Observador Urbano

Aunque no nos parezca, Facebook, es cada vez más fuerte

Tengo amigos que a diario, e incluso desde el propio muro de Facebook, sentencian la muerte de la red social creada por Mark Zuckerberg en febrero de 2004. Sin embargo, según un informe a cargo de We Are Socialy Hootsuite, 2.271 millones de personas son, en 2019, usuarios activos de la más grande de las redes sociales. Un numero 5% mayor con respecto a 2018, año en donde Facebook contaba con 2.167 millones de usuarios. Por supuesto que estos números son de asombro, más aun si se tiene en cuenta que China mantiene la prohibición sobre su uso; por lo que el gran mercado asiático está cerrado para el gigante californiano.

Sin embargo, no todas son buenas noticias para la compañía de Mark Zuckerberg. Esta semana, el diario The New York Times accedió a documentos internos de Facebook que revelan que la compañía compartió datos privados de usuarios con 150 empresas (entre las que se cuentan Netflix o Spotify), que le permitieron aumentar su número de usuarios a cambio de posibilitar el acceso a mensajes privados de las propias personas registradas en Facebook. Este escándalo, que se suma al de Cambridge Analytica, de hace poco más de un año, no menoscabó el peso de la compañía a nivel global, ya que aún continua mirando desde lejos a YouTube, que cuenta con 1.900 millones de usuarios.

Anteriormente a que se revelara el uso discrecional de datos de sus usuarios, desde la compañía iniciaron una política de compra de otras plataformas, que le permitieron un crecimiento sostenido a lo largo de los años sin importar la irrupción de nuevas tendencias. Así, en 2012, Zuckerberg decidió la compra de Instagram y en el 2014 la adquisición de WhatsApp, que si bien ambas le redituarían económicamente desde las inversiones; supusieron una gran jugada a futuro, asegurándose una mayor cantidad de datos de usuarios, que son de extrema utilidad para los siguientes pasos que ya planifica Facebook. Para este punto, es necesario tener en cuenta que según el mismo informe de We Are Social y HootsuiteWhatsApp cuenta con 1.500 millones de usuarios e Instagram otros 1.000 millones para 2019. A lo que deben sumarse los 1.300 millones de usuarios de Facebook Messenger  (muy fuerte sobre todo en EE.UU. y Australia).

Imagen: Pexels

En este panorama y alertados desde Facebook, por una posible disminución en la cantidad de usuarios activos, dados los escándalos mencionados; según de The New York Times, la compañía busca fusionar todas sus aplicaciones en los próximos años, creando una especie de Frankensteino de Gran Hermano, según como se lo mire. A pesar de las especulaciones que puedan surgir, el diario detalla, que de todas formas, los tres servicios continuarían siendo aplicaciones separadas, pero su infraestructura sería idéntica, al igual que el diseño con el cual se nos presentaría a los usuarios.

Dicha fusión le permitiría a Facebook crear un único perfil de usuario en las 3 aplicaciones para orientar mejor los anuncios que reciba cada uno, además de lograr una encriptación de mensajes que eviten filtraciones en Facebook e Instagram (WhatsApp ya cuenta con esta función en sus conversaciones). No obstante, esta situación no haría más que graficar explícitamente ante los usuarios que, aunque te salgas de Facebook, si continuas con Instagram o WhatsApp, la compañía aun cuenta con el control de gran parte de lo que haces cuando usas dichas redes sociales. Ya sea para venderte anuncios específicos mediante el rastreo de tus conversaciones, ubicaciones y gustos personales, o bien para compartirlo con otras empresas como se ha revelado esta semana.

Por Bruno Iriarte

Imagen destacada: Pexels.com