaza para la seguridad nacional en EE.UU., acusaciones que se cayeron en el tiempo. De todas formas tras un periodo de calma, en 2016 ya con Donald Trump como presidente, las acusaciones de dumping (vender productos por debajo del precio de mercado para quebrar a la competencia) se hicieron incesantes, y en 2018 tanto Verizon como AT&T (las compañías de telecomunicaciones más grandes de EE.UU.) retiraron de su catálogo los productos de la compañía china debido a la presión por parte de la administración Trump, que además recomendó no utilizar los móviles Huawei por posibles espionajes.

No obstante con la decisión de hace unos días, Huawei se ve puesta en jaque debido a que sus usuarios perderán el acceso a las actualizaciones oficiales de Android y  no podrán usar aplicaciones y servicios oficiales de Google, como la Play Store, Google Maps y Gmail. Lo que derivará en que pierdan el acceso oficial a aplicaciones esenciales como WhatsApp, Instagram y Facebook. Para paliar esta deficiencia, la compañía china tendrá que valerse del acceso a AOSP, es decir la versión básica de Android, para posibilitar que desde allí, sus usuarios accedan a lo que será una limitada tienda de aplicaciones propias, la Huawei App Gallery, que no contará con las apps de ninguna compañía estadounidense.

Además, y sumando malas noticias para Huawei y sus usuarios, Microsoft también ha eliminado a las computadoras portátiles de Huawei de su tienda online, aunque aún no se sabe si Windows continuará dando soporte a los equipos que ya están en el mercado. En tanto ARM, parte esencial en los procesadores de casi todos sus smartphones (y de todas las compañías de celulares), dejará de dar soporte a Huawei suspendiendo todos sus compromisos con la compañía china. Por último, y para cerrar las malas por hoy, la SD Association, responsable de la tecnología de las tarjetas SD y micro SD, también abandonará el soporte para los dispositivos Huawei.

Ante este panorama, las preguntas son demasiadas y la incertidumbre es gigantesca, no solo para la compañía china sino también para el resto de la empresas de telecomunicaciones de aquel país, y también para las empresas estadounidenses (Apple, por ejemplo) que temen represalias del gobierno chino que podría expulsarlas de ese país, complicando la fabricación de todos sus dispositivos.

Por supuesto desde Observador Urbano continuaremos de cerca con este tema.

Por Bruno Iriarte

Con información de Gizmodo.es

Imagen destacada: www.biobiochile.com

Imagen en nota: www.pixabay.com