Observador Urbano

Avanzan las primarias Demócratas en EEUU, en medio de la crisis del Coronavirus

Las elecciones primarias demócratas están en el centro de atención de todos los medios, codo a codo con la expansión del coronavirus. Esta campaña electoral es muy ecléctica, según los sondeos, se observan un fiel electorado afroamericano, votantes de edad avanzada y residentes de los suburbios blancos y las zonas rurales. 

Una de las últimas noticias de las primarias demócratas, es que Bernie Sanders, el Senador de Vermont seguirá en carrera, pese a los malos resultados en las urnas de la última semana. Así lo confirmó este miércoles, cuando el político izquierdista admitió la mala elección y culpó al temor de los votantes, de que supuestamente un político más moderado como Joe Biden tendría más chances de derrotar a Donald Trump, en las elecciones presidenciales. En sus propias palabras: 

“Hemos ganado el debate ideológico, pero estamos perdiendo el de la elegibilidad”

Este martes, Biden se llevó una rotunda victoria al quedar como vencedor en al menos cuatro de los seis Estados que se disputaban: ganó en Misuri, Misisipi, Idaho y también en Michigan. Éste último Estado tiene una poderosa carga simbólica, ya que allí Sanders había derrotado a Hillary Clinton en las primarias de hace cuatro años, y donde en las presidenciales de 2016, Donald Trump se impuso por un margen muy ajustado de apenas 10.000 votos. 

Cabe recordar el Supermartes del 3 de marzo, cuando el ex vicepresidente se quedó con 10 de los 14 territorios en juego, algunos tan significativos como Texas y Virginia, dejando en un segundo lugar a Sanders. 

De esta manera, Biden, es hoy el candidato favorito a enfrentarse a Donald Trump en las presidenciales de noviembre, y desde Filadelfia exclamaba:

«Quiero agradecer a Bernie Sanders y a sus seguidores por su energía inagotable y su pasión. Compartiremos un objetivo común y juntos derrotaremos a Donald Trump. Sabemos pelear, pero ahora debemos mostrar que sabemos también curar”. 

Sin embargo, en los últimos días Biden quedó en medio de una controversia, al insultar a un trabajador de una fábrica del Estado de Michigan después de que este le acusara de querer eliminar la Segunda Enmienda de la Constitución, que reconoce el derecho a poseer armas de fuego. El obrero de una planta automotriz de la ciudad de Detroit le reprochó a Biden haber visto un vídeo viral en el que él afirmaba estar en contra de la tenencia de armas, lo que fue rápidamente negado por el candidato: aseguró apoyar ese artículo de la Constitución y sostuvo que él y sus hijos tenían armas: “no te quitaré las tuyas de ninguna manera”

 Por su parte, Sanders ganó en Dakota del Norte, pero admitió que: “no fue una buena noche desde el punto de vista de los delegados”. El objetivo de los precandidatos demócratas a la presidencia se reduce a un número clave: 1.991 delegados. Esta es la cifra de apoyo a la que tienen que llegar en la Convención Nacional Demócrata para conseguir la nominación con la cual se enfrentará a Trump en las elecciones de noviembre. A la fecha, Biden lleva 890 y Sanders, 736.

Los próximos estados que votarán son: Arizona, Florida, Illinois y Ohio, en los cuales Biden figura como favorito, especialmente en Estados tan importantes como Illinois (155 delegados) y Florida (219 delegados).

No se puede dejar de mencionar la contra campaña de Donald Trump, quien tildaba a Bernie Sanders, de “loco” y “socialista” y ahora gira su atención hacia Joe Biden, descreditándolo por su edad y por su hijo Hunter por lo ocurrido en Ucrania,  Trump busca una total operación de descrédito que cale entre los votantes (utilizada contra Hillary Clinton en 2016, cuando se puso en duda su salud física) y hoy cuestiona a Biden, de 77 años, hasta el punto de declarar que, de ser elegido, acabará por gobernar desde un asilo de ancianos.

pastedGraphic_1.png

Este domingo ambos candidatos se enfrentaron en un debate -a puerta cerrada, debido al brote del Coronavirus-, en el que Sanders se presentó mucho más firme en algunas de sus posiciones consideradas de izquierda. Fundamental, ha sido la toma de posición de ambos, sobre las políticas sanidad pública. Biden, claramente sigue firme en su posición de moderado, más allá de las acusaciones de Sanders, sobre la complicidad de su competidor, en apoyo de políticas negativas para los sectores más pobres del pueblo estadounidense.

No cabe duda que el electorado joven apoya masivamente a Sanders, aunque los datos de participación de ese colectivo son más bajos de lo que esperaba el equipo del candidato izquierdista, y es lo que hoy lo pone en la cuerda floja frente a Biden que avanza con paso firme. Así el ex vicepresidente de Obama y representante del ala moderada del partido, consolida su liderazgo para disputar la presidencia de los Estados Unidos contra Donald Trump en las elecciones de noviembre.

Por Sabrina Montalbetti

Fuentes: www.elpais/internacional – www.bbc.com/mundo

Imágenes destacada: www.lavanguardia.com

Imagen en nota: www.perfil.com – www.elpais.com

Autor

Sabrina Montalbetti

Licenciada en Relaciones Internacionales. Técnica en Ceremonial y Protocolo. Me apasionan los idiomas y viajar.